Guillermo Valencia Cossio fue condenado a quince años de prisión

Marzo 11, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

El ex director seccional de Fiscalías fue condenado por apoyo a narcotraficantes.

El exdirector seccional de fiscalías de Medellín Guillermo León Valencia Cossio fue condenado a 15 años de prisión por los delitos de concierto para delinquir agravado, falsedad por destrucción, supresión y ocultamiento de documento público, y enriquecimiento ilícito.El pasado 10 de febrero Valencia Cossio fue hallado culpable de dichos delitos pues, según el fallo de la Corte Suprema de Justicia, a través de su función como director de Fiscalías de Medellín Valencia Cossio influyó para que John Freddy Manco Torres, alias ‘El Indio’, fuera excluido del organigrama de la banda criminal de Daniel Rendón Herrera, alias ‘Don Mario’. Por esto, el alto tribunal encontró además que el exfuncionario judicial recibió beneficios económicos de parte de dicha banda del narcotráfico.El casoEl vía crucis para el exdirector de Fiscalías de Medellín Guillermo Valencia Cossio comenzó en el año 2008, cuando la prensa sacó a la luz pública la repentina desaparición de John Fredy Manco Torres, alias ‘El Indio’ -un desmovilizado de las AUC y segundo de Daniel Rendón Herrera, alias ‘Don Mario’- de la lista de cabecillas de la organización.De inmediato la Fiscalía se puso en la tarea de descubrir qué había pasado, por lo que en el transcurso de la investigación se conoció una serie de grabaciones entre alias ‘El Indio’ y sus enlaces en diferentes departamentos. Poco tardó en aparecer el nombre de Valencia Cossio.Desde dicho momento, el hermano del entonces ministro de Interior y Justicia Fabio Valencia Cossio inició un largo camino para tratar de demostrar su inocencia en los posibles vínculos con las Autodefensas Unidas de Colombia.El 4 de agosto de 2008, la Fiscalía propinó un duro golpe y entregó los primeros resultados, con la captura de ‘El Indio’ y Camilo Torres Martínez alias ‘Fritanga’ o ‘Mentira’ quien según las autoridades pertenecía a una banda de narcotraficantes que actúa en el golfo caribeño de Urabá.Guillermo León Valencia Cossio fue capturado el 25 de septiembre del mismo año en el Hotel Intercontinental de la ciudad de Medellín. Su juicio ante la Sala Penal de la Corte Suprema inició el 4 de noviembre. Ese día, la entonces fiscal delegada ante el Tribunal, Ángela María Buitrago, le presentó a los magistrados más de 120 grabaciones y 1.600 registros de otros archivos que comprometían al exfuncionario con la banda criminal de ‘Don Mario’.Las grabaciones fueron recopiladas por el CTI de la fiscalía a través de una investigación originada en 2006 contra una organización señalada de tráfico de drogas hacia Alemania.La fiscal delegada lo había acusado inicialmente de ocho delitos: concierto para delinquir agravado, revelación de secreto, enriquecimiento ilícito, destrucción supresión u ocultamiento de documento público, favorecimiento a grupos ilegales, asesoramiento y otras actividades ilegales, utilización de asuntos sometidos a secreto y utilización de información privilegiada. Los últimos cuatro delitos fueron agravados por la fiscalía teniendo en cuenta el cargo de Valencia Cossio en la fecha que se cometieron las irregularidades.Durante el juicio declararon paramilitares, miembros de la fuerza pública, peritos e investigadores del CTI de la Fiscalía. Los testimonios más destacados fueron los del general Óscar Naranjo, director de la Policía Nacional; del entonces general Marco Antonio Pedreros, comandante de la Región Sexta de la Policía Metropolitana de Medellín, de ‘Don Mario’ y la exdirectora del CTI Marilú Méndez.Sin embargo, uno de los testimonios más decisivos dentro del proceso fue el de Pedreros, quien dijo que Valencia Cossio le insistió en el tema de que alias ‘El Indio’ no pertenecía a la organización de ‘Don Mario’, razón por la cual se decidió excluirlo de un organigrama que se le entregó a las autoridades para que se luchara en contra de dicha banda criminal.En lo que fue un giro importante para el proceso, el 28 octubre de 2010, renunció a su cargo la fiscal Ángela María Buitrago y un mes después asumió el fiscal Álvaro Osorio Chacón, quien desvirtuó algunos de los cargos por los que la anterior fiscal acusó a Valencia Cossio y, finalmente pidió la condena por los delitos de concierto para delinquir agravado, falsedad por supresión, destrucción y ocultamiento de documento publico, y enriquecimiento ilícito. De igual manera, la procuradora delegada ante la Corte Genith Toledo Carreño, pidió condena por los dos primeros delitos.A pesar de que tanto el acusado como su defensa insistieron en la inocencia de Valencia Cossio, la Sala Penal le dio credibilidad a los argumentos de la Fiscalía y la Procuraduría, sustentadas en las grabaciones con el empresario Felipe Sierra y con alias ‘El Indio’.El empresario Felipe Sierra es señalado de tener vínculos con ‘Don Mario’. Según Valencia Cossio y lo revelado en las grabaciones interceptadas por el CTI, fue quien le informó al exfuncionario judicial sobre la supuesta no pertenencia de ‘El Indio’ en la banda. Según la acusación del fiscal Álvaro Osorio, Sierra le pidió a Valencia Cossio que lo sacara del famoso organigrama.El fiscalSin duda dos razones convirtieron a Valencia Cossio en un investigado ‘especial’: fue durante cinco años el director encargado de la Fiscalía seccional de Medellín y era el hermano del entonces ministro de Interior Fabio Valencia Cossio.Como fiscal, su función era luchar contra las organizaciones criminales de la región, razón por la que sorprendió aún más sus vínculos con las autodefensas.Pero el vía crucis no fue únicamente para el ex director de Fiscalías de Medellín; por obvias razones su hermano, también se vio afectado con las revelaciones entregadas por las autoridades.Fabio Valencia era en ese momento el encargado de la política criminal del país y entre sus compromisos estaba el de luchar contra la corrupción. La investigación contra su hermano lo puso en una situación complicada y en varias oportunidades se le llegó a juzgar por sus actuaciones.Fue así como los nexos de Guillermo León Valencia Cossio con mafias del narcotráfico terminaron por poner contra las cuerdas no sólo al ex ministro, sino a una tradicional familia de Medellín, que durante años se reconoció por su destacada actuación en la vida pública del país.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad