Cali buscará construir viviendas junto a municipios vecinos: Secretaria de Vivienda

Cali buscará construir viviendas junto a municipios vecinos: Secretaria de Vivienda

Febrero 06, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Heinar Ortiz Cortés | Reportero de Elpais.com.co

La arquitecta Amparo Viveros Vargas fue nombrada el lunes como nueva titular de la dependencia de Vivienda de Cali. Habló sobre los retos que tiene al frente de la Secretaría.

Cali buscará aliarse con sus municipios vecinos para construir las viviendas de interés social presupuestadas por la Alcaldía, ante la falta de terreno para edificar casas en la capital vallecaucana.Así lo dio a conocer en entrevista con Elpais.com.co la nueva secretaria de Vivienda de Cali, Amparo Viveros Vargas, quien se posesionó en el cargo el pasado lunes.La funcionaria, arquitecta de la Universidad del Valle con 28 años de experiencia en el sector público, habló sobre los retos que asume frente a la dependencia, los problemas que rodean la construcción de vivienda social en Cali y las alternativas para reubicar a las personas de zonas vulnerables dentro de las viviendas gratuitas de la Nación.¿Cuál es el principal reto que tiene frente a la Secretaría de Vivienda? ¿Cuáles son sus expectativas al afrontar este cargo?Primero, tenemos que cumplir es el Plan de Desarrollo. Hay que trabajar muy duro en eso. Vamos a tratar de detener el crecimiento del déficit de vivenda en Cali, que en el 2009 era de 120.000. Esas cifras, proyectadas al 2013, son mucho más altas. En el Plan de Desarrollo hay tres temas muy claros que hay que desarrollar: el primero es frente a una vivienda digna, para lo cual vamos a construir 30.600 viviendas nuevas. Lo segundo es en cuanto a vivienda cualitativa, de calidad, que tiene que ver con el mejoramiento de condiciones de hacinamiento, problemas en cocina, baños. Estas son 19.928 casas que vamos a intervenir. El tercer punto tiene que ver con la ciudad transformada, que involucra el mejoramiento integral de barrios. Eso no se puede quedar atrás. Vivienda no es solo hacer casas sino mejorar el entorno a quienes habiten en ellas. En total son 13.167 viviendas que serán impactadas por el mejoramiento de su entorno.¿Cómo va a ser lo del mejoramiento integral de barrios? ¿En qué sectores se ejecutará?Cali tiene más de 40 terrenos subnormales y eso es mucho. La idea es ayudarlos a mejorar. Vamos a empezar a cumplir con algo que dice la Constitución y la Ley, y es que el alcalde debe ordenar el territorio. El ordenamiento del territorio también tiene que ver con el mejoramiento del entorno. Hablamos de mejorar vías, andenes, espacios públicos, tratar de ubicar equipamiento y mobiliario en parques. Es un trabajo integral con las demás dependencias de la Alcaldía. Los sectores ya está regularizados. Son zonas que no son de alto riesgo y donde es viable mejorar el entorno. Se hará en las comunas de ladera; 1, 18 y 20, y en las comunas de la zona plana, comunas como la 14 y la 15. Hay espacios propicios para esto y lo vamos a hacer.Camacol asegura que Cali ya no tiene suelos urbanizables. Tanto así, que las viviendas se están haciendo en Jamundí y Candelaria. Esas más de 30.000 viviendas que me dice usted que tienen planeado construir con el Plan de Desarrollo, ¿dónde estarían ubicadas?Antes de saber dónde se harían, es muy importante para la vivienda nueva el tema de la habilitación del suelo. Con la modificación del POT, Planeación va a identificar en qué suelos podemos ejecutar las nuevas soluciones habitacionales. Esto ya se hizo. En la primera alcaldía del doctor Guerrero, él visualizó la construcción de Desepaz como vivienda de interés social y logramos que se habilitaran más de tres millones de metros cuadrados donde se hicieron 25.000 viviendas. Hay que repetir esta experiencia. También hay otra alternativa, que brinda posibilidades infinitas. La semana pasada el Ministerio de Vivienda aprobó el Decreto Ley 075 del 2013, que permite que dos municipios, uno de ellos de más de 500.000 habitantes, puedan unirse para articular proyectos habitacionales que beneficien a ambos. Esto permitiría que construyamos viviendas en terrenos de Jamundí, por ejemplo, para que personas de ambos municipios las habiten. Lo que tenemos que hacer es empezar a buscar acercamientos y convenios con nuestros vecinos para el beneficio de ambos. Lo comenzaremos a hacer. Ahora sí se puede pensar en una ciudad región. Dentro de la renovación del centro de Cali se ha hablado de hacer vivienda en altura e incluso en el POT se habla de redensificación. ¿Qué tanto participará la Secretaría con estos proyectos?El tema de renovación del centro es definitivamente de la Empresa de Renovación Urbana (Emru). Pero eso no quiere decir que no podemos trabajar coordinadamente. La gerente de la Emru es también arquitecta y es amiga mía. Por eso, puedo asegurar que vamos a trabajar conjuntamente.Ahora bien, no es tan sencillo construir una vivienda encima de la otra, porque hay que mirar el tema estructural. Deben haber buenos cimientos. Y tampoco se trata de tumbar una vivienda para hacer otra. Pero vamos a intentar reformar esos sectores donde hay buena capacidad habitacional. Nos toca hacerlo.El tema de la redensificación, que tiene que ver con el aumento de viviendas por hectárea en sector donde haya capacidad de servicios públicos y vías de acceso, lo definirá la modificación que se haga del POT.¿Cómo va la reubicación de la gente que vive en zonas de alto riesgo (ladera y jarillón)? ¿Cómo va la ejecución de ese proyecto?El plan de Desarrollo tiene como meta la elaboración del censo de los beneficiarios del subsidio municipal de vivienda. Hay que identificar a esas personas, las familias que no poseen viviendas y que deben tener una nueva o una mejorada. Por eso, con las viviendas gratuitas que hará la Nación en Cali, priorizaremos la reubicación, a las familias desplazadas y sobretodo las familias en pobreza extrema de la Red Unidos del Gobierno Nacional. Sobre el tema, los vecinos de El Morichal, Ciudad Córdoba y Ciudad 2000 han rechazado esas viviendas gratuitas en la zona, argumentando que la seguridad se vería afectada. Incluso pusieron demandas en los juzgados para detener los proyectos. ¿Cómo hacer para que la comunidad y los nuevos habitantes del sector tengan una buena convivencia? Francamente, pienso que si todos somos colombianos y todos necesitamos una vivienda, pues todos necesitamos una oportunidad. No podemos desechar la opción de tener de vecinos a otros sin conocer a las personas y su calidad humana. Hay que entender, el tema de los desplazados conmueve mucho. Personas que seguramente vivían mucho más tranquilos en el campo y que tuvieron que huir para venir a pasar necesidades a la ciudad. Eso es muy duro. Me preocupa el tema de los reubicados, porque ellos han generado un hábitat en el entorno donde viven. Por eso, pasarlos del oriente al occidente, del occidente al oriente, del norte al sur, es un tema difícil. Sin embargo, le decía la alcalde, no concibo el tema de la vivienda sin el trabajo social. Y eso es precisamente lo que hay que hacer. Hay que trabajar duro con quienes ya habitan los sectores a donde van a llegar los menos favorecidos, para que entiendan que los otros también tienen derechos. Otro de los líos que le tocó a la secretaría pasada fue el de la segunda etapa de las viviendas de Altos de Santa Elena. El Concejo pidió suspender la licitación, argumentando la dificultad para garantizar la prestación de servicios públicos a las viviendas, mientras que el alcalde Guerrero sostuvo que el proceso seguía. ¿Qué va a pasar con ese proyecto?En la medida que Emcali garantice el suministro, nosotros podemos seguir adelante con el proceso. Además, hay que tener en cuenta que para obtener una licencia de construcción y urbanismo, el constructor tiene que asegurar la disponibilidad inmediata del servicio. Si Emcali dice que el servicio de acueducto es viable, no debe haber susto. Las cosas hay que hacerlas sin temores. ¿Cómo va la titulación de predios a personas que llevan muchos años viviendo en asentamientos sin tener escrituras?Hay sectores donde la gente quiere la titulación, pero hay que cumplir las leyes. El predio no debe ser privado y no debe estar en zona de riesgo. Además, debe poder acceder a servicios públicos. La idea de esta Administración es titular 9.895 predios de viviendas que permanecen en la ilegalidad, mediante el plan de mejoramiento integral de barrios.No tiene sentido que les pavimentemos los barrios, que les demos acceso a teléfono e incluso a Internet, si la casa no es de ellos. El final de todo esto tiene que ser un título. Ahora bien, a pesar de todo, lo de la titulación ha sido un tema álgido en Cali. Me explico: cuando la gente ya tiene que ir a firmar la escritura y hacer el trámite en la Oficina de Registro, no lo hacen al final por evitar el pago del impuesto Predial. A pesar de que las escrituras están hechas, terminan no firmando. Y prefieren quedarse sin el título.El Alcalde ha hablado de impulsar el proyecto de Ecociudad Navarro, pero la CVC y el Dagma dicen que la zona debe quedar como reserva ambiental. ¿Ese proyecto sí se hará?Yo no quiero hablar mucho de ese tema, porque tiene tirios y troyanos. La verdad es que hay gente que lo quiere y gente que no lo quiere. Pero déjeme decirle una cosa: yo acompañé al alcalde Guerrero en 1993 cuando se entregaron las primeras 220 hectáreas en Navarro. Han pasado 20 años y no ha pasado nada. Eso es tierra desaprovechada. Por eso hay que definir. ¿Lo vamos a utilizar? ¿Lo vamos a dejar como reserva? ¿Podemos utilizar una parte? ¿En qué condiciones se puede utilizar? Son 749 hectáreas subutilizadas, donde se han realizado todos los estudios. Pero nadie toma la decisión de poner el pie adelante. Hay que hacer algo. Existe mucha morosidad de gente que accedió a créditos del Fondo Municipal de Vivienda. De hecho hay varios pronunciamientos de la Contraloría sobre ese aspecto. ¿De cuánto es esa cartera y cómo se va a recuperar?Es cierto. Hay una cartera muy alta. Sé que se han hecho acciones. Pero por ahora lo único que puedo decir es que puede haber unos 7.200 deudores entre quienes deben a la Secretaría y quienes deben al Fondo Especial. Según el más reciente informe de Cali Cómo Vamos, el 41% de los caleños habitan una vivienda arrendada. La mayoría dicen que no han comprado casa porque no han podido contar ni con un subsidio de vivienda ni con un crédito. ¿La Secretaría facilitará esa gestión o es una tarea ajena a la dependencia?La vivienda no necesariamente debe ser propia. De hecho, hay una reglamentación del 2011 donde se asignan subsidios para arrendamientos de leasing habitacional. Ahora el tema de la vivienda gratuita es una posibilidad para quienes puedan. Pero el arriendo es una opción real y válida.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad