Piden mayor control a construcciones en la ladera por riesgo de derrumbes

Piden mayor control a construcciones en la ladera por riesgo de derrumbes

Abril 20, 2017 - 12:05 a.m. Por:
Redacción de El País
Posible deslizamiento Cali

En el sector de La Paz, en el oeste de la ciudad, una grieta de 60 metros de largo amenaza con ceder sobre las viviendas de la zona a causa de las lluvias de los últimos días.

Oswaldo Páez | El País

La evacuación de cuarenta y cinco personas que viven en diez viviendas en el sector La Paz, en el Alto Aguacatal, por el inminente riesgo de un derrumbe sobre sus viviendas, dejó claro una vez más el peligro de las invasiones que se han abierto paso en la ladera de Cali.

La amenaza del deslave de la montaña siempre ha sido latente, pero las posibilidad de que se materialice se vuelve inminente cuando las lluvias se intensifican como ha ocurrido durante los últimos días. De esto es consciente Ana Isabel Conquistar, residente del barrio Aguacatal, quien resultó damnificada luego que un árbol que estaba en el cerro, cayera sobre parte de su vivienda.

“Esta situación se dio por las lluvias pero también por una invasión que se está dando en la montaña. El terreno ha ido cediendo con los días porque la gente está sacando tierra para construir y esta superficie está conformada, en buena parte, por material de relleno. Aunque del otro lado de la montaña la tierra es más compacta, también se están presentando deslizamientos”, aseguró esta mujer, quien debió desalojar su inmueble tras la advertencia de derrumbe por parte de la Secretaría de Gestión del Riesgo de Desastres de Cali.

Según el subsecretario de dicha entidad, Óscar Orejuela, esta es la evacuación de personas en riesgo por deslizamiento más grande que se ha realizado en las últimas semanas en la ladera de la ciudad. Los retiros voluntarios por esta misma amenaza también se han dado en la Comuna 1, donde salieron dos familias, y en la zona rural, donde también debieron evacuarse dos viviendas.

“Esto es un llamado de atención para las personas que hacen explanadas y banqueos rudimentarios, pensando que pueden construir su casa; esto es supremamente irresponsable, pues se genera mal manejo de aguas y deforestación. Esto se complica con la lluvia, pues la tierra se desestabiliza y cada metro cúbico de agua puede pesar una tonelada y arrasar con lo que sea. Cali no está para que la gente siga construyendo en las laderas”, advirtió Orejuela.

Gráfico riesgos deslizamientos

suelos de protección por amenazas y riesgos no mitigables.

Gráfico | El País

De acuerdo con estimaciones de Corpocerros y de la Sociedad Colombiana de Arquitectos, seccional Valle, en la ladera hay construidos 1.308.000 metros cuadrados de tierra con 62.800 viviendas informales.
Según un informe del Departamento de Planeación Municipal, las zonas de ladera donde hay riesgo no mitigable por movimientos en masa se concentran, principalmente, en la Comuna 18. No obstante, la amenaza de deslizamientos y derrumbes es notoria en las comunas 1, 18 y 20.

El director ejecutivo de Corpocerros, Hernán Bonilla, dijo que en la ladera continúan las apropiaciones y comercializaciones de terrenos donde se estaría construyendo sin permiso de las autoridades municipales.

“Esto se está dando de una forma completamente distinta a como era antes, porque ya no se están vendiendo los lotes sino que se están ofertando unos derechos a vivir en ciertos terrenos durante una cantidad determinada de años. Se están haciendo negocios gigantescos con fincas muy grandes, no son rincones sino lotes de miles de metros que la gente está parcelando. Esto se está haciendo en El Cabuyal, donde la comunidad está denunciando desde hace meses y las autoridades no se mueven; si no se hace algo pronto, las invasiones van a seguir y el riesgo de derrumbes también se va a incrementar”, aseguró Bonilla.

Eterna inundación en el norte

Desde febrero de este año los vecinos del barrio Santa Mónica, al norte de Cali, alertaron a las autoridades sobre lo que ocurrió el pasado martes en la tarde: el desbordamiento del canal que conduce el agua de la quebrada Santa Mónica desde Bataclán y llega al frente de Carvajal.
La emergencia generó, además de las inundaciones, el colapso de una construcción.

Jorge Villegas, presidente de la JAC de Santa Mónica, indicó que el canal se encuentra completamente destruido y que el daño ocurrió tras la demolición de una vivienda que servía de muro de contención de la ladera. En cambio, se construiría un edificio de apartamentos.

El líder comunal dijo que desde entonces las aguas de la quebrada son conducidas por un tubo de 6 pulgadas, sin la capacidad para evacuar el agua de un aguacero, lo que ocasiona inundaciones como la que se registró esta semana.

Carlos Gallego, ingeniero de la Gerencia de Acueducto de Emcali, advirtió que la inundación es crónica en este punto porque hay construcciones que obstaculizan el flujo normal del agua por la canalización y que no hay oportunidad de realizar trabajos de ampliación de redes pluviales.

Río Cauca

Aunque las precipitaciones de los últimos días han incrementado el caudal del río Cauca a su paso por Juanchito, no se ha registrado un desbordamiento del afluente.

De acuerdo con la CVC, el río Cauca reportó ayer un caudal de 603 metros cúbicos por segundo. El caudal histórico en abril del afluente es de 670 metros cúbicos por segundo.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad