Se intensifican los efectos del Fenómeno del Niño en los ríos y zonas verdes de Cali

Se intensifican los efectos del Fenómeno del Niño en los ríos y zonas verdes de Cali

Agosto 28, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co
Se intensifican los efectos del Fenómeno del Niño en los ríos y zonas verdes de Cali

La CVC advirtió sobre la necesidad de hacer uso racional del agua, pues las lluvias esporádicas de los últimos días no contribuirán en el aumento del caudal de los ríos.

La CVC advirtió sobre la necesidad de hacer uso racional del agua, pues las lluvias esporádicas de los últimos días no contribuirán en el aumento del caudal de los ríos.

Frecuentes incendios forestales, zonas verdes secas, deshidratación y los ríos de Cali con niveles por debajo del promedio, son los principales efectos de la fuerte ola de sequía que sofoca a la capital vallecaucana. Pese a las lloviznas esporádicas que han caído en medio de esta larga temporada del 'Fenómeno del Niño', zonas públicas de la ciudad como la Plaza de Cayzedo, el CAM, los jardines del MÍO y parques de gran afluencia como el del barrio el Ingenio son los más impactados por este cambio climático. El pasto, las flores, los árboles y la capa vegetal de los terrenos están completamente secos.Al respecto, Blanca Ramos, coordinadora del área de mejoramiento ambiental del Dagma, señaló que estos pastos presentan resistencia a extremas temperaturas, por lo cual una vez inicie la época invernal se espera que su estructura vegetal se recupere parcialmente.“Por la fuerte ola de calor, los pastos presentan una textura seca y un color amarillo o beige, pero estos son muy resistentes a las altas temperaturas. Ante esto, tenemos que esperar a que llegue de nuevo el invierno, porque no podemos iniciar ahora la recuperación de estos senderos, pues implicaría coordinar labores de riego y el suministro de agua es prioridad para el consumo humano”, afirmó la funcionaria.  De las zonas verdes urbanas, la sequía también muestra su fuerte alcance en la montaña. Los incendios forestales no dan tregua y hasta la fecha han afectado más de 2.985 hectáreas de bosque. Según el Cuerpo de Bomberos de Cali, en lo recorrido del 2012 en la capital del Valle, la cifra de incendios asciende a 511, sumando zonas urbanas y rurales.El director operativo del Cuerpo de Bomberos, teniente Alberto Hernández, considera que aunque el organismo solo cuenta con 170 unidades de planta, 180 hombres voluntarios y unas 16 máquinas en total para atender cualquier contingencia en la ciudad, su accionar es “rápido y efectivo”.“Hemos atendido todas las conflagraciones que se han presentado hasta la fecha y aunque siempre estamos listos, tengo que decir que no tenemos recursos para enfrentar el 'Fenómeno de El Niño'. Nos hace falta hombres, maquinaria y lo principal, que la gente se encargue de hacer limpieza de los matorrales y maleza y así evitar incendios ”, dijo el teniente Hernández. Panorama de los ríosEl suministro de agua con la fuerte sequía es otra de las preocupaciones de los caleños por estos días. Según Alfredo Urbano, director de agua potable de Emcali, la situación es alarmante teniendo en cuenta que agosto es el mes más seco del año.“En la bocatoma del río Mélendez pasan 500 litros por segundo y se requieren 1.000 para poder garantizar agua, mientras que el río Cali que registra caudales históricos de 3.727 litros por segundo tiene actualmente 1.510 litros por segundo”, dijo Urbano.Según el funcionario, si estos dos ríos entran en situación crítica, es decir que ya no pueden abastecer a las cerca de cien mil personas de las comunas 18 y 20, , el río Cauca tendría que comenzar a responder por el abastecimiento del resto de la ciudad.“Actualmente, el río Cauca tiene un caudal promedio de 120 metros cúbicos por segundo, por lo que la captación y el tratamiento de agua no se han visto afectados. El 75% de la ciudad, que se surte de las aguas del río Cauca, a través de las plantas de Puerto Mallarino y río Cauca, sufriría problemas de abastecimiento si el nivel de sus aguas baja a 78 metros cúbicos por segundo”, agregó Urbano.A pesar del llamado de alerta que las autoridades ambientales constantemente hacen a los caleños para que adopten medidas de ahorro, muchos hacen caso omiso al mismo. El despilfarro de agua en la ciudad es una constante casi a diario. Los malos hábitos con el uso del recursos son evidentes cuando se lavan carros, fachadas de viviendas o se dejan las llaves abiertas. Rodrigo Zamorano, director del Consejo Municipal para la Gestión del Riesgo de Desastres, dijo que en unión con la CVC, Emcali y la Alcaldía de Cali, trabajan en una campaña llamada ‘Toma conciencia cada gota cuenta’, estrategia que busca dar consejos a través de anuncios en la televisión, páginas web y redes sociales, que permitan contribuir al uso racional del líquido para evitar racionamientos de agua.Zamorano advirtió sobre la necesidad de hacer uso racional del agua, pues las lluvias esporádicas de los últimos días no contribuirán en el aumento del caudal de los ríos.“Aunque ha llovido en estos días no ha habido recuperación de los ríos de la ciudad, pues las condiciones de este verano son tan agresivas, que su abastecimiento no va a ser tan rápido”, señaló Zamorano.Igualmente, pidió a agricultores usar aguas subterráneas para sus sistemas de riego y no agua de los ríos.Golpe de calorEl fuerte sol y las altas temperaturas también tienen incidencia en la salud de los caleños. El secretario de Salud de Cali, Diego Calero, explicó que este verano no ha traído consigo enfermedades graves, pero las altas temperaturas han ocasionado “cuadros de deshidratación, golpe de calor, agotamiento y estrés por calor”.“Es recomendable que las personas se hidraten muy bien, que utilicen bloqueador UV así el día esté nublado. Y si tiene la piel caliente, enrojecida, pulso acelerado, dolor de cabeza, mareo, náuseas, confusión y hasta pérdida de conocimiento, acuda al médico”, concluyó Calero. El Ideam recomienda El más reciente informe del Ideam señala que el 'Fenómeno del Niño’ está en su etapa de desarrollo y se estima que en un 81% se consolide hacia los meses de octubre, noviembre y diciembre.Los impactos de este evento se manifestarán a partir de julio y continuarán en agosto de este año, en las regiones Andina, Pacífica y Caribe, con la reducción de lluvias y aumento de las temperaturas.Por su parte, el ministro de medio ambiente y desarrollo territorial, Frank Pearl, hizo un llamado a los colombianos para acatar las medidas para mitigar el impacto de la temporada de sequía. "Nada mejor que una campaña de educación para reducir nuestra demanda, pues pensamos que tenemos el agua, y no es así. Ya hay unos departamentos y municipios que no tienen recurso hídrico ad portas del desarrollo del 'Fenómeno del Niño'. Es importante la participación en estas campañas de educación y sensibilización”, manifestó, por su parte, el director del Ideam, Ricardo Lozano.El directivo hizo énfasis en la importancia de promover este tipo de campañas justo en estos momentos en los que la sequía en mares, ríos, humedales y demás cuerpos de agua, producida por el llamado 'Fenómeno del Niño', ya empieza a hacer efecto en el país y se intensificará a principios del 2013.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad