Icanh levantó suspensión a las obras de la Terminal Sur del MÍO

Icanh levantó suspensión a las obras de la Terminal Sur del MÍO

Noviembre 06, 2017 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País 
Terminal sur del MÍO

Algunas vías de Valle del Lili fueron intervenidas a mediados de este año durante el inicio de la ejecución de obras de la Terminal Sur. El 1 de septiembre se ordenó la suspensión de los trabajos y se espera que este miércoles se retomen labores.

Oswaldo Páez / El País

El Instituto Colombiano de Antropología e Historia, Icanh, levantó la suspensión de las obras de la Terminal Sur del MÍO que ordenó en septiembre de este año (con el fin de verificar la protección del patrimonio arqueológico en el sector de Valle del Lili) y dio vía libre a la ejecución de los trabajos a partir de esta semana.

Esta decisión, según la resolución 240 del 3 de noviembre del 2017 de la autoridad de antropología, se profiere luego que se diera “cumplimiento a lo previsto en el numeral cuarto de la resolución 203 del 1 de septiembre de 2017, esto es, que el Icanh aprobara medidas de protección del patrimonio arqueológico presente en la zona donde se realiza el proyecto, medida que se garantiza mediante el otorgamiento de autorización de intervención arqueológica que permite dar correcto inicio al programa de arqueología preventiva”.

Según la autoridad historia se “actuó conforme a sus competencias, garantizando así la protección del patrimonio arqueológico que no resultó afectado conforme a la información resultado de la visita técnica”.

De acuerdo con la resolución, el Icanh realizará seguimiento para verificar el cumplimiento de arqueología preventiva durante las obras, las cuales podrían retomarse desde este miércoles, 8 de noviembre.

Nicolás Orejuela, presidente de Metrocali, señaló que “este es un nuevo parte de tranquilidad sobre esta importante obra. Una muestra más de que venimos cumpliendo con cada uno de los requisitos en materia de arqueología y medio ambiente, así como de socialización, planeación y construcción”.

Por su parte, el director de Infraestructura, Jaime Quesada, refirió que la autorización del Icanh permite abrir dos frentes de trabajo.

“Por un lado en la Calle 42 y Carrera 99, donde continuaremos con las obras en la carpeta asfáltica en paralelo con el plan de manejo arqueológico; y en el lote principal, donde podemos iniciar el programa de arqueología preventiva y las actividades de prospección”, dijo.


Cabe anotar que contra la resolución del Icanh procede el recurso de reposición en los términos del artículo 74 del Código de procedimiento administrativo y de lo contencioso administrativo.

Gráfico El País
“No se han hecho estudios”

La decisión del Icanh revivió la polémica entre la comunidad, que ya anunció medidas legales para evitar que se realicen los trabajos y proteger la integridad de los recursos naturales.

Rocío Ruiz, presidenta de la JAC de Urbanización Lili, dijo que “no sabemos cómo se puede dar una decisión como estas si en ningún momento hemos visto que se hicieran los estudios arqueológicos ni de preservación del patrimonio”.

Ruiz recordó que en el sector en el que se proyectó la construcción de la Terminal Sur “existió un cementerio indígena y por eso nos parece extraño que el Icanh levante la suspensión de las obras, porque esa decisión va en contra de la preservación y atenta contra el patrimonio ambiental”.

La líder comunal indicó que aún está pendiente la decisión del Tribunal Administrativo del Valle respecto a una acción popular interpuesta en octubre para ‘tumbar’ el proyecto de la Terminal Sur del MÍO en ese sector de la ciudad y que, adicionalmente, este miércoles se instaurará una tutela para buscar la suspensión de la obra.

Por su parte, Jesús Muñoz, miembro de la JAC de la Urbanización Lili, también se mostró incrédulo y aseguró que “en los últimos días se han hecho excavaciones y se tumbaron árboles y guaduales para construir un dique en los lotes donde se va a construir la terminal del MÍO. La CVC y la Personería hicieron una visita el pasado viernes y levantaron un acta e hicieron un encerramiento para evitar que siguieran los trabajos”.

Entre tanto, Gustavo Pinto, residente de Urbanización Lili, manifestó que “los vecinos persisten con inconformidades con la afectación de las zonas verdes y porque la tranquilidad de los barrios se va a alterar, en sí el sector se va a deteriorar. Hay otros sitios donde se puede reubicar la estación sin afectar a la comunidad”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad