32,3% de los caleños se desplaza caminando, dice encuesta de movilidad

Enero 06, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País.

El estudio analizó la forma tradicional de transporte de los hogares encuestados y preguntó la forma en la que llegan las familias hacia sus lugares de trabajo, estudio o de ocio.

Los desplazamientos a pie son la forma más común de la gente para desplazarse en la ciudad, según indica la última Encuesta de Movilidad de Cali 2015, contratada por Metrocali y realizada por el Centro Nacional de Consultoría y la firma Steer Davies Gleave.

Los resultados indican que el 32,3 % de los viajes (hacer un desplazamiento con un destino y objetivo definido y que tiene una duración mayor a tres minutos) los hacen caminando. Le sigue el transporte en moto (17,9 %), en automóvil particular (13,4 %), en MÍO (12,2 %), en taxi (5,5 %), en  bicicleta (5,4 %) y en buses tradicionales (4,5 %).

Es decir, que el moverse caminando por la ciudad supera al transporte público, que tiene el 23,9 % de la participación (sumando el MÍO, taxis, buses tradicionales y las gualas) e incluso al transporte particular, bien sea en moto o en automóvil.

En cuanto a la cantidad de viajes analizados por el estudio, de los 4.396.630 que se tomaron en cuenta, 1.420.111 se hicieron a pie, 788.227 se hicieron en moto, 589.148 fueron en automóvil y 536.388 en el MÍO. 

Esta encuesta no se realizaba desde el año 2005 (antes de la entrada en marcha del sistema de transporte masivo de pasajeros de la ciudad) y permite, según explicó María Fernanda Ortiz, gerente del proyecto de Steer Davies Gleave, tomar decisiones frente a temas de movilidad en la ciudad.

Hace diez años, por ejemplo, la participación de la moto era menor y tenía mayor uso el transporte público urbano (buses tradicionales).

El estudio analizó la forma tradicional de transporte de los hogares encuestados y preguntó la forma en la que llegan las familias hacia sus lugares de trabajo, estudio o de ocio. Este tomó tanto la opinión de gente residente en Cali, como de los municipios del área metropolitana como Jamundí, Yumbo, Candelaria y Palmira.

En detalle

La encuesta  indicó que son los estratos populares (1, 2 y 3) los que más caminan, mientras que los estratos 4, 5 y 6 son los que más usan el automóvil.

“El uso de vehículos con motor y el transporte privado aumenta en la medida en que sube el estrato socioeconómico”, dijo María Fernanda Ortiz, de Steer Davies Gleave.

El 40 % de las personas que tienen que hacer un desplazamiento con algún objetivo (viaje) en el estrato 1 lo hacen caminando; en el estrato 2 el porcentaje se reduce al 35 % y en el 3 alcanza el 32%.

En el caso del estrato 4, el 21 % de los traslados se hacen a pie; en el 5 pasa al 14 % y en el 6 es de apenas el 8 %. En la zona rural, el 27 % de la gente camina para ir a su destino.

De acuerdo con Ortiz, que la gente camine para ir a un destino en específico es una tendencia nacional, no solo de Cali. “Ciudades como Bogotá, Medellín o Popayán también tienen un alto porcentaje de gente que prefiere caminar”, anotó la analista. 

A la hora de caminar, las mujeres (38 %) lo hacen más que los hombres (28 %). Y de acuerdo con la edad, los que más caminan son los niños, con el 62 % (de los 5 a los 14 años). Le siguen las personas entre los 15 y 19 años (42 %) y los mayores a 75 años (37 %).

El motivo más frecuente  del viaje por el que se camina es ir al lugar de  estudio (55 %). Le siguen ir a recrearse (52 %) e ir a hacer compras 

(51 %). Los traslados que menos se hacen a pie es ir a recibir atención médica (16 %) e ir a trabajar (15 %).

Los tiempos de viaje caminando, de acuerdo al estudio, son de 20 a 25 minutos, explicó María Fernanda Ortiz, de Steer Davies Gleave.

Se facilita caminar, pero con riesgos

La topografía, las distancias relativamente cortas y el clima favorecen que la gente camine en Cali. Carlos González, experto en movilidad, dice que Cali es una ciudad relativamente pequeña, si se tiene en cuenta que atravesarla de norte a sur suma cerca de 18 kilómetros.

“En distancias de cinco kilómetros es normal que la gente camine. También es más común que la gente lo haga para ir a atender asuntos relacionados con el ocio, lo que se llama movilidad no obligada”, explicó el experto.

James Gómez, director de Urbavial (firma especializada en temas de movilidad) explicó que aunque Cali tiene condiciones para que la gente camine, la movilidad de los peatones no se hace en condiciones seguras.

“Hay muchos sitios sin andenes o con andenes angostos, andenes totalmente invadidos por las ventas ambulantes y las cebras solamente las respetan en los sitios donde hay fotomultas”, afirma.

También Gómez indicó que falta regulación frente al diseño de los andenes. “Cada dueño hace con su andén lo que quiere, lo llena de baldosas, de granito, le quita o le pone rampas que lo vuelven peligroso”, puntualizó el experto.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad