“Compatriotas, cuidemos nuestras libertades”: Uribe

“Compatriotas, cuidemos nuestras libertades”: Uribe

Agosto 05, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

En su discurso de despedida calificó el diálogo con los colombianos como un cielo en la tierra”, porque le permitieron construir “una actitud más cálida, menos agresiva”. También recordó que la Nación será más segura con ayuda de todos.

“Las buenas semillas las han sembrado las Fuerzas Armadas y mis colaboradores, los errores son míos”, por eso "pido perdón a la Nación entera por aquellos errores cometidos y también por lo que no se hubiera podido hacer”. Así se dirigió al final de su discurson el presidente Álvaro Uribe se despidió de Colombia luego de haber estado ocho años en el Gobierno. En él agradeció a sus “compatriotas” por darle la “oportunidad de estar en la Presidencia de la República durante ocho años”.Recordó la necesidad de tener una Nación más segura “con unas Fuerzas Armadas eficaces y totalmente transparentes, y una ciudadanía desarmada. Para apoyar a nuestras Fuerzas Armadas las armas que nosotros necesitamos como ciudadanos son el cariño, la confianza y el celular”.Y expresó su gratitud a los colombianos, a todas las instituciones del Estado, a la comunidad internacional que nos ha apoyado y a todos sus compañeros en las tareas de Gobierno y a Bogotá, “que ha sido nuestro albergue en estos ocho años, y que ha procedido con nosotros con su hospitalaria generosidad, como ha procedido durante su existencia con todos los colombianos que aquí han llegado.Asimismo, destacó la compañía de su vicepresidente, Francisco Santos, de quien dijo “fue una gran ayuda, con su calidad de compañero, su lealtad, su franqueza”. Y destacó que su equipo de colaboradores trabajó con “mística, con honradez, con dedicación; no tuvo limitaciones de dominicales, de festivos, de vacaciones, para servir a la Patria en todas las horas”.Durante su alocución, resaltó los certificados de calidad que hoy tienen la mayoría de ministerios y el alto nivel de calificación de las entidades del Estado gracias a que ese “equipo de colaboradores no fue una burocracia apelmazada, fue un equipo lleno de mística por Colombia”."Es verdad, Colombia es pasión"En su discurso advirtió que quedan algunas 'semillas' para que germien, como la creencia del país de que la seguridad es posible y que se puede recuperar “plenamente de ese atentado del terrorismo y de los criminales”.También recordó que Colombia es un gran destino de inversión y que sumada a la fraternidad, “es el único camino para el empleo digno, de buena calidad, con afiliación a la seguridad social, para superar la pobreza, para construir equidad”.Y por último, queda la semilla de una patria “convencida que es posible avanzar en lo social, para que lo social se dé en los hechos, no se quede en el discurso”. Recomendó a sus “compatriotas” a cuidar las libertades laborales, de emprendimiento y de asociación, y recomendó que se sigan realizando todas las tareas de manera “extraordinaria” para seguir siendo reconocidos internacionalmente“Colombia tiene una ciudadanía que realiza todas las tareas apasionadamente. Es verdad: ‘Colombia es Pasión’”, afirmó.Uribe agradeció el diálogo que tuvo con sus compatriotasAl final de su discurso de despedida, el presidente Uribe leyó unas líneas “para hacer llegar mis palabras de afecto a todas las regiones de esta gran tierra nuestra, unas líneas que leí al tomar posesión por segunda vez el 7 de agosto de 2006”.En ellas se refirió a todas las regiones de Colombia y destacó los hechos históricos más importantes para cada una.Nuevamente agradeció a los colombianos por haberlo acompañado a lo largo de estos ocho años, porque “con ustedes, compatriotas, de toda esta Patria, he tenido la posibilidad de adelantar un fecundo diálogo en estos ocho años, un diálogo del alma”.“Poco interés prestamos a las tentaciones de engaño, de invitación al diálogo por los terroristas, pero dimos todo nuestro amor al diálogo fraterno con los colombianos de bien. Muchas veces tuvimos que decir no, pero jamás en ese diálogo hicimos del no una disculpa para aperezarnos y dejar de buscar opciones”, manifestó.De ese diálogo con los 'compatriotas' lo calificó como “un cielo en la tierra”, porque le permitieron construir “una actitud más cálida, menos agresiva, igualmente reclamante”.Para finalizar, pidió apoyo al Presidente Juan Manuel Santos, a su Gobierno, “que sea una etapa de gran prosperidad para la Patria, con inmensa equidad”.“Que con el trabajo y la compenetración de todos, después de la borrasca de violencia de dos siglos, venga la felicidad para los niños y quienes habrán de venir, para que las nuevas generaciones vivan felices en el fecundo suelo de Colombia”, finalizó.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad