Edwin Ávila después del oro en el Mundial de Ciclismo

Edwin Ávila después del oro en el Mundial de Ciclismo

Marzo 02, 2014 - 12:00 a.m. Por:
JULIÁN COLLAZOS SAAVEDRA- Reportero de El País

Después de haber conseguido el título mundial, el vallecaucano Edwin Ávila cuenta cómo fue su camino hacia el oro.

La alegría es tan grande, que aún no cabe en su corazón. El caleño Edwin Ávila consiguió por segunda vez el oro en la prueba por puntos en un Mundial de Ciclismo de Pista, pero en esta ocasión en la ciudad que lo vio nacer.En una vibrante carrera, Ávila mostró su grandeza el viernes en la noche en el velódromo Alcides Nieto Patiño. El público vibró y lo ovacionó hasta el cansancio. Un día inolvidable para el pedalista de 24 años.En entrevista con El País, Ávila cuenta qué sintió en ese momento, lo que significa para él Cali y el sabor de tener por segunda vez en su pecho la camiseta arcoíris de la UCI.Ya son dos oros en Mundiales, ¿qué siente en este momento?Se siente mucha emoción, creo que todos los ciclistas soñamos con este momento, y bueno, con el segundo título mundial es mucho más grande, es algo que te llena de mucha confianza y seguridad.¿Cómo se preparó para esta prueba?No la corría desde el 2011 y tomé la decisión con el cuerpo técnico de volver, me preparé muy duro, pero creo que Dios tuvo mucho que ver en esto. Esto es inexplicable.¿Soñó con ganar un Mundial en su país y, más, en la ciudad que lo vio nacer?Sí, ya había corrido en Cali la competencia, cuando estuve con la camiseta arcoíris en el 2011 y quedé tercero, y sabía que podía tener un buen desempeño ahora y creo que todo se dio.¿Qué recuerda de la prueba del viernes?De la carrera no tengo muchos recuerdos, es muy larga y se vive con mucha intensidad. Pero lo que tengo en la mente es ver a todo el mundo contento cuando ya gané, a la tribuna gritando; y, lo mejor, fue subir a mis padres a lo más alto del pódium, eso es inexplicable.¿Qué le dijeron sus rivales y qué le dijo usted al español en el pódium?Me felicitaron, me dijeron que había corrido muy bien. Al español le dije que había hecho una buena carrera, que estuvo muy cerca que quitarme el título.¿Qué lo motivó en la prueba para estar siempre en la parte de adelante?Saber que toda mi familia estaba en la tribuna. Ellos fueron los que me dieron las fuerzas para aguantar todo el recorrido y eso es lo que más feliz me tiene. Por ellos me levanto cada mañana a seguir entrenando por más orgullos.Con 24 años ya tiene dos campeonatos del mundo, ¿qué significa eso?Lo único que me genera es seguir con la cabeza tranquila para darle más triunfos a mi país. Es una responsabilidad, pero se siente bien y uno se motiva a seguir trabajando por Colombia, que es lo más grande que todos tenemos.¿Cómo mantener la regularidad en una prueba tan larga?Lo primero que hay que hacer es entrenar mucha ruta para tener mucha resistencia. Es una de las pruebas más duras del Mundial, sino la más dura, porque es muy larga y uno no tiene ayuda de nadie. Hay que estar muy concentrado porque no se sabe en qué momento hay ataques, a quién cuidar porque cualquiera puede ganar y eso la hace un poco estresante. Es de estar tranquilos y hacer su propia carrera y nunca dejar de escuchar la baranda.¿Qué le dijo el técnico antes de salir?Me dijo que estuviera muy tranquilo, que las primeras vueltas las midiera y, como uno no sabe cómo planificarla por la circunstancia de la carrera, me dijo que aguantara. La ventaja fue que se me dio la posibilidad de coger la vuelta antes de lo planificado y eso ayudó a que todo saliera mejor.Usted mide 167 centímetros y sus competidores le llevan mucho en estatura, ¿cómo manejar este tema en la pista?Se supone que los competidores bajitos tenemos que estar es en la montaña porque no tenemos las cualidades suficientes para estar en la pista. Sin embargo, Dios me llenó de muchas cualidades que he sabido explotar y hoy puedo disfrutar de ellas. Yo no tengo que preocuparme por protegerlos a ellos, porque siempre me están protegiendo a mí, ya que no tengo mucha posibilidad de embalar.¿Qué le dijo su mamá después de ese gran abrazo que todos los colombianos vieron?Que estaba muy feliz, muy agradecida con Dios. Sintió que Dios la había premiado con un hijo tan valiente y que estaba muy orgullosa.Minutos antes de la prueba usted estaba muy tranquilo en el banquillo, escuchando música, ¿qué pasaba por su mente?La verdad, nada. En ese momento nada pasa por tu cabeza, estaba confiado, tranquilo. Simplemente fui guiado por mi entrenador, si hacía una buena carrera era por obra de él y si no la hacía, igual lo iba a sentir; entonces, estaba muy tranquilo. Mi entrenador es mis ojos en la prueba.¿Cómo sintió al público de Cali en la prueba?Los sentí en todo momento, pero me motivó mucho cuando cogí la segunda vuelta de la competencia, ya que lo hice en solitario; en ese momento sentí que todos estaban ahí y estoy muy agradecido con Cali.Existe la posibilidad de que algunos corredores vayan a foguearse a Europa, ¿qué piensa de eso?Eso es muy bueno, permite que estemos todo el tiempo con nuestros verdaderos rivales y eso ayuda a que en las próximas competencias seamos más los que estemos peleando un oro.¿Qué lo inspira para correr?Dios, mi familia y mi país.¿Cómo está hoy físicamente?Estoy muy cansado, tengo dolor en las piernas por todo el trabajo, espero recuperarme y estar bien en la madison.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad