"Creo que es irrelevante la edad del congresista": Roberto Gerlein

"Creo que es irrelevante la edad del congresista": Roberto Gerlein

Diciembre 29, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Fenner Ortiz R. | Reportero de El País Bogotá

Roberto Gerlein tiene 75 años. Llegó por primera vez al Congreso en 1968, como representante a la Cámara. En 1974 fue elegido senador y lleva 10 periodos.

Roberto Gerlein, uno de los decanos del Congreso de la República, habló de la supuesta contradicción entre la propuesta de renovación del conservatismo y su inscripción como cabeza de lista al Senado.

El senador conservador Roberto Gerlein Echeverría habla pausado. Sus párpados ya no dejan ver la totalidad de los ojos, pero sus palabras son nítidas. Habla sin escrúpulos y dice que la renovación de los partidos solamente depende del talante de los miembros de sus listas, y, para él, es irrelevante la edad o la experiencia, lo que importa es la capacidad de innovar y entender las aspiraciones de la sociedad.No rehúye a ninguna pregunta, incluso dice: “No me molesto porque me digan cacique político”, ya que considera que tiene una hoja de vida al servicio del país.Confía en la disciplina de los jefes regionales del Partido Conservador, de quienes dice ayudarán a mantener o, incluso, aumentar la participación de la colectividad en el Congreso, por lo que descarta que el uribismo vaya a ser arrollador en las elecciones, pero sí reconoce que “se está atravesando bastante duro”.Se dice que su llegada a la cabeza de la lista al Senado del Partido Conservador pone en entredicho la renovación política de la que tanto se habla…Pienso que la renovación de los partidos depende del talento y de la talla intelectual de quienes conforman las listas. Creo que es irrelevante, como quieren hacerlo parecer, la edad del congresista o el tiempo que lleva prestando sus servicios en las corporaciones públicas. Por el contrario, esa situación lo que hace es consolidar la experiencia y el conocimiento de quienes la disfrutan. De manera que mientras tengamos capacidad para innovar, mientras que tengamos capacidad para entender los tiempos, mientras tengamos capacidad de entender las aspiraciones de la sociedad y mientras podamos proponer soluciones innovadoras, nuevas a esas situaciones, la renovación se mantiene viva y en todo esplendor.¿La combinación perfecta es, entonces, la presencia de la experiencia de personas como usted y las nuevas generaciones en los partidos?Siempre es bueno, siempre es conveniente que haya una mezcla interesante de gente joven, de gente que viene empujando, de gente que tiene deseos de surgir, que quieren presentarse ante la opinión pública desde el Congreso con quienes estamos desde hace tiempo prestando nuestros servicios de soldado al partido. De manera que una combinación acertada de gentes nuevas con gentes antiguas le sirve al partido y a Colombia.Con su experiencia política, ¿Cómo ve la lista del Partido Conservador a sabiendas que el uribismo está atravesado con un grupo importante de figuras?El uribismo se está atravesando bastante duro, pero no solo para el Partido Conservador, se está atravesando bastante duro para todas las colectividades políticas en el país, pero le alcanzo a decir esto, los jefes regionales del conservatismo son los mejores que existen en Colombia, son gente de trabajo, de esfuerzo, gente que se hace sentir tanto en el Congreso como en sus regiones. Tengo la seguridad que estos jefes regionales del Partido Conservador van a hacer un acto de presencia que sorprenderá, no solo a los conservadores, sino a todo el país. Nosotros vamos a colocar más de 2 millones de votos, pienso que vamos a mantener nuestra representación tanto en el Senado como en la Cámara de Representantes y si la suerte nos acompaña un poquito, de pronto, superamos la actual representación política.Usted toca un punto clave y es la representación regional del conservatismo. ¿Aún confía en esa disciplina de antaño que mantenía un caudal de votación para sus líderes políticos?El voto parlamentario, del Congreso más que un voto ‘intuitu partido’ es un voto ‘intuitu personae’. La gente, el pueblo tiene reservas sobre el Congreso pero quiere a sus congresistas, los aprecia, los respeta y los sigue el día de las elecciones. A mí me parece que aún cuando la disciplina política de partido esté un poco disminuida por el fragor de los tiempos, no solo en el conservatismo sino en todas las colectividades, el afecto del pueblo conservador y del pueblo colombiano por los jefes conservadores va a permitir, no solo que se supere una eventual indisciplina, sino que hagamos un acto de presencia mayor en las elecciones del 9 de marzo.¿Cuando usted advierte que hay disciplina más por los jefes conservadores que por la colectividad, significa que se fortalece la tesis que existe que el Partido Conservador puso en la cabeza de su lista a un cacique político?No me molesto porque me digan cacique político. Yo presento, no solo mi hoja de vida al servicio del país, sino mi devenir cotidiano en el Congreso, opino sobre los temas nacionales, aporto ideas, presento proyectos, discuto proyectos, contradigo y apoyo. De manera que si cacique político es quien cumple adecuadamente sus funciones de senador tanto en el campo intelectual como en el electoral, pues yo seré uno de ellos.Se dice que esta campaña va a ser más de ataques que de ideas y propuestas, ¿cree que eso va a ser así?No. Creo que con los ataques nadie gana nada, yo aspiro y espero, dada la importancia de las cabezas de las listas, que este sea un debate de ideas, un debate en el que se contradigan programas, un debate del cual el país pueda servirse, que le pueda enseñar a todos los colombianos cuáles son los problemas de la nación y qué puede hacer el Congreso por solucionarlos y me parece que la opinión pública se inclinará por quienes presenten mejores programas, mejores proyectos y por quienes tengan ideas que interpreten con más acierto la realidad colombiana que las ideas que puedan proponer sus contradictores.Hay quienes dicen que las mayorías del Congreso se la van a disputar los liberales y el uribismo...Yo creo que no va a haber mayorías. Si por mayorías se entiende la mitad más uno de la corporación, o si se entiende una presencia tan importante que sea capaz de arrastrar otras colectividades, se está hablando, no sé con cuánto fundamento, que este o cual partido puede estar logrando 20 o 25 senadores y están presentando ese hecho como algo imponente, pero resulta que en el Senado hay 100 miembros, 102 con la circunscripción indígena, y para conseguir esa votación se requiere y se demanda la convergencia y la presencia de varias colectividades políticas, por el contrario creo que lo que está abierto es el juego parlamentario casi como si viviéramos un juego parlamentario en un sistema presidencial.En una última charla con El País usted dijo que volvía al Congreso si la salud se lo permitía…Estoy bien de salud, me siento bien y aspiro volver.Si es elegido nuevamente va a quedar como el congresista más antiguo del país, su colega Aurelio Iragorri se va, Víctor Renán falleció… ¿cómo va a manejar esa soledad?Yo nunca he estado solo en el Congreso. Nunca he padecido de soledad y espero no tener que vivirla en los próximos cuatro años, por el contrario, el hecho de que mis colegas, porque fueron ellos quienes me escogieron como un timbre de honor para que encabezara inmerecidamente la lista del Senado por el Partido Conservador me indica que estoy bien rodeado, que me rodean unos colegas que tienen mucho afecto por esta persona y que tengo amigos en todos los partidos en la coalición de gobierno y en la oposición. Yo nunca he estado ni voy a estar solo en el Senado de la República.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad