“Pensar de más atenta contra la salud psíquica”: Augusto Cury

Abril 20, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Margarita Vidal Garcés
“Pensar de más atenta contra la salud psíquica”: Augusto Cury

El psiquiatra y escritor brasileño Augusto Cury.

El psiquiatra y escritor brasileño Augusto Cury dice que la educación está hecha un caos y no sabemos resolver conflictos.

Augusto Cury nació en Colina, Estado de Sao Pablo, Brasil, en 1958. Es siquiatra, sicoterapista y escritor.Durante más de 20 años ha desarrollado la teoría de la Psicología Multifocal, una de las pocas que estudia las funciones de la memoria, la constitución del yo, la construcción del pensamiento y la formación de pensadores. Es hoy el escritor más leído de Brasil, con más de doce millones de ejemplares vendidos. Sus libros han sido traducidos y publicados en 50 países y son utilizados en múltiples universidades y cursos de posgrado. Ha escrito 30 obras. Entre las más exitosas están: Padres Brillantes, Maestros Fascinantes; El Vendedor de Sueños; La Dictadura de la Belleza, y El Coleccionista de Lágrimas, un libro sobre Adolfo Hitler y el complejo entramado sicológico, político y económico que lo llevó a ser el peor genocida de la historia.Acaba de estar en Colombia para presentar este último libro .Cury es el director de la Academia de la Inteligencia de Brasil, un centro de aprendizaje para profesores, sicólogos y siquiatras interesados en sus novedosas técnicas pedagógicas.Qué es la Academia de la Inteligencia?Es un instituto que trabaja las funciones más importantes y complejas del intelecto e indaga en el mundo de las emociones. Se trata de dar y no de imponer ideas para lograr el desarrollo de los pensamientos y poder mirar los mismos fenómenos desde múltiples ángulos. Estudia también la capacidad humana de filtrar estímulos estresantes, proteger la emoción y gerenciar la mente.¿Eso por qué es necesario hoy día? Porque la educación en el mundo tomó un camino errado y hoy se enseña es a conocer el mundo exterior, los pequeños átomos que jamás miraremos y los diferentes planetas que jamás pisaremos, pero no a conocer los planos psíquicos que todos los días recorremos, para saber cómo se forma el pensamiento y poder conformar un seguro emocional. Es importantísimo porque cada uno de nosotros debería tener la capacidad de ser el autor de su propia historia, pero sucede al contrario y por eso vemos en el mundo muchas personas -famosas y no famosas- volar en pedazos porque no supieron proteger la emoción.¿Y cómo se protegen las emociones?El punto de partida es no ser excesivamente crítico de los otros y tampoco de nosotros mismos.¿Por qué?Porque un ser muy crítico de sí mismo o de los demás, aumenta increíblemente el nivel de exigencia para ser feliz, trabajar eficientemente y estar tranquilo. Elabora una auto-imposición a su salud psíquica y emocional. Hoy los grandes médicos, los altos ejecutivos, los periodistas influyentes, los empresarios exitosos, los artistas famosos, son altamente exigentes y críticos, sin saber que están abriendo en el Cortex Cerebral una serie de ‘ventanas killers’, o sea, traumas que hacen que precisemos demasiadas cosas para obtener solo migajas de placer. ¿Nunca están plenamente satisfechos?Nunca. Y si ensayamos un paralelo entre emoción y drogadicción, es como cuando un drogadicto precisa cada vez más y más estímulos fuertes para sentir cada vez menos, y eso es muy grave.¿Y por qué se llega a ese punto?Porque la sociedad moderna se ha convertido en un campo de competencias en todos los sentidos: en la investigación, en el éxito, en el consumo, en el dinero, en la profesión, en el comercio, en el lujo, en la belleza y hasta en el amor. Hoy el ser humano es una olla a presión que muchas veces carece de válvula de escape. ¿Por eso la progresiva curva mundial de suicidios?Así es. Veinte millones de personas intentan suicidarse cada año y cada cuarenta segundos una persona lo logra. Pero no son seres que quieran morir en realidad, tienen hambre de vivir, pero padecen una enfermedad psíquica. Quienes matan o intentan matar su cuerpo lo que quieren a toda costa es matar el dolor y destruir la angustia. Ejercen un auto-sabotaje a través de la crítica excesiva y se han impuesto niveles muy exigentes para ser felices. Paradójicamente, nunca hemos tenido una generación más triste, más angustiada, y con más baja capacidad de sentir felicidad o de lograr estabilidad emocional, que la actual. ¿Qué hacer entonces? Entender que nadie puede dar lo que no tiene. No se puede exigir a rajatabla que un hijo entienda su error en el exacto momento en que falla, por ejemplo. O conminar a un adulto para que revise su actitud en el momento mismo de tener un comportamiento inadecuado. Eso es como un crimen, porque en momentos tales, esas personas están en una ‘ventana killer’, secuestrados por un foco de tensión. La compasión es fundamental, no ya en términos religiosos, sino humanos, para sobrevivir en la sociedad moderna. ¿Cómo se aprende compasión?Teniendo en mente que venganza atrae venganza. Sabiendo que a los que se equivocan hay que comprenderlos, perdonarlos y no rechazarlos porque cuando nosotros tenemos rabia, y hacemos exclusión de algo o de alguien, ellos sufren y nosotros también, un RAM, o Registro Automático de la Memoria. Mi área de investigación. Esos registros son involuntarios y se fijan al inconsciente en milésimas de segundos. El rechazo, la exclusión, la rabia y todo impulso traumático, activan de inmediato ese RAM, que incide en el córtex cerebral de una manera sobredimensionada, construyendo ventanas Killer altamente traumáticas y muy destructivas. Por eso, la venganza destruye es a quien la ejerce.¿Qué es una ventana killer?Es un nuevo término que usamos para trauma o conflicto. Freud hablaba de trauma original. Una persona que fue abusada sexualmente en la infancia, que pasó una privación, o que perdió a uno de sus padres, genera un trauma, o sea una ‘ventana killer’. Los traumas producen emociones angustiantes y pensamientos perturbadores y el fenómeno RAM los fija. Quienes desechan esos pensamientos e impulsos negativos no sufren RAM ni tienen secuelas a pesar de haber sufrido grandes traumas, mientras otras, que sufrieron traumas muy menores pero los retroalimentaron, tienen problemas de personalidad.Usted habla también del “pensamiento acelerado”, ¿qué significa?Mi teoría sobre la inteligencia multifocal, es de las pocas teorías que estudian la última frontera de la ciencia y cómo se construye el pensamiento. Freud, Jung, Piaget, Hegel, y tantos otros se valieron del pensamiento para teorizar sobre la formación de la personalidad, el desarrollo de la inteligencia y los traumas, pero ellos no analizaron cómo se forma el pensamiento. No estudiaron el “átomo” de la psicología y de los pensamientos.¿La metáfora de la construcción? Sí, descubrimos que uno no piensa cuando quiere, sino que gran parte de los pensamientos son producidos sin autorización del yo. Como le sucede, por ejemplo, a alguien que sufre por anticipado, antes de que algo suceda. Son fenómenos inconscientes que leen la memoria y construyen cadenas de pensamientos y forman bancos de basura en la mente.¿Por ejemplo? Una persona que fue humillada públicamente en su trabajo registra una ventana killer altamente poderosa y si, con otros elementos inconscientes, la alimenta, perderá su tranquilidad en función del ofensor. Eso sucede cuando se trata de una persona frágil que no ha conseguido ser gestora de su propia mente.¿Cómo funciona la construcción del pensamiento? Pensar es bueno, pensar con conciencia crítica es excelente, pero pensar de más, atenta contra la salud psíquica, produce dolor de cabeza, dolor muscular, sufrimiento anticipado, despertar fatigado, mente agitada, déficit de concentración, divagaciones. El exceso de flujo de información lleva al ‘pensamiento acelerado’. En mis conferencias para médicos, psicólogos o maestros, pregunto quiénes tienen dolor de cabeza o experimentan “sufrimiento anticipado”, y todos alzan la mano. Es curioso, pero sucede que cuando todo el mundo sufre de lo mismo, no se nota y todo parece normal, pero en realidad muchos van como en un tren sin frenos en bajada. ¿Y usted qué propone?En mi libro Ansiedad: Cómo Enfrentar la Enfermedad del Pensamiento Acelerado, que ha sido un éxito en Brasil, con 200.000 personas leyéndolo al mes, hablo de técnicas: Técnica No.1: Cada pensamiento perturbador debe ser criticado y espantado en el momento exacto en el que se construye, porque solo cinco segundos después queda registrado en el cerebro. Técnica No. 2: Combatir la duda para que no termine controlándonos. Técnica No.3: El arte de decidir todos los días que queremos estar bien y haremos las cosas bien, por pesados que parezcan. Técnica No.4: Criticar menos y elogiar más. ¿Es un problema de educación? Sí, porque la educación está hecha un caos y no sabemos resolver conflictos. Estamos llenos de altos ejecutivos impacientes y groseros hasta la estupidez y acabamos no siendo generosos y sí muy productores de ‘ventanas killer’ que se reproducen a su vez. Hay que aprender a voltear la página de nuestra propia historia, a desacelerar el pensamiento y a mejorar nuestra calidad de vida, haciendo mucho con poco. Quien precisa de mucho para gozar poco es un miserable, quien hace mucho de poco, es un millonario. La segunda opción nos la da la inteligencia. La Dictadura de la Belleza es otro capítulo plenamente vigente frente a la tiranía de absurdos y míticos patrones de belleza.Sí, es una tiranía. Las mujeres a lo largo de la historia, siempre fueron objetos sexuales, maltratadas, quemadas, silenciadas, por los hombres. Sin embargo, el sistema machista le dio -aquí y allá- a las mujeres los derechos de votar, trabajar y estudiar, y ellas rápidamente conquistaron los primeros lugares. Pero lo que ese sistema machista dio con una mano, lo retiró con la otra. Para empezar, los mensajes subliminales de las modelos venden un cuerpo que no es el de la media de las mujeres y Hollywood comete un error serísimo porque nunca hay gorditos enredados en un romance sino que solo sirven para hacer comedias burlonas o ramplonas, y todo eso entra en el consciente colectivo. Los resultados de esa tiranía de la belleza son elocuentes: millones de mujeres detestan su cuerpo y tienen un rechazo contra diferentes partes de su anatomía. Solo un 3 % de las mujeres se ven bellas, lo cual es muy grave porque allí están algunas de las causas de la baja autoestima femenina. Un número elevado de mujeres olvida que la belleza es un patrimonio particular de cada una y que esa singularidad se pierde cuando son homogenizadas por el bisturí.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad