"Hay que explorar la posibilidad de una consulta interpartidista con Vargas Lleras"

"Hay que explorar la posibilidad de una consulta interpartidista con Vargas Lleras"

Agosto 16, 2017 - 11:00 p.m. Por:
Argemiro Piñeros / Agencia Colprensa 
Alejandro Carlos Chacón, copresidente del Partido Liberal.

Alejandro Carlos Chacón, copresidente del Partido Liberal.

Foto: Colprensa

Para muchos es el liberal opositor al Gobierno, para otros es un rebelde que se ha abierto paso en ese partido, y algunos lo ven como el ‘reemplazo’ del exsenador Víctor Renán Barco, eso debido a que todas las reformas tributarias las conoce muy bien y las lidera para que sean aprobadas.

Lo cierto es que Alejandro Carlos Chacón tiene de todo eso un poco, y así lo demuestra desde su curul en la Cámara de Representantes y desde el cargo de copresidente Nacional del Partido Liberal, al lado del veterano Horacio Serpa.

Chacón, quien poco ha hablado en esa condición, es claro en decirles a los precandidatos que si aspiran a la Presidencia, se deberán marginar de la posibilidad de aspirar al Congreso, y en el caso de Humberto De la Calle, le recomienda que asegure que si llega al liberalismo no juege a la doble militancia.

Y sobre el condicionamiento del exjefe negociador de que llega al liberalismo si apoyan la implementación de los acuerdos de paz, le dice que se olvida que este partido ha estado firme con el presidente Santos desde el inicio en todo el proceso.

Sobre estos temas y sobre el reto del congreso liberal, que será a finales de septiembre, habló el copresidente de las toldas rojas con Colprensa.

¿Llegará dividido el Partido Liberal a su congreso de septiembre?

Lo primero que se debe decir es que los que hemos venido acompañando al partido en las últimas elecciones estamos unidos, con diferencias, pero unidos. Aquellos que hoy hablan de disidencias del liberalismo son personas que no han venido acompañando las candidaturas liberales, por eso no tiene sentido encontrar a Piedad Córdoba criticando a un partido del que ya no hace parte desde hace mucho, lo mismo que hay unas personas en esa disidencia que acompañan a Clara López, que está en el Polo Democrático. Es claro que ellos no son liberales.

¿Ve usted al expresidente Ernesto Samper en el congreso liberal o él hace parte de esas disidencias?

Nos gustaría mucho que el expresidente Samper pudiera participar, sin embargo creo que también fue él uno de los que lideró las candidaturas del Polo Democrático a la Alcaldía de Bogotá. El derecho lo tiene, pero necesitamos que las discusiones y las peleas las demos internamente.

¿No está quedado el Partido Liberal en definir las reglas de juego para escoger su candidato presidencial?

Sí, el partido se ha demorado, precisamente me he reunido con Viviane Morales, Juan Fernando Cristo y Humberto De la Calle, y estoy a la espera de hablar, como copresidente, con los otros precandidatos. Les diré que veo esa tardanza en las reglas, además de que se debe llegar al congreso con esos precandidatos establecidos.

Además, se deben poner unos limitantes a quienes se inscriban como precandidatos, que no deben ir al Senado ni a la Cámara, para que no se preste la campaña presidencial para de manera ventajosa hacer una campaña al Congreso.

Así mismo, debemos poner una limitación para frenar una posible doble militancia en el caso de Humberto De la Calle, quien no ha decidido si se inscribe por el partido o va por firmas. Si él accede a firmar un documento de militancia liberal sabremos si su intención es ser precandidato del partido porque, de no cumplir, no podrá inscribirse por otra colectividad.

¿No generó mal ambiente en ustedes, las directivas liberales, el condicionamiento de De la Calle de llegar al partido si se comprometen con la paz?

Lo primero que se debe decir es que si un partido se comprometió en sus grandes mayorías en el Congreso de la República con los temas de la paz fue el liberalismo, ya no podemos salirnos de eso. Cosa distinta es que algunas personas tengan apreciaciones divergentes frente al tema de la implementación de los acuerdos de paz, pero son diferencias normales.

¿Debe el Partido Liberal empezar a buscar a Germán Vargas con miras a una alianza?

El ideal es que nosotros lleguemos, antes de marzo, a decantar una sola candidatura liberal. Debemos explorar la posibilidad de una consulta interpartidista con la inclusión de Germán Vargas, al igual que nos gustaría que el Partido de la U tuviera un candidato en esa consulta. Si nos unimos, las cifras y los resultados electorales que se están mostrando vamos a tener una candidatura muy fuerte para llegar a la segunda vuelta.

¿Usted cree que a Vargas sí le suena una consulta interpartidista en marzo?

No sé qué pueda pensar el doctor Vargas, pero lo que sí creo es que debemos entrar ya en conversaciones los diferentes partidos para definir unas políticas frente a eso, no sin antes la posibilidad de explorar una candidatura única por cada partido. El problema de hoy es la indefinición de los partidos que tienen la gran plataforma política en el Congreso.

¿La posibilidad de buscar alianza con Uribe es factible?

Nadie en nuestro partido ha mencionado la posibilidad de una alianza con el Centro Democrático, lo que sí existe en el liberalismo son unas tendencias, muy pequeñas, que pueden considerar una alianza, por ejemplo, con Claudia López o con el Polo Democrático. La gran mayoría no les gusta esa coalición con esos candidatos. A casi todos nos gusta que Clara López volviera al liberalismo.

¿Las posturas muy conservadoras de Viviane Morales no chocan en el partido?

Puede ser una gran candidata del Partido. El liberalismo es de matices, no una sola tendencia, y Viviane es una vertiente del liberalismo que también representa a los colombianos, aquí el problema es que han pretendido enfocar a algunos liberales bajo unos principios que pudieron haber sido fundamentales, pero la vida ha ido cambiando. El partido no puede ser ajeno a las creencias de la familia, religiosas, y no se le puede estigmatizar por eso.

¿La coalición interpartidista, si se da, debe estar fundamentada en el tema de la paz?

Esa es una pésima interpretación que se está haciendo a lo que creemos debe ser la paz en Colombia. Uno no puede construir hoy un discurso político solo sobre el tema de la paz, a la gente se le olvidó que hace más de siete años no se tienen las dificultades del conflicto interno.

Usted es gobiernista, pero criticó duro al Gobierno...

Yo me considero no gobiernista. Soy de la línea dura del Partido Liberal, pero es tanto el ‘bullying’ que le han hecho al presidente Santos que he terminado tratando de demostrar las cosas muy buenas que ha hecho este Gobierno y que otros no las han hecho.

Sin embargo, he sido crítico. En esta copresidencia hemos demostrado que nos ponemos distancias en temas como la objeción de la ley de los pensionados, la de no pago de reconexiones eléctricas, o estar en contra de medidas que trajo la reforma tributaria. Lo que espera la gente de los partidos es que acompañen al Gobierno cuando haga las cosas bien, pero que se opongan, así estemos en la coalición, cuando no se estén haciendo bien las cosas.

¿El liberalismo sí acompaña la reforma política en temas como los límites a funciones de los entes de control?

Fue inoportuna la presentación de una reforma política en ese sentido, deberíamos reducirnos a cumplir únicamente con los puntos que trae el acuerdo de paz, pero en este momento previo a una elección de Congreso en marzo y luego la de Presidente de la República, es de muy mal gusto que cambiemos las reglas de juego.

Mucho más si como caramelo para el Congreso la reforma buscaba excluir algunas de las causales de la pérdida de investidura y limitar las funciones del Procurador o quitar el cierre de las sanciones disciplinarias al Consejo de Estado.

Nosotros no debíamos acompañar esa reforma política porque no se estaba haciendo bien.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad