Proponen cambiar nombres de las rutas del MÍO

Proponen cambiar nombres de las rutas del MÍO

Mayo 04, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Proponen cambiar nombres de las rutas del MÍO

Según el estudio de la UAO, una persona puede tardarse hasta dos minutos y medio en comprender el recorrido de la ruta que necesita en los mapas actuales.

La Universidad Autónoma de Occidente hizo un estudio para mejorar el sistema de información del masivo. Conozca de qué se trata la propuesta.

Hacer los mapas de rutas más comprensibles, optimizar los recorridos de los buses y minimizar los tiempos de espera y desplazamiento, son algunas de las propuestas que tiene un grupo de académicos de la Universidad Autónoma de Occidente, UAO, para mejorar el servicio del MÍO. 

De acuerdo con Mario Fernando Uribe, director del programa de Diseño de la Comunicación Gráfica de la UAO, a través de un estudio que involucró a 650 personas, se determinó que algunas estaciones tienen nombres que confunden, pues están relacionados con sitios que no hacen parte del referente local ni obedecen a un punto de ubicación específico. Ese es el caso de la estación Manzana del Saber, que se llama así por el complejo educativo, pero está en un barrio histórico, como San Fernando. 

Los investigadores de la UAO entregaron a Metrocali cuatro parámetros para que, en el futuro, se cambien los nombres de las estaciones acorde a hitos del entorno o referentes del lugar, como hospitales o instituciones de gran recordación. 

Lea también: El MÍO cumple siete años, ¿por qué nadie celebra?

Así, proponen los investigadores, el nombre de la estación Universidades podría cambiar por ‘Jardín’ y el de Menga por ‘Álamos’, por estar situados en barrios que tienen esos nombres.

Según el análisis de la UAO, una de las problemáticas del MÍO es la falta de información complementaria para el uso adecuado de las rutas y que su codificación (nombrarlas con T a las rutas troncales, A a las alimentadoras, E a las expresas, etcétera) es muy técnica, lo que carece de sentido para los usuarios.

Uribe explicó que solo en la Calle  5 las rutas T47B, T57A, T31, E27 y E27B comparten el mismo recorrido, pero que no todas cuentan con la misma cantidad de usuarios.

Este proyecto, nombrado como ‘Plan de mejoramiento integral del sistema de información del masivo integrado de occidente, MIO’, cuenta con el apoyo de Metrocali y la Alcaldía.

Ante esto, propone que “los códigos de las rutas se establecerían por las iniciales que se le asignarían a las estaciones principales. Por ejemplo, la estación ‘Ciudad Jardín’ tendría la letra J y ‘Álamos’ la A; así una ruta que vaya de ‘Ciudad Jardín’ hasta ‘Álamos’ se nombraría la ruta JA y si cambia el sentido, sería AJ. De esta forma, la ruta E21 (que hoy cubre ese recorrido) se llamaría AJ”.

Lea también: Vandalismo, el dolor de cabeza de estaciones del MÍO

Todos estos cambios estarían consignados en un nuevo esquema de mapas que serían ubicados en las estaciones del MÍO. Dichos mapas de ubicación contienen, entre otros, cada cuánto tiempo pasa una ruta por una parada determinada, colores con las rutas, recorridos con nuevos puntos de referencia, nombres de barrios.

 “Hay un color que une el recorrido de Sur a Norte que se ve desde el origen hasta el destino, por lo que se puede seguir fácilmente y diferenciarlo de otros colores que tienen otros recorridos. Así se podrá seguir la ruta AJ, que tiene el color amarillo, y ver por cuáles estaciones y barrios pasa, lo que es más efectivo para los usuarios”, explicó Uribe.

Según el análisis de los investigadores de la UAO, el tiempo promedio que tardaron las personas en identificar sus rutas en los mapas elaborados por Metrocali y que actualmente están en las estaciones, osciló entre dos y dos minutos y medio.

“Este es un vacío muy importante en el sistema, porque cuando se habla de transporte público los mapas deben tener un desempeño que en menos de un minuto puedan resolver tu problema de movilidad. Así, casi a golpe de vista, uno debería saber qué ruta abordar”, dijo Uribe, quien agregó que  se realizarán pruebas en algunas estaciones y puntos de parada para conocer la respuesta de los usuarios a los cambios propuestos.

“Con las nuevas señales se pretende que la gente, con el menor esfuerzo, pueda entender cómo funciona el sistema y tome decisiones acertadas para movilizarse. Ya hemos hecho pruebas previas y notamos que las personas ubican sus rutas y recorridos de una forma más sencilla y en menos de un minuto”, aseguró Uribe.

“Esos vacíos parecen pequeños, pero si se solucionan le permitirán a la gente adoptar de manera natural la utilización del sistema de transporte. Lo más importante es que la gente pueda entender fácilmente el sistema y no necesite aprenderselo, porque si lo memoriza no va a saber cómo contarle a otra persona cómo emplear los recursos que el sistema  tiene para optimizarlos”, añadió. 

El País intentó comunicarse con Metrocali para conocer su posición respecto a las propuestas de los comunicadores de la UAO, pero la entidad se abstuvo de pronunciarse al respecto. 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad