"Si el país quiere continuidad, ahí está Vargas Lleras": Iván Duque

"Si el país quiere continuidad, ahí está Vargas Lleras": Iván Duque

Enero 31, 2017 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Iván Duque, senador del Centro Democrático.

Con la lucha contra la corrupción y soluciones a la crisis económica del país. Así estructura la  columna vertebral de su programa de campaña el senador Iván Duque, quien recorre el país como precandidato presidencial del Centro Democrático.

Este fin de semana estuvo en el Valle del Cauca presentando sus propuestas, pero también escuchando a líderes sociales, políticos y juveniles. Dice que no será tolerante con el narcotráfico, las deserciones de las Farc y el incumplimiento a los acuerdos  de paz.

De este y otros temas, quien fuera elegido el mejor senador del 2015,  habló con El País.

En su recorrido como  precandidato presidencial del Centro Democrático ¿qué está proponiendo? 

Le estoy presentando a Colombia un programa concentrado en la recuperación de nuestra economía, en la lucha frontal contra la corrupción, el desarrollo de una actividad productiva que permita mejorar en lo social y hablarle  a los países que son trasformadores de cara a la modernidad que necesita Colombia.

¿Está de acuerdo con la recolección de firmas que está impulsando la senadora Claudia López para la consulta anticorrupción?

Yo creo que esto no es solo un asunto  de consultas y manifestaciones. Esas expresiones se respetan, pero lo que nosotros  le estamos presentando al país son propuestas concretas para enfrentar el fenómeno. Por eso he dicho ‘entrémosle al financiamiento de la política’ con sanciones penales para candidatos que se ‘vuelen’ los topes, incentivar las listas cerradas para fortalecer los partidos  y no las microempresas electorales, obviamente con financiamiento público, sanciones patrimoniales para las empresas que participen en corrupción; que nosotros pongamos controles a lo que llaman la mermelada y que es realmente la coptación del Poder Legislativo por parte  del Ejecutivo, intercambiando votos por favores presupuestales. Buscar más transparencia en la contratación directa para que no se abuse de ella. Pongamos límites a los carruseles únicos de proponentes... Esas son propuestas  en las que estamos trabajando. La corrupción  no tiene color político. No es de izquierda, no es de derecha. La corrupción desafortunadamente está en todas partes y debe unir a los colombianos para enfrentarla con contundencia.

Entonces, ¿cree que esa consulta de la Alianza Verde es más de tipo electorero?

No. Creo que todos los que quieran contribuir en la lucha contra la corrupción  pueden utilizar los mecanismos que consideren. Para ellos la consulta tiene un valor, yo lo que creo es que todos los esfuerzos son bienvenidos, pero yo me centro en propuestas concretas.

¿Qué tanto va a pesar para esta campaña la paz y su implementación?

Creo que tiene un peso importante porque lo que estamos viendo en  este momento son abusos de las Farc contra el pueblo colombiano. Por qué no han entregado a los niños, no han dicho cuántos recursos tienen y cuándo los van a entregar. No han dicho cuál es la totalidad del inventario de armas y cuándo las van a entregar. Ahora están hablando  de frentes disidentes cuando siempre hablaron de total control de su base guerrillera. Entonces, una mala  implementación de los acuerdos  va a tener implicaciones para el país.

¿En caso de llegar a ser presidente, cómo va a manejar esas situaciones?

 Lo que he dicho es que a partir del 7 de agosto de 2018, cuando se encuentren arsenales ocultos de las Farc o dineros escondidos, eso puede llevar a que los cabecillas pierdan los beneficios que les ofrece el acuerdo de paz que firmó el presidente Juan Manuel Santos.

Hemos dicho que restableceremos la lucha contra el narcotráfico, incluyendo las herramientas como la aspersión área.

La erradicación y la sustitución serán de carácter obligatorio y no  voluntarios, y al mismo tiempo les daremos  planes de sustitución de cultivos para los lugares donde haya mayor siembra de coca, pero siendo muy severos, no solo por la inseguridad que trae la coca a los territorios y el financiamiento que le permite al terrorismo, sino también por sus devastadores efectos sobre los ecosistemas.  No vamos a ser tolerantes.

¿Usted cree que esta vez sí cumplirá la guerrilla con la llegada a las zonas veredales y la entrega de niños?

Yo no sé si vayan o no a cumplir.  Ojalá  cumplan, pero no creo  en las Farc que siempre le han  tomado el pelo al país, se han burlado de la voluntad de paz de los colombianos. En estos momentos lo que hay que exigir es que esa concentración se dé sobre la base de que conozcamos el inventario de armas   y de todos los miembros de esa guerrilla, teniendo en cuenta archivos dactiloscópicos. Con los secuestrados que han sido denunciados como tal por sus familiares y que además han pedido con muchísimo dolor que les digan si han sido desaparecidos o dónde están. Sin esas cosas, el pueblo colombiano va a seguir perdiendo confianza en lo que está ocurriendo.

¿Está de acuerdo con suspender los debates relacionados con las iniciativas de paz como mecanismo de presión a la guerrilla y el Gobierno?

Sí, si no entregan los menores. Me parece que seguir avanzando en el ‘Fast-Track’, cuando las Farc están jugando con un gotero, no le da credibilidad a este proceso de paz. Lo mínimo es que esos menores que fueron reclutados —que es  un crimen internacional— sean entregados a sus familias.

¿Considera que le llegó el momento de ser el candidato presidencial del Centro Democrático, porque Carlos Holmes Trujillo y Óscar Iván Zuluaga ya tuvieron su oportunidad?

Yo estoy persiguiendo esta candidatura porque represento una nueva generación, que se ha formado, que tiene vocación de servicio, que quiere enfrentar las  viejas prácticas de la política y que quiere imponerle un ritmo de gerencia y  de respuesta a los ciudadanos desde la Presidencia de la República.

¿Pero siente que tiene fuerza dentro de la colectividad para ser escogido como el candidato oficial?

Yo me siento orgulloso de pertenecer al Centro Democrático, de trabajar al lado de Álvaro Uribe, del papel que se ha cumplido en el Senado con nuestras iniciativas, debates, planteamientos, y me siento orgulloso de perseguir  esta candidatura para darle una opción al Centro Democrático de llegar a la Presidencia y transformar al país. Entonces estamos en este camino, lleno de entusiasmo.

¿Qué piensa de la propuesta que ha sonado, sobre escoger un candidato único entre los movimientos que impulsaron el No en el Plebiscito por la Paz?

Primero tenemos que elegir al candidato del Centro Democrático, a través de un procedimiento transparente. Una vez eso se logre, entonces que el partido examine cuál va a ser su relación con los demás movimientos.

¿Cree que el vicepresidente Germán Vargas Lleras será su máximo rival en este camino por la Presidencia?

Uno debe tener siempre respeto por todos los contendedores en cualquier competencia. Yo creo que  le estamos presentando al país un verdadero cambio, no la continuidad del presidente Santos.

¿Entonces usted no se ve en una alianza con él, pese a que eso se ha rumorado en varios momentos en el Congreso de la República?

Él es un candidato que representa la continuidad...

¿Pese a que lo critiquen precisamente porque ha dejado solo al presidente Santos en temas fundamentales como el de la paz?

A los hombres hay que juzgarlos por sus acciones y ciertamente Vargas no solo ha  sido el vicepresidente de un gobierno que ha hecho todas estas reformas tributarias y no he escuchado, salvo escaramuzas, algún tipo de críticas. Pero el  partido de Vargas (Cambio Radical) ha votado todas las reformas tributarias del gobierno Santos, ha votado todos los temas relacionados con el proceso de paz. Y me parece que ese examen deben hacerlo los ciudadanos. Si quieren un candidato que represente la continuidad,  ahí lo tendrán con Vargas, nosotros representamos el verdadero cambio.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad