Nikolás Rincón habla sobre la serie ‘Rescates Extremos’ de History Channel

Febrero 02, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Claudia Bedoya I Elpais.com.co
Nikolás Rincón habla sobre la serie ‘Rescates Extremos’ de History Channel

El actor colombiano Nikolás Rincón habla sobre la serie ‘Rescates Extremos’, de History Channel, en la que recorrerá hermosos parajes de Suramérica para rescatar a expedicionarios en peligro mortal.

Nikolás Rincón ya puede decir que es un ‘sobreviviente’. Durante los 30 días del rodaje de la serie ‘Rescates Extremos’ del canal History Channel, el actor y presentador tuvo la oportunidad de salvar la vida de varias personas y, de paso, que a él se la salvaran una vez.

Nikolás Rincón ya puede decir que es un ‘sobreviviente’. Durante los 30 días del rodaje de la serie ‘Rescates Extremos’ del canal History Channel, el actor y presentador tuvo la oportunidad de salvar la vida de varias personas y, de paso, que a él se la salvaran una vez. Rincón, recordado por su papel como Albeiro, el novio de Catalina en la serie ‘Sin tetas no hay paraíso’, en pocos días también estará en la pantalla nacional con ‘A mano limpia’, del Canal RCN.Pero ninguna aventura ha sido tan extrema como la de ponerse el traje de rescatista y sobrevolar impactantes lugares de Suramérica para rescatar deportistas extremos y exploradores que por poco pierden la vida en aguas heladas, nieve o roca. Desde el lunes 7 de febrero, los colombianos podrán verlo. ¿Por qué lo eligieron para ‘Rescates Extremos’?Creo que por haber participado entre 2008 y 2009 como presentador en el programa ‘Instinto de conservación’, que se hizo para Señal Colombia. En él recorríamos todos los Parques Nacionales Naturales de Colombia para conocer su geografía, para hablar con la gente que trabajaba en el tema de la conservación y superar retos físicos. ¿En su vida real es tan extremo como los rescates que vamos a ver? A veces lo soy. Pero antes del programa había hecho por mi cuenta solo ‘puenting’. En ‘Instinto de conservación’ hice escalada en nieve, en roca, buceo en apnea y pasé de un árbol a otro con cuerdas. Pero debo reconocer que no tengo un entrenamiento o una práctica regular en este tipo de cosas. ¿Cómo fue la preparación para acompañar a los equipos de rescate? Antes de cada rescate conocía al grupo de rescatistas profesionales y me hacían una inducción. Era algo rápido donde me enseñaban cómo reaccionar ante ciertas situaciones, manejo de equipos y descripción de la geografía en la que nos íbamos a mover. Además de presentar usted tuvo que ayudar en serio...Hubo de todo y aprendí sobre la dificultad del rescate. Hubo momentos en que me pude involucrar y ayudar, como en el rescate en una zona de nieve y roca. Otras, ayudé en cosas sencillas como llevar una camilla porque tenía que aplicar la filosofía de un rescatista: ayudar sin poner en riesgo la propia vida. ¿Fue presa del miedo y el pánico en algún episodio? Sí, en un rescate que se hizo en la nieve teníamos que recorrer una buena sección de montaña que estaba a punto de desmoronarse. Durante varios minutos tuvimos temor porque, de ocurrir el alud, las probabilidades de vivir eran muy pocas.¿Llegó a temer por su vida?Esta fue una experiencia extrema. Una de las anécdotas más fuertes ocurrió cuando debía hacer un rescate en un río de nivel cinco, apto para practicar kayak y rafting. En el momento del rescate la balsa se volcó, yo quedé atrapado debajo de ella y estuve a punto de ahogarme. ¿En algún punto se arrepintió del reto?No, en ningún momento estuve a punto de tirar la toalla. Fue difícil por las jornadas largas. De hecho, en el programa sentí el frío que jamás había sentido. Hubo momentos de mucho cansancio y agotamiento físico. ¿Qué rescate no repetiría?Los volvería a hacer todos. Cuando sucedió lo del río quedé con un susto muy grande, paramos la grabación y estaba un poco en ‘shock’. Pero hoy, después de la experiencia, lo volvería hacer con todo el gusto del mundo. ¿Siente que tiene el suficiente espíritu para integrar una cuadrilla de rescate? Sí, claro, me animaría a integrar un equipo de rescate, pero no como parte de mi modo de vida, sino ante una situación eventual. ¿Qué descubiró de usted mismo en ‘Rescates Extremos’?Sentí qué es colaborar para salvar la vida de otro o ayudar a quien está en peligro. Aprendí a ser paciente y a esperar en situaciones muy incómodas. Descubrí la emoción de enfrentarme al riesgo.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad