“El 5-0 marcó mi carrera arbitral”: Ernesto Fillipi

Septiembre 05, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Juan Carlos Pamo | Reportero de Elpais.com.co
“El 5-0 marcó mi carrera arbitral”: Ernesto Fillipi

El uruguayo Ernesto Fillipi, pitando el histórico partido entre Argentina y Colombia en el Monumental.

Ernesto Filllipi, un árbitro de nacimiento italiano pero criado en tierras uruguayas, fue el juez central que pitó el 5-0. Su perspectiva.

Dos décadas después de la famosa y recordada goleada de la selección Colombia 5-0 sobre Argentina, en las eliminatorias previo al Mundial de Estados Unidos 94, la gente hace memoria y recuerda aquella generación de futbolistas colombianos que encabezados por el ‘Pibe’ Valderrama, ‘Tino’ Asprilla y Freddy Rincón escribieron una página dorada en la historia del balompié nacional.Lo que muy pocos recuerdan es quién era el hombre encargado de impartir justicia en aquella tarde noche del 5 de septiembre de 1993, en la cancha del estadio Monumental de River en Buenos Aires.Para Ernesto Filllipi, un árbitro de nacimiento italiano pero criado en tierras uruguayas el destino lo había colocado como testigo de excepción, de lo que fue una de las peores catástrofes futbolísticas de los argentinos.Su nombre no estaba inicialmente para ser el juez central del cotejo entre ‘gauchos’ y cafeteros, pero una dificultad a última hora del pito chileno Carlos Robles, quien había sido designado en primera instancia, llevó a que las autoridades de la Fifa lo seleccionarán para el duelo que cerraba la fase clasificatoria. “Recuerdo que me llegó una comunicación de Fifa donde me informaba que debía dirigir el partido en Buenos Aires. Lo asumí con mucha responsabilidad sabiendo lo que estaba en juego y sin duda fue un gran honor el haber participado allí”, mencionó Fillipi en diálogo exclusivo desde Montevideo con ElPaís.com.co.Se trataba de la última fecha de la fase clasificatoria de la Eliminatoria al Mundial, donde se enfrentaban por el Grupo A las selecciones de Argentina, Colombia, Paraguay y Perú. Los argentinos, en ese momento segundos del grupo, necesitaba ganar para no jugar el repechaje contra la selección de Australia. De no ganar la clasificación al Mundial, dependía del resultado del encuentro disputado en Lima entre Perú y Paraguay. Por su parte, Colombia al estar primera del grupo alcanzaría su clasificación directa al Mundial con el empate o la victoria. “Guardó muchos recuerdos de ese partido que arrojó un resultado inesperado y llamativo. Por los antecedentes con los que llegaban ambas selecciones se preveía un partido cerrado. Es lo lindo del fútbol, cuando rueda la pelota nadie sabe que historia se escribirá”, contó el exárbitro ‘charrúa’.Vestido para ese juego con el característico color negro que por años identificó a esos personajes que en la mayoría de casos terminan siendo odiados, Ernesto Fillipi, se satisface al indicar que su actuación en la cancha de River fue aceptable, a tal punto que la gente hoy recuerda ese partido por otras cosas menos por los árbitros. Sobre el desarrollo del compromiso y el comportamiento de los jugadores dentro del terreno de juego se ha especulado mucho. Cuenta los historiadores que el árbitro Fillipi tuvo la posibilidad de expulsar a Diego Simeone y que los jugadores colombianos intercedieron para que lo no hiciera y que de esa manera no se desmeritara el triunfo de los dirigidos por ‘Pacho’ Maturana.Al ser consultado sobre ese hecho particular, Ernesto considera que “dentro de un partido de fútbol se presentan muchos comentarios, muchas situaciones. Los árbitros estamos para que los compromisos se cumplan en la mayor normalidad posible. Lo que se dice dentro del terreno es algo que se queda allí, las demás cosas que se dicen, quedan en el imaginario popular”. Destaca el hoy director del Colegio de Árbitros de Uruguay, que dentro de las curiosidades del juego lo que más le llamó la atención, fue cuando un avión hizo un sobrevuelo muy cerca de una de las tribunas del estadio Monumental que incluso generó algo de intranquilidad dentro de los asistentes al partido.Tras vencer en este juego, Colombia alcanzó su tercera participación en un mundial de fútbol luego de jugar los mundiales de Chile, 1962, e Italia 1990.Las portadas de los diarios argentinos no ocultaron la tristeza por lo que había sido una de sus peores presentaciones. La revista “El Gráfico” tituló “Vergüenza” y se dieron hechos como la humillación pública a Sergio Goycochea y la vuelta de Maradona a la selección argentina.Considera Fillipi que sin duda ese partido en Buenos Aires marcó su carrera arbitral. “Si veinte años después los medios aún hablan de esa hazaña de Colombia, es un indicador que ese partido fue muy importante para el fútbol sudamericano y para mi fue algo especial”. Tras este resultado, Colombia llegó como una de las favoritas al Mundial de Estados Unidos en 1994, pero fue eliminada en la primera ronda. Desde el 0-5, Colombia no le ha podido ganar nuevamente a Argentina en condición de visitante.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad