Sigue huelga de piernas cruzadas de mujeres en Nariño

Julio 23, 2011 - 12:00 a.m. Por:

Protestan por lograr tener una carretera de 57 kilómetros digna para los pobladores del municipio de Barbacoas y comunidades aledañas. El Gobierno Nacional aún no les ha cumplido.

De piernas cruzadas continúan las mujeres del municipio de Barbacoas, Nariño, que desde hace más de un mes adelantan una huelga con el objetivo de presionar para que el Gobierno Nacional les pavimente una vía de 57 kilómetros que conduce de ese municipio a otras poblaciones como Tumaco.Rubi, una de las pobladoras que está al frente de la huelga explicó que la protesta consiste en presionar a los hombres de la comunidad negándoles tener relaciones sexuales con sus mujeres. Según ella, “porque fue el último recurso que tuvimos las mujeres de reclamar nuestros derechos porque ya en la comunidad lo han hecho de muchas formas y como los hombres son tan pasivos” .Los jueces nariñenses Maribel Silva y Diego Enríquez están apoyando esta huelga desde su inicio, pues las condiciones de vida de los habitantes de Barbacoas no son “dignas de un ser humano” . No hay agua potable, carreteras para llevar los enfermos, no hay médicos especialistas y no hay instituciones de educación superior.Para Rubi, una de las carreteras más problemáticas es la vía que conduce de Junín a Barbacoas, ambos municipios nariñenses, “estamos trabajando por la dignidad del pueblo, y porque se nos están violando los derechos principales como es una vía digna, no hay educación, no hay salud, no tenemos agua potable y el estado de las carreteras es terrible donde nuestros familiares se nos mueren porque no alcanzan a llegar ni a Tumaco” .Estas mujeres lamentan que la corrupción haya llevado a los pobladores a sufrir a esas lamentables precariedades. Ellas han recurrido a varias instancias del Gobierno pero nadie les cumple.Según Rubi, ya estuvieron en Pasto, lugar donde entregaron un derecho de petición a las autoridades de transporte y el ministro de Transporte, Germán Cardona, les prometió una pronta solución, “nos ha dicho que se inician en 8 días las obras porque los dineros ya están en una firma y este es el momento no se ha hecho nada”.Agregó que “hace mucho tiempo que la carretera está así y el Gobierno nos da paños de agua tibia y quedamos en la misma, queremos soluciones definitivas” .Son más de treinta mil habitantes que están en esa situación y según lo explican las mujeres, se suman a la petición los municipios aledaños como Roberto Payán.Con esta situación hoy los hombres no solo están afectados por las carreteras y los problemas de desarrollo de Barbacoas, sino que además consideran que es un castigo sexual, sin embargo han manifestado que están dispuestos a apoyar la causa de sus mujeres. Según ellos, hoy se dedican a otras actividades como trabajar, jugar fútbol, ir al río y bailar.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad