Baja demanda de pasajeros tiene en jaque a sistemas masivos de transporte 

Abril 11, 2017 - 03:21 p.m. Por:
Colprensa | El País
MÍO

Según el infome en la Cámara de Representantes, el MÍO moviliza el 48 % de la meta diaria al llegar a los 458.000 pasajeros en promedio.

Archivo de El País

El desempeño de los sistemas de trasporte masivos en Colombia está muy por debajo de lo esperado, con especial preocupación en que el número de pasajeros no es el adecuado.

Así se expuso durante un debate en la Cámara de Representantes al ministro de Transporte, Jorge Rojas, al cual fue citado para que respondiera sobre las condiciones en que están operando estos sistemas.

Ese control político lo adelantó  el representante a la Cámara por el Movimiento Mira, Carlos Eduardo Guevara, quien señaló la evidente crisis de los sistemas, con unas perdidas anuales de 1,2 billones de pesos.

El informe del ministro Rojas indica que Transmetro en Barranquilla apenas está movilizando al 41 % de los pasajeros a diario, es decir 126 mil personas.

Metrolínea, el sistema con el cual se opera en Bucaramanga,  sólo llega al 32 % de la meta, es decir se mueven sólo 123 mil personas. Más preocupante lo que pasa en Cartagena con Transcaribe, en donde únicamente van a diario unos 87.600 pasajeros, un 19 % de lo previsto.

Cumpliendo casi la mitad de lo previsto está el MÍO en Cali, que con un 48 % diario llega a los 458.000 pasajeros en promedio. Metroplus, en Medellín, dice el reporte del Mintransporte, llega al 58 % de la meta, es decir 145 mil personas.

Con cifras más optimistas están Megabus en Pereira, que tiene en promedio la movilidad de 108.500 pasajeros, es decir el 78 % de lo presupuestado. En el caso de Transmilenio en Bogotá, incluyendo al SITP pero sin la ciudad de Soacha, se tiene un promedio 4 millones 220 mil pasajeros diarios, el 75 % de la meta.

En concepto del representante Guevara, las pérdidas por más de 1,2 billones de pesos de las empresas operadoras obedecen a la mala proyección en el cálculo de la demanda de pasajeros.  “La realidad demuestra que en todas las ciudades capitales, la demanda de pasajeros es mínima, como sucede en  Cartagena que solo alcanza el 19 % y en Bucaramanga con el 32 %”, explica el congresista de Mira.

Guevara, además, precisó que las empresas operadoras de los sistemas masivos de Bogotá, Cali y Bucaramanga, son los que mayores pérdidas económicas presentan. Ejemplo de ello es el caso de la capital del país, donde nueve operadores, de los 15 existentes, enfrentan pérdidas por más de 600 mil millones de pesos.

En cuanto al MÍO, tres de las cuatro empresas operadoras registran pérdidas por más de 290 mil millones de pesos. Para Bucaramanga, los reportes de Mintransporte muestran que las pérdidas de las dos únicas empresas operadoras ascienden a los 132 mil millones de pesos

El congresista plantea un escenario crítico al estimar que si estos sistemas de transporte público llegaran a fracasar, más de 9,6 billones de pesos que se han invertido “se irían a la caneca”, afectando no sólo a las finanzas de las ciudades sino también del Gobierno Nacional.

“No se puede seguir dando pasos en falso, el Gobierno le está apostando nuevamente a estos sistemas, pero a nivel municipal con los sistemas estratégicos de transporte público. Esperamos que los cálculos que se hicieron estén bien proyectados, acordes con la demanda real de pasajeros, para evitar repetir las experiencias de estas ciudades capitales”, estimó Guevara.

Como alternativa, el representante plantea la reestructuración financiera y operativa de los sistemas de transporte antes de que la crisis de movilidad sea aún peor, y las empresas operadoras entren en insolvencia financiera.

“La crisis financiera de Transmilenio se debió a que la Fase III desajustó la proyección de pasajeros, pasándola de un 140 % de cobertura en la Fase I y II, a un 75 % para la fase tres, es decir, los buses azules tenían una proyección de pasajeros de 4 millones, y en la actualidad sólo atienden 2 millones de pasajeros”, indicó.

También ve como una opción que las entidades territoriales puedan utilizar los mecanismos que le otorgó el Plan Nacional de Desarrollo para el financiamiento de estos sistemas.

Asimismo, señaló Guevara, es conveniente hacer una reducción en el precio del pasaje para que se utilice con mayor frecuencia el sistema, ayudando a equilibrar el déficit.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad