Con la Copa América Centenario a las puertas, EE.UU. empieza a respirar fútbol

Con la Copa América Centenario a las puertas, EE.UU. empieza a respirar fútbol

Junio 01, 2016 - 12:00 a.m. Por:
ElPaís.com.co

Para este evento, se espera la venta de entre 1,5 y 2 millones de entradas.

A pocas horas para el inicio de la Copa América Centenario, comienza a respirarse aires de fútbol en Estados Unidos y los organizadores lo tienen todo a punto para que el torneo de selecciones más antiguo del mundo sea el más grande en sus 100 años de historia.

El balón comenzará a rodar el 3 de junio en el Levis Stadium de Santa Clara, al norte de San Francisco (California), con el partido entre Estados Unidos y Colombia por el Grupo A.

Los partidos se jugarán en Boston, Chicago, Houston, Los Ángeles, Nueva York, Filadelfia, Orlando, Phoenix, Seattle y la ciudad californiana de Santa Clara, sede este año del Superbowl 50 de football americano.

Los 10 estadios sedes se declararon hace semanas listos para el evento, mientras los organizadores aseguran que toda la logística y la seguridad están aseguradas por personal experimentado en estas lides.

La selección de estas sedes se hizo atendiendo a la gran base de aficionados latinoamericanos en esas ciudades, y se espera que alrededor de dos millones de espectadores asistan a los 32 partidos del campeonato.

Desde ya se anuncia un récord de asistencia para el torneo; en la anterior edición de Chile 2015 hubo una concurrencia de 650.000 aficionados.  

La venta de entradas se ha comportado según las expectativas, pese al elevado precio de los boletos y la competencia de otros campeonatos profesionales como las Grandes Ligas de béisbol y la Final NBA entre el campeón Golden State Warriors y los Cleveland Cavaliers.

Funcionarios de la empresa Soccer United Marketing (SUM) revelaron que se proyecta la venta de entre 1,5 y 2 millones de entradas, poco más del triple de lo vendido en la pasada Copa América en Chile.  

"Esta Copa América Centenario 2016 será, como mínimo, dos veces el tamaño de la Copa América 2015, tanto por la asistencia en el estadio, el alcance global de la televisión y el conocimiento del mercado de Estados Unidos" , dijo Kathy Carter, presidenta de SUM, la mayor promotora de fútbol de Estados Unidos.

De acuerdo con el reporte más reciente de las tres principales empresas vendedoras de boletos para espectáculos en Estados Unidos, el partido de primera ronda en el Grupo D entre Argentina y Chile -una revancha de la final de la pasada Copa América-, es el que más demanda de entradas ha tenido, con todas las localidades agotadas en el Levy Stadium de Santa Clara.

La presencia del astro argentino Lionel Messi es uno de los atractivos de gran interés para los espectadores.  

Este será el mayor evento futbolístico en tierras del Tio Sam desde el Mundial-1994 y servirá de plataforma al fútbol estadounidense en su afán por llegar a ese escalón donde se ubican los grandes del mundo. Estados Unidos quiere dar una buena imagen en este torneo, en su objetivo -no declarado aún oficialmente- de optar por la Copa Mundial de 2026, luego de haber perdido en puja contra Qatar la de 2022.

La Federación de Fútbol de Estados Unidos (US Soccer en inglés) pretende mandar un mensaje claro a la nueva dirección de la FIFA: su capacidad para organizar un Mundial al contar con modernos estadios, excelente infraestructura tecnológica, hotelera y de comercialización.

Los 500 millones de dólares en ganancias que según Sunil Gulati, presidente de US Soccer, se espera reditúe esta Copa América, serán su principal baza para convencer a la FIFA.

Pero todavía no hay grandes fanfarrias en los medios de prensa en inglés, mientras en los pocos existentes en español, se habla más de la Eurocopa y los avatares de la selección de México, que como siempre, jugará de local en todos sus partidos de esta Copa.

Para Pedro Mauricio Muñoz, coordinador de la selección de Ecuador, esta aparente indiferencia es chocante, toda vez que una Copa América en los países del sur del continente se vive casi con la misma intensidad que un Mundial.  

"No se percibe nada, es diferente a cualquier país latinoamericano, pero sabemos que cuando sea el partido frente a Brasil habrá mucha gente, así como en el partido ante Haití. Los estadounidenses viven una cultura diferente respecto al soccer como le dicen acá" , indicó Muñoz 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad