El Claro Colsanitas, la cuna de grandes estrellas del tenis

El Claro Colsanitas, la cuna de grandes estrellas del tenis

Abril 16, 2017 - 05:04 p.m. Por:
Colprensa - El País
Francesca Schiavone

Francesca Schiavone, tenista italiana.

Colprensa / El País

La actual número uno del mundo y ganadora de dos Grand Slam, Angelique Kerber, disputó el Claro Open Colsanitas WTA. Como ella, otras tenistas que luego llegaron a la élite mundial: Simona Halep, Carla Suárez, Mónica Puig, Caroline García, Flavia Pennetta, Jelena Dokic y Alize Cornet, pasaron por Bogotá para luego crecer vertiginosamente.

En la temporada 2010 y aunque no logró llevarse el máximo botín, Kerber registró una destacada actuación al llegar a la final, en la que perdió contra Mariana Duque, mientras que Flavia Pennetta, campeona del US Open en 2015, diez años atrás de su máximo logro (2005) se llevó el torneo bogotano para su país.

Otras jugadoras de renombre que han estado disputando el Claro Open Colsanitas fueron Simona Halep, ex número dos del mundo; Jelena Jankovic, ex número uno del mundo; Carla Suárez Navarro, quien tras pasar por Bogotá llegó al top10, así como la italiana Roberta Vinci, finalista del US Open, y la puertorriqueña Mónica Puig, medallista de oro en los Juegos Olímpicos de Río-2016.

Y los nombres siguen, porque Elina Svitolina, quien acumula uno de los mejores registros de la temporada, también estuvo hace unos años en la capital colombiana y un caso particular es el de la actual número uno del mundo en la modalidad de dobles, Bethanie Mattek-Sands, quien participó en el 2007.

Este tipo de torneos, aunque no son hechos para jugadoras jóvenes, porque son del circuito profesional WTA, aquí vienen quienes ya pasaron de ser promesas a realidades, después de salir de la categoría juvenil; por ejemplo, si con 19 ó 20 años está entre las mejores 120 del mundo, es porque ya no es una promesa, es una realidad que necesita de estos torneos para usarlos de trampolín pensando en un top50”, explicó Jahn Fontalvo, director del torneo.

Repasando un poco más atrás, las argentinas Paola Suárez, ganadora en dos ocasiones: 1998 y 2001, y Gisella Dulko, finalista en el 2009, también pasaron como juveniles por éste torneo que ya cumple 25 años y luego estuvieron entre las mejores del mundo.

La única colombiana que logró tal camino fue la cucuteña Fabiola Zuluaga, quien llegó a ser 16 del mundo y es la tenista que más veces celebró en Bogotá, al conquistar los trofeos de 1999, 2002, 2003 y 2004, pues a Mariana Duque, campeona en 2010, no le alcanzó el tenis para caminar la misma senda.

Creo que esto pasa porque no todas las jugadoras tienen el mismo nivel tenístico, ni la misma capacidad mental y todas tienen un límite, pero sí puede ser que algo nos haga falta en el tenis colombianos para que no nos podamos mantener entre los 50 del mundo”, admitió Fontalvo.

Un caso particular se registra esta semana con la italiana Sara Errrani, quien en 2010 estuvo en Bogotá y dos años después perdió la final de Roland Garros contra Maria Sharapova, resultado que la llevó luego a ser número cinco del mundo. Tras siete años de su presencia en Bogotá, este año regresó a Colombia para jugar el Claro Colsanitas WTA.

El caso de Errani es el trabajo de uno como director de torneo, viajar a los grandes torneos del mundo para hablar con los agentes de las deportistas y con ellas mismas, para que uno se vuelva familiar en ellas y así decidan venir a Colombia, para que el torneo cada año crezca en nivel de figuras, como el caso de Errani, Schiavone, Arruabarrena, Larsson”, reveló Fontalvo.

El director del torneo también reconoció que “uno como director de torneo debe tener un buen ojo, por ejemplo, hace unos años trajimos a Elina Svitolina cuando era 20 del mundo y ahora es top10, eso mismo va a pasar con Kiki Bertens, la siembra uno de esta semana, que es 19 del mundo y con seguridad va a ser top10, por eso hay que sostener una buena relación con ellas”.

El torneo capitalino no sólo ha servido de plataforma para lanzar grandes estrellas, también ha recibido a figuras internacionales ya consagradas, como Jelena Jankovic, quien se llevó el título en 2013 y jugó la final en 2014, después de ser número uno del mundo.

También aparece en esa lista de celebridades que pasaron por la capital de la república, tenistas que a lo largo de sus carreras han ganado Grand Slam, como Francesca Schiavone, campeona de Roland Garros en 2010, quien jugó en 2013, 2015 y regresó este 2017 con tarjeta de invitación.

Y pensando en el futuro del tenis colombianos, este torneo ha tenido una particularidad, pues les dio oportunidad a tres juveniles colombianas que se proyectan como la nueva generación nacional. María Camila Osorio y Jessica Plazas jugaron la qualy y Emiliana Arango jugó en el cuadro principal.

Hemos creído que debemos darles confianza a las niñas pequeñas, yo sé que ellas van a ser muy buenas dentro de cinco años, hoy no tienen este nivel, pero ya muestran buenos argumentos, por ejemplo, la española Carla Suárez me pidió invitación para venir, pero decidimos dársela a Emiliana Arango”, aseguró Fontalvo. Del debut de Emiliana analizó: “Me gustó muchísimo, se le vio un progreso impresionante, tiene talla, buenos golpes y estoy seguro de que sus mejores resultados llegarán dentro de cinco años”.

Precisamente para Emiliana Arango haber jugado por segundo año consecutivo en el cuadro principal del Claro Colsanitas WTA “es un orgullo estar aquí, es una felicidad enfrentar a jugadoras dentro del top100 y empezar mi carrera profesional por acá, porque éste es el mejor camino, por eso estoy muy agradecida con el torneo, que me aporta lindas experiencias para seguir creciendo”.

Así mismo, para Jessica Plazas, quien fue invitada al cuadro clasificatorio, “fue muy emocionante estar en la cancha central, sabía que era un partido duro porque este nivel es mucho más alto, por eso entré algo nerviosa, pero fue muy chévere tener la oportunidad, porque me gustaría seguir el camino de jugadoras como Kerber, sería muy bueno poder lograr estas cosas”.

Con esta rica historia de estrellas, promesas y realidades mundiales, la edición 25 del Claro Colsanitas WTA de tenis se consolida como el torneo profesional de cualquier deporte que se cumple cada año en el país con más tradición y renombre, gracias a quienes han pasado, quien están y quienes seguramente regresarán, en agradecimiento por aquel inicio que las catapultó a la élite mundial.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad