Santos y Zuluaga comenzaron la temporada de caza de alianzas

Santos y Zuluaga comenzaron la temporada de caza de alianzas

Mayo 27, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País, Bogotá
Santos y Zuluaga comenzaron la temporada de caza de alianzas

La candidata por el Polo a la Presidencia, Clara López, aseguró que el partido tomará una decisión con responsabilidad de cara a segunda vuelta.

Aspirantes para la segunda vuelta buscan contactos. Calara López, Marta Lucía Ramírez y Enrique Peñalosa ya estudian posibilidades.

Con los dos candidatos definidos para la segunda vuelta presidencial, comenzó la temporada de caza de las campañas de Juan Manuel Santos y Óscar Iván Zuluaga, a fin de sumar respaldos que les determinen el triunfo el próximo 15 de junio.Desde el lunes mismo comenzaron a moverse las estrategias. Por un lado, Zuluaga dijo que ya habló con su excontendora Marta Lucía Ramírez, y sostuvo que su deseo es que el conservatismo le acompañe para concretar nuevos proyectos programáticos para su Gobierno. De igual manera, volvió a tomar fuerza el eventual acuerdo al que habrían llegado hace un par de meses los expresidente Andrés Pastrana y Álvaro Uribe en cuanto a la segunda vuelta, que planteaba que el candidato perdedor de sus partidos acompañaría al ganador. Mientras tanto en la bancada azul ya comenzaron diálogos para tomar decisiones, de hecho los congresistas Efraín Cepeda, Carlos Barriga, entre otros, se reunieron en un almuerzo para empezar a definir qué postura tomar. Cepeda, quien hasta el domingo respaldaba la reelección, ya se inclina por el uribismo, Barriga, no.Entre tanto, en las toldas del Polo ya hubo reuniones, pero se acordó que solo hasta el jueves tomarán una decisión sobre su respaldo a Zuluaga o Santos.Jaime Dussán, gerente de la campaña de Clara López, afirmó que se están reuniendo con los distintos sectores del Polo para tener una posición. En este sentido, López sostuvo que la decisión será “compleja”. Dijo que “hablaremos de cara al país sobre el problema de fondo como el modelo económico. Tomaremos una decisión con responsabilidad”. Por su parte, en la campaña de Enrique Peñalosa, solo habrá humo blanco mañana. Según se dijo, en la reunión de la Dirección Nacional Ampliada, los miembros de la Alianza buscarán tomar una decisión, de la cual el director del colectivo Antonio Sanguino, aseguró que “para los que votamos verde por Peñalosa nos es muy difícil elegir entre la mermelada y la guerra”.Enrique Peñalosa, a su turno, aseguró no sentirse sorprendido tras el llamado de las dos campañas, “de lo que pueden estar seguros es de que no vamos a pedir puestos”. Los escenariosLuego de la jornada del domingo, los dos candidatos que quedaron en disputa buscan sellar alianzas que les permitan un triunfo contundente el 15 de junio. Y no es para menos, en manos de Ramírez, López y Peñalosa existen cerca de 5 millones de votos en juego que podrían inclinar la balanza entre los aspirantes.De acuerdo con analistas, se pueden hacer varias hipótesis de lo que puede suceder en materia de alianzas, pero todas tienen sus dificultades.Una primera hipótesis sería que Santos recibiera el apoyo de la Alianza Verde de Peñalosa y del Polo de Clara López.Para Rafael Nieto, los verdes tendrían una coincidencia con el Presidente candidato en materia del proceso de paz, pero “hay distancias en otros temas”.Dijo además que “con Peñalosa no hay una estructura partidista y es difícil establecer para dónde va ese voto”, además “muchos sectores de la Alianza Verde, incluido Peñalosa, están resentidos por el apoyo de Gustavo Petro a Santos”.Coincidió con esta apreciación el analista Ancízar Marroquín, quien agregó que “lo más seguro es que el electorado que votó por Peñalosa no le haga caso en la eventualidad que apoye la reelección”.Por el lado del Polo la situación se torna más complicada. Los analistas dicen que la coincidencia, otra vez, es el proceso de paz, pero son más los elementos que los distancian con Santos que los que los unen.Nieto explicó que “los votos de Clara no son todos del Polo y muchos de los votos de la candidata son precisamente por su coincidencia con la paz y su distancia con el uribismo”.Marroquín agregó que “si Clara se va al santismo no contará con todo el Polo, porque hay muchas resistencias” y agregó: “Quedarían sectores de los Progresistas y algunos amigos de la candidata, pero el resto no”.Esto se explicaría con la posición del senador Jorge Enrique Robledo, de la izquierda radical, quien recordó que en el 2010 “no nos unimos ni a la campaña de Antanas Mockus ni a la de Santos”.En la posibilidad que los conservadores se vayan con Santos, la conclusión de los dos analistas es concreta: Habrá reelección.Por el lado de Zuluaga la situación no es menos diferente. La mayor coincidencia que ven Nieto y Marroquín es que la campaña de Ramírez termine en las toldas uribistas, lo que determinaría un empate técnico con ventaja para el candidato del Centro Democrático.Sin embargo, Nieto advierte que el voto conservador es disciplinado y “es claro que las bases no son santistas” por lo cual esperan la ‘orden’ de la colectividad para ir a las urnas.Marroquín explicó que “en últimas serán los conservadores los que definan el Presidente”.Con respecto a Peñalosa, dijeron que existen muchas coincidencias entre el candidato y el uribismo, pero no creen que “los votos de opinión y de los jóvenes” puedan ser para Zuluaga.Otro elemento con los verdes es que tanto Peñalosa como su gente apoyan el proceso de paz, pero, como lo dijo Ángela Robledo, “no hay que olvidar que los verdes salieron de la Unidad Nacional”.Descartan cualquier posibilidad que el Polo llegue a esta campaña, porque la izquierda siempre ha estado al margen de todo lo que tenga que ver con el expresidente Álvaro Uribe.No todos los votos son endosablesSi bien en los cálculos políticos se hacen cuenta de cerca de 5 millones de votos, los analistas aterrizan estas posibilidades al argumentar que no todos los votos depositados por Marta Lucía Ramírez, Clara López y Enrique Peñalosa se pueden ‘endosar’ a otros candidatos.Rafael Nieto explicó que “es tremendamente que los jefes de los partidos puedan asegurar que quienes votaron por sus candidatos lo hagan ahora por Juan Manuel Santos o por Óscar Iván Zuluaga”.Sustentó lo anterior al indicar que “en definitiva no podrán influir, porque por lo menos en el conservatismo quedó demostrado que ellos apoyan a su candidato por encima de las pretensiones de los congresistas”.A su turno, el analista Ancizar Marroquín observó que en el caso de la izquierda “Clara López obtuvo una votación que es de ella y no del partido”, por lo que argumentó que “hay una fisura en ese Polo disciplinado que, obviamente, no está con Santos ni Zuluaga y no votarán por ellos”.Para el caso Peñalosa, Marroquín explicó que “los votos del candidato Verde fueron más de apoyos a su persona, un voto protesta y un segmento del voto joven, los cuales no le va a guardar lealtad a la hora de cualquier guiño que haga él”.Mientras tanto en el conservatismo, coincidieron en que los congresistas que están con la reelección están muy comprometidos con la ‘mermelada’ y, como quedó demostrado sobre todo en la votación de la costa Caribe, ellos no se están esforzando para que la gente apoye a un candidato en específico.Otras fuentes dicen que la presencia de los expresidentes César Gaviria y Andrés Pastrana no atraen mucho la atención del ciudadano, cosa diferente que se registra con Álvaro Uribe.Vea aquí el video: Segunda vuelta presidencial dividida entre la guerra y la paz

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad