Piden que el Bulevar del Río sea solo para peatones y ciclistas

Piden que el Bulevar del Río sea solo para peatones y ciclistas

Febrero 22, 2017 - 09:33 p.m. Por:
Redacción de El País
Bulevar de la Avenida Colombia

El bulevar de la Avenida Colombia es un espacio público ideal para peatones y ciclistas, por su amplitud y la ausencia de vehículos.

Foto: Archivo El País

Preservar el bulevar del río Cali como un espacio exclusivo para peatones y usuarios de las bicicletas es el llamado que hacen al Comité de Movilidad de Cali los vecinos del sector, transeúntes, expertos en movilidad y colectivos de ciclistas de la ciudad, con el fin de evitar que los buses del MÍO vuelvan a transitar por esta zona.

La petición se realiza en medio de la controversia que se generó tras el anuncio de Metrocali de reactivar la ruta P27B, en horas pico, de 6:00 a.m. a 9:00 a.m. y de 4:00 p.m. a 8:00 p.m.

Lea también: Contraloría de Cali dice que uso del Bulevar del Río debe ser definido por el Municipio.

Dicha decisión se habría tomado a partir de un hallazgo administrativo de la Contraloría en el que se determinó que el carril Solo Bus que hay sobre el bulevar y la infraestructura para la circulación de los articulados del MÍO (semáforos, bolardos y demarcación) estaba en desuso, lo que representaría un presunto detrimento patrimonial.

De acuerdo con el asesor para la Movilidad en Bicicleta, Duvalier Sánchez, “con los colectivos de biciusuarios, el Alcalde, el presidente (e) de Metrocali, el subsecretario de Movilidad Sostenible, logramos un consenso para que el bulevar siga siendo un espacio dedicado a la gente y a la movilidad no contaminante, que tenga una restricción constante de vehículos y eso incluye al MÍO y la ruta propuesta. El Alcalde fue claro y enfático en decir que quiere que el bulevar siga estando en la condición recreativa, sea un espacio cultural y dedicado a la movilidad no contaminante”.

Sánchez recordó que este espacio que conecta al centro con el oeste de la ciudad se ha convertido en un lugar de esparcimiento desde hace cuatro años, cuando se inauguró.

En ese sentido, la epidemióloga de la Escuela de Salud Pública de Univalle y miembro del Observatorio del Ciclista y el Peatón, Janeth Mosquera, señaló que el bulevar del río Cali es un nuevo parque de la ciudad, pues no solo es un espacio de tránsito sino que sirve de estancia. “Es un sitio necesario dentro de la urbe para que la gente camine con tranquilidad y así se combata el sedentarismo, que es uno de los males en salud que más afecta a los caleños actualmente”.

Mosquera advirtió que la ley ordena “priorizar espacios para el peatón y el ciclista y esto se puede combinar con formas de transporte masivo cuando haya combustión limpia, un requisito que el MÍO no tiene previsto hasta el momento. Actualmente, este es un espacio que tiene buena calidad de aire y se convierte en un pulmón de la ciudad, algo que se debe priorizar”.

Para John Fredy Bustos, de la ONG La Ciudad Verde, este corredor “es el único espacio seguro en Cali para los transeúntes y ciclistas, precisamente porque no hay rastro de vehículos automotores alrededor. Pese a que cuando entraron los ciclistas al bulevar había preocupación por la accidentalidad, hoy no se han registrado incidentes y la medida ha sido exitosa. Solo por el tema de seguridad, este lugar debe mantenerse libre del tránsito del MÍO”.

Entre tanto, Sergio Gallego, de River Bike (colectivo y empresa de renta de bicicletas), indicó que el bulevar debe ser un espacio exclusivo para el transporte no motorizado, dadas sus condiciones ambientales, recreativas y paisajísticas.

“Este sitio es un símbolo de recuperación de espacio público con el que se rompió el paradigma de inseguridad e incomodidad que hay en el centro y, además, es un paso expreso para los ciclistas porque se puede conectar fácilmente desde la Calle 5 con la Carrera 1 o la Avenida 6. Si el MÍO entra al bulevar, habrá perturbación no solo por el ruido y la contaminación de los buses, sino porque si hay una familia que lleva al niño a jugar, ya no lo podría hacer porque siempre estaría latente el temor a un accidente”, dijo Gallego.

Por su parte, Patricia Ramírez, residente de un edificio vecino al bulevar, dijo que a los vecinos del sector “nos fue mejor cuando pasaba el MÍO que con el tránsito de las bicicletas. Es preferible que aquí prevalezca el paso peatonal, a excepción de las tres cuadras que tenemos para acceder a nuestras casas (entre las calles 5 y 8)”.

¿Qué viene ahora?

De acuerdo con Sánchez, para que el bulevar sea un espacio exclusivo para el disfrute de ciclistas y peatones, se debe concertar una mesa de trabajo con la Contraloría y la Personería.

“Estos entes fueron quienes oficiaron a Metrocali porque no utilizaba el carril Solo Bus en el que se invirtieron recursos para que pasara el MÍO, lo que dejó de hacerse hace más de tres años. Tenemos que ver con las entidades de control si el uso actual se puede ajustar a la normatividad, porque el semáforo que hay en el bulevar da paso a los ciclistas, está cumpliendo un uso y no habría un detrimento patrimonial”, advirtió el Asesor para la Movilidad en Bicicleta.

El contralor Municipal, Ricardo Rivera, señaló que “en su momento, los semáforos e infraestructura que instaló Metrocali sobre el bulevar no se estaban utilizando. El Alcalde tendrá que decidir qué va a colocar ahí; si le va a dar un uso peatonal o recreativo, este tiene una rentabilidad social y en ese caso no habría detrimento patrimonial ni objeción al respecto”.

El presidente (e) de Metrocali, Gustavo Jaramillo, indicó que en el Comité de Movilidad Municipal se revisará si es pertinente que el MÍO retorne al bulevar, pues “entre las calles 5 y 8 hay una sección amplia que permitiría la convivencia de peatones, ciclistas y buses. Hay 1500 personas que se verían beneficiadas si el MÍO vuelve al bulevar”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad