Trabajo infantil, un mal que no deja de preocupar

Junio 11, 2017 - 11:40 p.m. Por:
Redacción de El País
Trabajo infantil

Según el Dane, para los hombres se registró una tasa de trabajo infantil de 10,2 % y para las mujeres de 5,1 % en 2016. El Observatorio Laboral de la U. del Rosario señala que la tasa de trabajo en la zona rural es alta (13,6 %). Menores laboran en agricultura, ganadería y caza, entre otros.

Oswaldo Páez / El País

Niños en los semáforos haciendo malabares, bailando o vendiendo algún producto representan una de las caras más visible del trabajo infantil en Cali.

Según datos suministrados por la Secretaría de Bienestar Social, que se basa en registros del Departamento Administrativo Nacional de Estadística, Dane, entre 2015 y 2016 la cifra de menores en condiciones de trabajo en la capital del Valle y en Yumbo aumentó de 5,8 % a 5,9 % (alrededor de 29.000 niños, niñas y adolescentes).

“En la medida que aumenta la migración hacia ciudades como Cali, que recibe víctimas del conflicto, uno podría pensar que eso hace que esas cifras (de trabajo infantil) aumenten. La gente llega a las ciudades y toda la familia sale a rebuscarse sin tener en cuenta el respeto por el derecho de los niños”, explica el secretario de Bienestar Social de Cali, Esaúd Urrutia.

Hoy, cuando se conmemora el Día Mundial contra el Trabajo Infantil, además de recordar estas cifras, la Alcaldía hace un llamado a los ciudadanos para que ayuden en la erradicación de este flagelo, denunciando y dejando de lado prácticas que contribuyen a vulnerar esta población.

“No demos limosna ni compremos productos a niños, niñas o adolescentes... en familia se deben garantizar espacios protectores y su permanencia en la escuela”, añade Urrutia.

María Fernanda Sandoval, trabajadora social de la dependencia, indica que además de los niños en los semáforos, hay otros que ejercen trabajos informales con sus familias y otro grupo, principalmente de adolescentes, que están en talleres de mecánica “y los empleados no cumplen con las leyes del Ministerio del Trabajo con respecto a que deben tener unas horas específicas y unos requerimientos”.

Trabajo infantil

Según Bienestar Social, en las zonas de oriente y ladera se han detectado mayor vulnerabilidad respecto a niños y adolescentes que se dedican a trabajar.

Oswaldo Páez / El País

La funcionaria recordó que la ciudad cuenta con la estrategia ‘Cali, territorio libre de trabajo infantil’, desde donde se promueven acciones de promoción y prevención, como los talleres que se realizan con la comunidad para sensibilizar sobre la situación. Para hoy se tiene programada una actividad en el Centro Administrativo Municipal, CAM.

La Secretaría de Bienestar Social invitó a los ciudadanos a denunciar casos que vulneren los derechos de los menores a las líneas 106 (de atención infantil), 123 (Policía), y 141 (Icbf).

¿Qué hacer contra el trabajo infantil?

Según el Dane, la tasa de trabajo infantil para el total nacional en el trimestre octubre - diciembre de 2016 fue 7,8 % con una reducción de 1,3 puntos porcentuales frente al mismo trimestre de 2015 cuando fue 9,1 %. En las cabeceras, la tasa de trabajo infantil fue 5,7 %, en los centros poblados y rural disperso fue 13,6 %. En el mismo periodo del año anterior estas tasas fueron 6,7 % y 15,6 %.

Para la ministra de Trabajo, Griselda Janeth Restrepo, aunque las cifras van en disminución no se puede bajar la guardia, teniendo en cuenta que aún en el país trabajan 869.000 niños, niñas y adolescentes (cifra Dane). Asimismo, dice que se tienen que intensificar los esfuerzos en el área rural, donde se presenta un mayor número de niños trabajando, y que confía que uno de los beneficios del fin del conflicto armado sea precisamente “que muchos de estos menores que estuvieron involucrados en estas actividades, regresen a sus hogares, retornen a las escuelas, vuelvan a jugar y a la diversión propia de esa etapa de sus vidas”.

Iván Jaramillo, investigador del Observatorio Laboral de la Universidad del Rosario, señala que el trabajo infantil compromete el correcto desarrollo personal, académico y familiar de los menores. Según el académico, es necesario estimular el trabajo decente para que las familias tengan un ingreso que satisfaga sus necesidades y no se vean abocadas a que los menores trabajen para completar los ingresos. También hace énfasis en fortalecer la oferta educativa para que los niños retornen o accedan a la escuela.

“Cuando revisas las causas encuentras que el factor cultural es muy importante. El mayor porcentaje (de niños trabajadores) dicen que trabajan porque quieren tener su propio dinero, otra razón es que deben contribuir a los gastos de la casa, y otra, que es muy preocupante, es que muchos padres consideran que ponerlos a trabajar es otra forma de incorporar valores éticos y disciplina en los menores”, comenta Jaramillo, quien hoy presentará en Bogotá el informe ‘Hacia la consolidación de la estrategia de eliminación del trabajo infantil’.

El secretario de Bienestar Social añade que “todos tenemos que asumir el compromiso, trabajar por la defensa de los derechos de los niños, se debe denunciar cada que podamos observar un caso de trabajo o maltrato infantil”.

Actividades

Hoy (lunes), de 9 a.m. a 12.m. en el CAM se hará una jornada de sensibilización para la prevención del trabajo infantil, socializando la ruta de atención.

A partir de la 1:00 p.m. se exhibirá un mural con expresiones artísticas de niños que han hecho parte de los programas de trabajo infantil. En otro mural se invitará a los ciudadanos a plasmar sus compromisos.
La Gobernación invita al foro ‘Las peores formas de trabajo infantil’, hoy, desde las 9:00 a.m., en el teatro estudio de Telepacífico.

Mañana (martes), la Alcaldía de Cali llevará a 350 menores a cine gratis.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad