Alianzas y recolección de firmas, los inicios de la carrera por las presidenciales del 2018

Alianzas y recolección de firmas, los inicios de la carrera por las presidenciales del 2018

Junio 25, 2017 - 03:03 p.m. Por:
Colprensa/ El País
Voto a voto se hace el reconteo frente a testigos y delegados electorales que asisten a los escrutinios de las elecciones parlamentarias. (Bernardo Peña)

Las elecciones presidenciales serán el próximo año.

El cierre de las sesiones del Congreso de la República, el proceso de entrega de armas de las Farc a la ONU y hasta la agenda final de la visita del Papa Francisco en septiembre próximo opacaron una serie de hechos políticos que se dieron en el país durante la presente semana, pero que influirán la carrera para ganar la Presidencia de la República en el 2018.

Fueron muchos y contundentes los sucesos si se tiene en cuenta que se trata de una campaña que se proyecta como una de las más movidas de las últimas décadas.

Uno de los primeros anuncios fue el de Piedad Córdoba, que dijo que buscará firmas para su aspiración. Luego, el jefe de Cambio Radical, Germán Vargas Lleras, le llamó la atención al presidente de su partido, Jorge Enrique Vélez, al decir que él no le ha pedido el aval para su candidatura y que las coaliciones le interesan.

Pero sin duda el hecho que causó más agitación, especialmente en los sectores de derecha, fue que los expresidentes Álvaro Uribe y Andrés Pastrana dieran a conocer su alianza para las presidenciales.

A 51 semanas de la segunda vuelta por la Casa de Nariño, el 17 de junio de 2018, escenario que es prácticamente seguro, las coaliciones se siguen moviendo entre todos los partidos y los propios aspirantes, que evalúan la posibilidad de alianzas que políticamente serían imposibles de pensar. Esta es la radiografía de cómo se vislumbran esos ‘trueques’ a un año de los comicios.

La derecha extrema

Sin lugar a dudas esta alianza de los sectores que se identifican con la derecha ya tenía sinergias desde octubre pasado, tras la unión que promovió el No frente a la refrendación de los acuerdos de paz.

Lo que ahora están definiendo son las cargas políticas al interior, quién aporta más votos, de cara a que el puntero en la carrera se convierta en la fórmula ganadora en la primera vuelta de mayo y llegue a la segunda pisando firme.

Uribe, con el Centro Democrático, es quien tiene más capital electoral para sumar en la coalición. El expresidente parte de que obtuvo más de 1,5 millones de votos en el 2014 para el Congreso. Otros sectores indican que se deben medir los votos que tuvo Óscar Iván Zuluaga en la primera vuelta de ese mismo año, cuando sacó 3,8 millones.

Alejandro Ordóñez: su objetivo es hacerse contar antes de entrar en la coalición, es decir, tiene claro que no será el de mayor peso, pero tampoco desea quedar por debajo de Andrés Pastrana, quien hace presencia en esa unión con imagen política y un grupo pequeño de conservadores.

La coalición de derecha tendría de forma soterrada el apoyo de dos sectores del liberalismo, el de la senadora cristiana Viviane Morales y el de la antioqueña Sofía Gaviria, quienes no podrían influir abiertamente porque caerían en doble militancia.

Un actor importante que podría reforzar esa alianza es la exministra Marta Lucía Ramírez, a quien ya invitaron pero notificó que, de momento, sigue haciendo la tarea por su cuenta.

El centro no se cocina

En el sector que se identifica como de centro derecha, la situación no está tan clara. Las cartas políticas las mueven el Partido Liberal, el de la U, el conservatismo y hasta el propio exvicepresidente Germán Vargas Lleras.

Pero son los liberales y la U quienes en intenciones y deseos han avanzado más. Se habla con insistencia de ir a una consulta interpartidista y, tras una consulta en marzo, escoger al ungido.

Si lo hacen con un solo aspirante por cada partido o varios son algunos de los asuntos que se siguen negociando. Lo claro es que en marzo harán la consulta, paralela a las legislativas.

Al interior del liberalismo se da como un hecho que el gran articulador del proceso electoral será el expresidente César Gaviria, quien ya expresó su simpatía por Humberto de la Calle.

En ese partido los ánimos se han calentado, especialmente por parte del senador y precandidato Juan Manuel Galán, quien ya cazó pelea con su exmentor político, al asegurar que él y el expresidente Ernesto Samper quieren imponer como candidato a De la Calle.
Esta semana también dejó en evidencia que el exvicepresidente Vargas Lleras ve en las coaliciones una opción para ganar la Presidencia de la República. En este momento él lidera las encuestas, pero tiene claro que solo no podrá llegar a la Casa de Nariño, sino que lo deberá hacer con el respaldo de otros sectores.

¿Y la izquierda?

En el sector de la izquierda e independientes la posible alianza parece avanzar. Aunque es claro que en la misma no estarán todos los que son y que llegarán los que más sumen y menos egos políticos tengan.
Con grupos de trabajo que se reúnen de forma periódica se cuaja la coaliación entre los verdes (Claudia López y Antonio Navarro), Jorge Robledo, por el Polo Democrático, y Sergio Fajardo, quien le apuesta a su imagen de dirigente independiente, soportada en su gestión como gobernador de Antioquia.

También de la izquierda y lejanos por ahora a esta alianza estarían el exalcalde Gustavo Petro, a quien con el paso de los días se le complica más su aspiración por los líos jurídicos que tiene, y la exministra Clara López, quien aspira a presentarse a la primera vuelta luego de reunir un millón de firmas, pero al momento de una coalición podría verse más en el sector del centro y no con los independientes.

La exsenadora Piedad Córdoba, también quiere ser candidata y podría sumar en esta alianza, pero en la segunda vuelta, no antes.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad