Fundación Compartir desarrolló un plan para lograr la excelencia del docente en Colombia

Fundación Compartir desarrolló un plan para lograr la excelencia del docente en Colombia

Mayo 11, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Melissa López Díaz | Especial para El País.
Fundación Compartir desarrolló un plan para lograr la excelencia del docente en Colombia

Un total de 80 universidades ofrecen en el país 376 programas profesionales de formación docente y solo 18 % están acreditadas, por lo que los investigadores proponen políticas para aumentar dicho porcentaje.

La Fundación Compartir hizo el estudio ‘Tras la excelencia del docente’, una investigación que aporta cinco acciones claves para mejorar las condiciones laborales de los docentes.

Esta semana, el Ministerio de Educación dio a conocer en el foro ‘Maestro por siempre’ los nuevos lineamientos a seguir en los programas de pregrado de licenciatura. Entre los cambios está la duración y modalidad de los programas, que pasarán de 4 a 5 años y se dictarán únicamente de forma presencial.Los docentes también deben contar con un nivel básico de inglés y la práctica de la enseñanza en las aulas de clase será a partir del tercer semestre. También se exige la formación para el uso de las tecnologías de la información y dominio de la investigación pedagógica.Estas fueron las medidas impuestas por MinEducación para mejorar la formación de los maestros en Colombia. Preocupada por la calidad educativa en Colombia, la Fundación Compartir hizo el estudio ‘Tras la excelencia del docente’, una investigación que aporta cinco acciones claves para mejorar las condiciones laborales de los docentes. En la investigación, presentada recientemente, participaron Sandra García, Guillermo Perry y Catherine Rodríguez de la Universidad de los Andes; Darío Maldonado, de la Universidad del Rosario y Juan Esteban Saavedra de RAND Corporation. Patricia Camacho, gerente de Educación de la fundación habló sobre el estudio y las cinco acciones, que deben ser sistémicas, para lograr el objetivo.En el estudio se asegura que se necesitan 33 billones anuales para la educación, es decir, 3 billones más que lo estípulado actualmente. ¿Para qué son los otros 3 billones? Para poner en práctica todas las políticas que se contemplan en los cinco ejes (ver recuadros). Se hizo el cálculo de lo que costaría invertir en las facultades de educación para mejorarlas, las becas de los estudiantes de docencia, los subsidios de mantenimiento, el pago de los profesores que serán monitores, de la formación a los rectores para evaluar a los maestros, las bonificaciones, todo se cuantificó y es un total de 3,6 billones anuales adicionales a los 30 billones que se invirten hoy en día a la educación. No es mucho lo que hay que agregar. ¿Los 3,6 billones de dónde saldrían?Se van a ir liberando recursos, porque a medida que unos docentes con muy buenas remuneraciones se van pensionando, se libera un poquito de recursos, pues los que ingresan lo hacen con unos salarios más bajos, como sucede en todas partes. Va a haber una reforma en el sistema general de participaciones, esa ley se puede aprovechar para que quede específicado un poco más los recursos para la calidad educativa, igualmente pueden salir recursos del Cree (impuesto sobre la renta para la equidad), de regalías. Ese presupuesto puede salir.Anif asegura que Colombia invierte mucho más capital en educación comparado con otros países de la región que sí presentan buenos niveles educativos. ¿En realidad qué está pasando?En Colombia sí se invierte buena plata, no somos el país que más gasta en educación pero tampoco somos el que menos. En términos de recursos físicos y monetarios, esos países dan un poco más de lo que da Colombia, pero tienen una intención clara y es que la educación es el eje central de todo, eso hace la gran diferencia. Tienen recursos organizados, planeados, con una intención de largo plazo, una inversión que va más allá de los cuatro años de gobierno y más allá del plan sectorial de un ministro. Ahí empieza a verse reflejado el éxito, pero si cada cuatro años cambia el rumbo de la política, no funciona. Esto es una decisión política, hacer de la educación una política de estado.Sí, Anif tiene razón, gastamos plata pero necesitamos otro poquito. Es un gasto eficiente, hagamos las metas claras, decidamos y hagamos el cambio. Ustedes aconsejan que las licenciaturas duren cuatro años y no cinco. ¿Por qué consideran este tiempo de formación suficiente?Es un tema que se analizó cuando notamos la deserción en las facultades de educación y en general de la educación. La realidad colombiana ha demostrado que a veces las personas tienen necesidad de trabajar muy pronto, entonces cinco años a veces es muy largo. También se ha probado que en cuatro años se puede hacer una formación lo suficientemente buena y excelente que no implique riesgos para las carreras de los estudiantes y salgan formados con las mismas condiciones de calidad.¿Por qué son precisamente los estudiantes con puntajes bajos en las pruebas Saber 11 los que acceden a los programas de licenciatura?Realmente las facultades de educación no exigen puntajes altos para ingresar a la universidad, entonces los estudiantes empiezan a presentarse a algunos programas, no pasan y les queda por descarte educación, que es el que menos puntaje requiere. Para muchos esta carrera es el puente para ingresar a la universidad y ya después de que están adentro cambian de carrera.¿Qué tan complejo sería lograr un reconocimiento social de la carrera del docente en Colombia?Cuando hicimos el trabajo con los docentes, ellos pidieron reconocimiento de la nación, de la región, de la sociedad en general. Eso es lo que hace la Fundación Compartir con el ‘Premio Compartir al Maestro y al rector’. A medida que vamos cambiando el imaginario de la sociedad, vamos logrando que los mejores estudiantes entren a las facultades de educación, si la gente va viendo personas más preparadas eso va generando reconocimiento. Nosotros también proponemos hacer unas campañas a nivel nacional para hacer una valoración social de los docentes, premios como el de la Fundación Compartir, ojalá se hagan a nivel regional. También queremos hacer una campaña en diferentes medios, como la del reconocimiento de la carrera militar, para que la gente entienda que la profesión de docente debe ser una de las más respetadas en un país.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad