¿Qué tanto suman los aspirantes a la Vicepresidencia de Colombia?

¿Qué tanto suman los aspirantes a la Vicepresidencia de Colombia?

Marzo 30, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Jessica Villamil Muñoz | Reportera de El País
¿Qué tanto suman los aspirantes a la Vicepresidencia de Colombia?

6 vicepresidentes escogidos por voto popular ha tenido Colombia desde que lo determinó la Constitución Política de 1991.

Analistas sostienen que, con excepción de Germán Vargas, los candidatos a la vicepresidencia no suman políticamente a sus fórmulas. Análisis.

La figura de la Vicepresidencia de la República luce como un accesorio. Así la han visto desde que fue creada. Lo dicen políticos, académicos, juristas. Y en esta carrera electoral parece que la imagen de ese cargo, que en esencia es el segundo más importante del país, no ha cambiado.Los aspirantes a ese puesto, en esta oportunidad y según analistas, son personas que sin duda tiene experiencia en algunos temas (educación, relaciones internacionales, paz) pero pasan inadvertidos para el común de la gente y no mueven un caudal importante de votos ni por simpatía ni por maquinaria política. El único, que en teoría se “salva” —según críticos— es Germán Vargas Lleras, la fórmula del candidato-presidente, Juan Manuel Santos. La opinión lo confirma. El exministro logró en la Gran Encuesta de Medios de marzo una favorabilidad del 45 %. Aunque perdió doce puntos porcentuales de aceptación con respecto al sondeo de noviembre de 2013 (cuatro meses).Los otros candidatos: Camilo Gómez, coequipero de la conservadora Marta Lucía Ramírez; Aída Avella, vicepresidenciable de Clara López, y Carlos Holmes Trujillo, ‘llave’ de Óscar Iván Zuluaga, no logran —cada uno— ni un 12 % de favorabilidad. De Isabel Segovia, la escogida por Enrique Peñalosa aún no se tiene una percepción, pues fue confirmada la semana pasada.En palabras del analista Ancízar Marroquín, “en vez de sumar, restan”. Dice que es pronto para “condenar” la suerte de los candidatos, pero sostiene que la baja en las encuestas se debe a que muchos de ellos no tienen una recordación en el mapa político actual del país y han ocupado cargos diplomáticos o en la empresa privada que los alejan de la opinión.El director de la Fundación Paz y Reconciliación, León Valencia, indica que la decisión de los candidatos a la Presidencia de escoger a sus fórmulas pareciera que fue tomada pensando más en tener a gente de confianza al lado que no se comporte como el actual vicepresidente Angelino Garzón, que en sumar votos.Dice de Camilo Gómez que “lo único de mostrar” es su desempeño como negociador de paz en el Gobierno Pastrana; que Isabel Segovia “ni aporta votos, ni trayectoria política”, y que la participación de Carlos Holmes “es la que menos agrega”.Los analistas coinciden en el principal logro de Aída Avella, fórmula de Clara López, fue “haber unido un sector de la izquierda” y haber sido una mártir de la política.El exmagistrado Carlos Gaviria rescata del grupo que todos están en la misma línea ideológica de sus ‘llaves’ y que de alguna manera garantizan no comportarse como “una rueda suelta” y que “ aunque son valiosos en sus especialidades, sus nombres y su trabajo son poco conocidos”.En defensa de la candidatura de Avella sale el senador Parmenio Cuéllar, quien confirma que fue escogida “no por consideraciones cuantitativas, sino por el significado de su nombre para la sociedad colombiana. Pertenece a un partido que fue exterminado”.A su juicio todos los vicepresiden- ciables fueron bien escogidos. Pero Fabio Valencia, director político de Centro Democrático, sostiene que los otros cuatro candidatos son centralistas, elitistas que no tiene una visión de la importancia de la provincia y “por eso no levantan cabeza”.“La mártir”El mayor logro de Aída Avella, líder histórica de la Unión Patriótica, en esta carrera por la Presidencia de Colombia fue su adhesión a la candidatura de Clara López, del Polo Alternativo Democrático.El analista Ancízar Marroquín indicó que “es la primera vez que la izquierda se une. Esa es su única ganancia”. Pero también pareciera que “ser una perseguida política” es el principal título obtenido en la hoja de vida de esta aspirante a la Vicepresidencia de la Nación. Iván Cepeda, senador del Polo Democrático Alternativo, explica que también es una virtud que sea la única fórmula compuesta solo por mujeres y asegura que “el discurso y su simpatía son la fortaleza para llegar a las segunda vuelta en la elección presidencial. No en vano las encuestas muestran un ascenso en esta dupla”.Ni suena...Que le falta en ‘Punch Out’, que es una fórmula “ambigua”. Eso y mucho más se dice de Isabel Segovia, la candidata a la Vicepresidencia por el partido Alianza Verde.El exmagistrado Carlos Gaviria sostiene que “no le gusta esa ambigüedad ideológica. Fue viceministra de Educación del expresidente Álvaro Uribe y no se sabe cuál es el juego de Peñalosa”. Mientras que el analista León Valencia cree que fue escogida para que no cree dificultades ni resistencia. A su favor tiene el conocimiento del tema educativo, una de las banderas de su fórmula presidencial, y su incontaminación en el tema político. Ella dice que al principio se dijo a sí misma: “si no le aporto a Peñalosa, pues tampoco le quito”. Pero ahora considera que con sus propuestas jalona el voto de opinión. Con muy poco carisma De las fórmulas en la campaña por la Presidencia de la República, Carlos Holmes Trujillo, del Centro Democrático, es el que menos suma.Así lo indicó León Valencia, director de la Fundación Paz y Reconciliación, quien explica que “el movimiento político del expresidente Álvaro Uribe lo que hizo fue cerrar un círculo con dos personas muy poco carismáticas, con experiencia en la vida pública, pero sin convocatoria de opinión”.Sin embargo, Fabio Valencia, director del comité político del Centro Democrático, asegura que esta es la mejor ‘llave’ en las elecciones presidenciales.“Carlos Holmes ejerce liderazgo no solo en el Suroccidente sino en todo el país. Esta es una fórmula muy preparada, tal como lo amerita el país”, sostuvo Valencia.Bajo la sombra de la paz Camilo Gómez estuvo desaparecido del mapa político y resurgió para emprender junto con la conservadora Marta Lucía Ramírez la campaña por la jefatura de Estado. Pero, a dos meses de las elecciones, su nombre todavía no genera expectati- vas más allá de que fue el Comisionado de Paz en los diálogos con las Farc en el gobierno de Andrés Pastrana. “Es un hombre que ha pasado por el servicio público, pero no despega. A estas alturas no sabemos si esa es la estrategia, que no despegue sino que acompañe”, comentó el analista Ancízar Marroquín.Lo cierto es que a mediados de marzo y, según la Gran Encuesta de Medios que midió el aceite de los candidatos, Gómez no alcanzaba ni el 5% de imagen favorable entre los colombianos consultados. ¿Demasiado independiente?El exministro Germán Vargas Lleras es el único de los aspirantes a la Vicepresidencia de la República que cuenta con una imagen favorable que supera el 40 %. Sin embargo, esta ha caído 12 puntos porcentuales teniendo en cuenta la misma encuesta de noviembre de 2013 cuanto tuvo su pico más alto. Esta aceptación, según analistas se debe a que el candidato tiene una gran trayectoria en la política y su papel fue fundamental en los ministerios que ocupó. A juicio del politólogo Ancízar Marroquín, Vargas Lleras en su campaña “intentaría casi que ir de manera independiente porque él tiene imagen de presidenciable. Aunque su imagen ante el país ha tenido una leve desmejoría, él es el que más le aporta a su compañero de campaña”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad