¿Qué tanto incidirá Uribe en el nuevo Gobierno?

Junio 21, 2010 - 12:00 a.m. Por:
¿Qué tanto incidirá Uribe en el nuevo Gobierno?

Continuidad. Varios programas del presidente Álvaro Uribe serán continuados por el Presidente electo, Juan Manuel Santos Calderón, lo que supone un trabajo armónico con el futuro ex mandatario.

Analistas prevén que el presidente Álvaro Uribe mantendrá mucho poder en el próximo cuatrienio, por su influencia y popularidad.

La pregunta que muchos colombianos se están haciendo tras conocerse el contundente triunfo de Juan Manuel Santos en las elecciones presidenciales de ayer, es si a partir de ahora las relaciones del nuevo Presidente con quien será su antecesor, Álvaro Uribe, serán tan cercanas como venían siendo. Los analistas están convencidos de que en los primeros meses de la nueva administración “se sentirá la influencia de Uribe”, ya que Santos se comprometió a darle continuidad a buena parte de los programas de Uribe, en particular a la política de seguridad democrática.En ese sentido no es descartable que el nuevo mandatario “tenga que pedirle consejos” a su antecesor, dice el catedrático Ancízar Marroquín.“Al comienzo del gobierno Santos, el ex presidente Uribe se mantendrá al margen y respetará todas sus decisiones, pero en la medida en que pase el tiempo y se vaya desarrollando el nuevo mandato, Uribe querrá comenzar a opinar y a fijar sus criterios, pues de alguna manera el gobierno de Juan Manuel Santos será como la prolongación del gobierno Uribe”, sostiene el profesor Rodrigo Losada Lora. Por otra parte, agrega el catedrático Jorge Giraldo Ramírez, “Uribe tendrá mucha influencia sobre todo en la bancada parlamentaria uribista que ahora será mucho mayor, pues cuenta con el respaldo del Partido Liberal”.Para los entendidos es evidente la incidencia que tendrá el hoy Jefe de Estado en la nueva administración, pero destacan que la misma se irá disipando con el tiempo. En lo que sí coinciden es en que la relación personal Uribe-Santos seguirá siendo buena, aunque no descartan momentos de tensión, teniendo en cuenta el carácter y la personalidad de cada uno.“Uribe es Uribe y Santos es Santos. Son dos estilos políticos y personales muy diferentes. Pero Santos tendría que pagar un costo político muy alto si quisiera marcar distancia con su predecesor”, añade Giraldo Ramírez.A su turno, el politólogo Juan Manuel Charry advierte que a pesar de la intención de Uribe por incidir en el nuevo Gobierno, el mandatario electo “tiene suficiente autonomía e independencia en los temas de Estado, pero es evidente que el Presidente saliente querrá fijar sus criterios porque en Colombia todos los ex Presidentes siempre han tenido peso político”. La misma opinión tiene el profesor Alejo Vargas Velásquez, pero advierte que “no hay que olvidar que mientras Juan Manuel Santos será el Presidente de la República, Álvaro Uribe pasará a buen retiro”.Uribe, el gran ganadorLas fuentes consultadas por El País, coinciden también en que el gran ganador de estas elecciones es el presidente Álvaro Uribe Vélez, quien deja el poder con índices de favorabilidad históricos, superiores al 70%, con una bancada parlamentaria sólida y en crecimiento, y lo más importante: con el compromiso de que su heredero en la Casa de Nariño le dará continuidad a buena parte de sus programas.“El presidente Uribe viene en una seguidilla de triunfos políticos desde 2002 y hasta se dio el lujo de aspirar a un tercer mandato consecutivo que estuvo a punto de lograr. Y que ahora uno de sus ministros le dé continuidad a sus programas significa que tendremos Uribe por muchos años más, es decir tendremos un continuismo continuado”, explica Charry. Vargas Velásquez concluye que en buena medida el gobierno de unidad nacional que anunció el presidente Santos Calderón “se logró configurar gracias a la alta popularidad de Álvaro Uribe Vélez”.Los expertos, incluso, dicen que quien verdaderamente manejará los hilos del poder desde el Congreso de la República es el presidente Uribe, quien tiene un alto ascendente en los partidos que conforman la coaclición uribista, que será decisiva para darle gobernabilidad a la administración de Santos.“Además, el año electoral se ha desarrollado sin mayores alteraciones del orden público, y eso ratifica la eficiencia de la política de seguridad democrática”, dice el profesor Losada Lora.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad