América y Deportivo Cali perdieron el protagonismo

Septiembre 11, 2011 - 12:00 a.m. Por:
FRANCISCO HENAO BOLÍVAR / Reportero de El País
América y Deportivo Cali perdieron el protagonismo

El meridiano del fútbol ya no pasa por Cali. Los equipos de la 'Sultana del Valle' perdieron el rumbo, en la A y en la B.

El fútbol del Valle ya no pesa como antes. América y Cali perdieron el rumbo. En la B las cosas pintan mal. Y hace rato no sale un jugador de categoría.

Aquella famosa frase de hace unos años que decía: 'El meridiano del fútbol pasa por Cali', era respetada en el resto del país porque significaba el dominio de los equipos profesionales en el torneo y la consolidación de varias estrellas vallecaucanas en el balompié rentado.Mientras Deportivo Cali y América amenizaban la liga con su fútbol avasallante y jugaban con comodidad en cualquier estadio nacional, en estos dos equipos, y en otros del balompié nacional e internacional, se afianzaban jugadores de primerísimo nivel como Adolfo 'El Tren' Valencia, Freddy Rincón, Óscar Córdoba, Faustino Asprilla, Harold Lozano, Miguel Calero y Farid Mondragón, para citar solo siete de las estrellas nacidas en el Valle.Hoy, unos años después, la frase que marcaba ese dominio del fútbol vallecaucano parece habérsela llevado el viento por la situación que se viene presentando en los últimos años. Deportivo Cali y América cedieron su protagonismo en el torneo hace ya varias temporadas. El primero se dedicó a vender a sus promisorias figuras en lugar de fortalecer el plantel, en tanto que el segundo está más preocupado por sus líos internos y por el tema de la Lista Clinton.En la B el panorama es desolador porque Cortuluá, Pacífico y Dépor no pesan. Y ni hablar del semillero vallecaucano: hace años no aparecen jugadores que hagan diferencia. Cali y América se tienen que surtir del Cauca, Tumaco y de la costa Atlántica.¿Qué está pasando? ¿Por qué el fútbol del Valle pasó a un segundo plano a nivel nacional? ¿A qué se debe que Cali y América ya no meten miedo como antes? ¿Por qué se secaron las canteras en Buenaventura y otras regiones?“La realidad es que estamos pasando por un momento aciago que no nos permite estar en la élite. Hay que ser más exigentes en todo. Los procesos formativos se han descuidado y por eso va a demorar la salida de nuevas figuras”, dice Alberto Suárez, técnico vallecaucano. Para Diego Barragán, otro entrenador de la región, “todo pasa por la organización y por los objetivos de las instituciones; hay que tener metas claras, los equipos están sacando jugadores jóvenes, pero eso hay que combinarlo con otros más experimentados para que se puedan dar los resultados”.Deportivo Cali es uno de los equipos más cuestionados por su política de venta de jugadores, lo que ha minado a los verdes en sus intenciones de pelear título.“La parte económica ha sido un lastre; nos toca vender jugadores para equilibrar las finanzas y para cumplir con las exigencias de Coldeportes. El fútbol hoy en día no es rentable y por eso es muy difícil hacer inversiones en grandes jugadores”, asegura Fernando Marín, presidente del elenco 'verdiblanco'.“Todo cambia. Uno podría decir que esta situación se da por manejos administrativos, podría decir que se presentan otras cosas también; es un tema que hay que analizar muy bien”, expresó Paulo César Arango, volante del América. “Los culpables de que el fútbol vallecaucano esté en esta crisis somos nosotros los directivos porque muchas veces nos dejamos imponer cosas de los técnicos-empresarios. Lo otro, el por qué no salen jugadores se debe a que el futbolista vallecaucano le falta ser más profesional, no tiene compromiso con su profesión, está más preocupado del blackberry y de las zapatillas caras que del balón”, asegura Gustavo Moreno Arango, presidente del Dépor, equipo de la Primera B.POSIBLES SOLUCIONESFortalecer los equipos en lugar de desangrarlos; capacitar a los directivos, preparar mejor a los entrenadores de las canteras y mirar más la geografía vallecaucana en busca de talentos, son algunas de las soluciones que aparecen para enderezar el rumbo y recuperar el protagonismo. “Los dirigentes tienen que capacitarse también porque hoy en día cualquiera es directivo; los técnicos de las canteras también deben estudiar”, dice Néstor Otero, técnico vallecaucano hoy en el Huila.“Hay que ser más exigentes en el trabajo y más exigentes con los entrenadores, hay que tener buenos directores deportivos, hay que replantear muchas cosas en los clubes para estar de nuevo en la élite”, propone Alberto Suárez.La tarea está por hacerse nuevamente. De los directivos, de los técnicos y de los mismos equipos y jugadores depende que vuelva a sonar con fuerza aquella famosa frase que se hizo célebre hace unos años: 'El meridiano del fútbol pasa por Cali'. Por ahora es un bonito recuerdo. Nada más.EL CALI SIGUE BLANQUEADOLa última vez que los 'azucareros' salieron campeones fue en el 2005. De eso han pasado ya seis años sin dar de nuevo una vuelta olímpica en el torneo de la A.El equipo se ha ido debilitando en las últimas temporadas porque entró en una política de vender a sus jugadores más jóvenes, en lugar de mantenerlos para consolidar un proceso o conformar una nómina competitiva que le permita pelear arriba en la tabla o soñar con la posibilidad de un título.Los últimos canteranos transferidos al exterior, que alcanzaron a ilusionar a los seguidores verdiblancos, fueron Fabián Castillo, Luis Fernando Muriel, Michael Ortega y Andrés 'Manga' Escobar.Los directivos argumentan que la difícil situación económica los obliga a salir de las jóvenes promesas.Esa situación ha resentido enormemente la parte deportiva porque los resultados han sido nefastos; el primer semestre de este año el Deportivo Cali sólo llegó hasta cuartos de final de la Liga Postobón, y en los torneos anteriores ni siquiera le alcanzó para avanzar al grupo de los ocho.En el actual campeonato las cosas no pintan bien porque hay equipos mejores armados para llegar hasta las instancias más decisivas.AMÉRICA NO TIENE PAZLa cabeza del América está puesta desde hace años en cómo salir de la famosa Lista Clinton.Ese ha sido un lastre que ha influído también en la parte deportiva porque la nómina que hoy tienen los rojos es de las más modestas del país.No hay contrataciones importantes y el tema de los salarios atrasados es de nunca acabar en el cuadro 'escarlata'.En lo futbolístico, la última vez que América dio una vuelta olímpica sucedió en el 2008. Desde ese año han pasado ya varios campeonatos en los que el equipo no pelea cosas importantes.De hecho, los 'escarlatas' están más preocupados mirando hacia abajo porque el fantasma del descenso los acosa.Cuando el equipo no está en la zona roja, en la que se desciende de inmediato, sin escalas, logra avanzar por lo menos hasta la zona de promoción que le da chances de jugarse su permanencia en la A.De ahí hacia arriba prácticamente no se ha avanzado en los últimos años. El actual campeonato comenzó muy mal, con una nómina llena de veteranos que muy poco le pueden aportar, con una goleada en su propia casa a manos de Nacional y con el prematuro cambio de técnico, la salida de Álvaro Aponte y la llegada de un hombre (Wilson Piedrahíta) que el viernes dirigió por primera vez en el fútbol profesional.EN LA B NO HAY NADAEl Valle tiene tres equipos en la B (Cortuluá, Pacífico y Dépor), pero el presente económico y deportivo de estos elencos no da para soñar con un ascenso a la máxima categoría del fútbol colombiano.Más allá que Cortuluá disputó la final del primer semestre, por lo que se ha visto en este torneo y en los años anteriores, se trata de un equipo irregular que casi siempre está de mitad de tabla hacia abajo.El onceno del centro del Valle, como América, también arrastra el lastre de estar en la Lista Clinton.Del Pacífico FC tampoco hay esperanzas de cosas buenas. El equipo de Buenaventura no ha podido cuajar grandes campañas en el torneo de ascenso y se ha limitado a navegar también en la parte baja del tablero de posiciones por culpa de los malos resultados.Entre tanto el Dépor Aguablanca, que atraviesa muchísimos problemas económicos, se ha venido a menos en los últimos años. En la época de Jorge Bermúdez como técnico había una nómina mucho más experimentada, pero en los más recientes torneos el equipo ha decidido afrontar la liga con demasiados jugadores jóvenes.Los resultados están a la vista: el Dépor es el último de la B con apenas tres puntos de 18 disputados.NO SALEN NUEVAS FIGURASDiego Barragán, técnico vallecaucano, lo dijo bien clarito: “No han vuelto a salir grandes jugadores de la región porque Cali y América se olvidaron que Buenaventura, Cartago y Tuluá, entre otras ciudades, también son del Valle”.Lo cierto es que la región cuna de muchísimas figuras del fútbol nacional e internacional como Faustino Asprilla, Freddy Rincón, Adolfo 'El Tren' Valencia, Óscar Córdoba, Miguel Calero, Mario Yepes y Giovanni Hernández, entre otros, dejó de producir buenos productos.Las figuras que ha vendido el Deportivo Cali al exterior son jugadores llegados del Cauca o de la costa Atlántica, en tanto que en el América hay futbolistas vallecaucanos, pero más cerca del retiro.Los semilleros del Valle están descuidados por todos. Los empresarios pusieron sus ojos en Nariño y la costa, en tanto que el Cali centró su veeduría principal en Barranquilla y sus alrededores.El América abre sus puertas de las inferiores al que toque a ellas; y casi siempre son jugadores tumaqueños y de otros municipios de Nariño los que acuden a las canteras rojas.A esta situación se suma el hecho de que muchos semilleros en el Valle están en manos de entrenadores inexpertos, que dedican casi todo su tiempo y esfuerzo en uno o dos jugadores que a futuro se conviertan en su salvación económica.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad