¿Qué hay detrás de la puja jurídica que involucra al Director de la CVC?

¿Qué hay detrás de la puja jurídica que involucra al Director de la CVC?

Octubre 05, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Judith Gómez Colley, editora de Poder
¿Qué hay detrás de la puja jurídica  que involucra al Director de la CVC?

Óscar Libardo Campo, director de la CVC.

La edad de retiro forzoso de Óscar Libardo Campo enfrenta al Consejo de la Corporación. Divergencia de criterios enreda el tema.

Que el director tiene que irse, que ya cumplió la edad para hacerlo, aseguran unos. Que no debe irse, que su salida o no del cargo depende de un fallo del Consejo de Estado, que lo decidirá el Consejo Directivo de CVC, dicen otros.Esas dudas y argumentos son los que en las últimas semanas han rodeado la polémica en torno a la continuidad o no del actual director de la Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca , CVC, Óscar Libardo Campo, quien en noviembre pasado cumplió 65 años, edad de retiro forzoso del sector público. Y precisamente ese hecho desató la controversia jurídica en que se está enfrascado el Consejo Directivo de CVC (11 miembros), que hoy tiene seria diferencias en torno al tema. Pero más allá de argumentos jurídicos, la pregunta que ronda es: ¿qué hay detrás de toda esta polémica en torno al retiro del Director de la Corporación? La respuesta no es difícil al mirar hacia la CVC, que es hoy la única entidad del Valle que tiene un gran capital financiero, que maneja una alta contratación con convenios interadministrativos (al menos 20 este año), y que posee un patrimonio de 1,5 billón de pesos. Lo que vale y pesaPrecisamente por su importancia, no solo por el papel que juega en lo ambiental, sino por la gran cantidad de recursos económicos que posee y maneja en inversión ($460.000 millones en 4 años), la Corporación ha estado en el ojo de la dirigencia regional, especialmente la política, que en los últimos tres lustros ha tratado de hacerse a su control.Y es que en la CVC aún se sienten ecos de la época en la que fue manejada por la llave del exsenador Juan Carlos Martínez y el exgobernador Juan Carlos Abadía, quienes llevaron sus fichas a los principales cargos directivos y a oficinas regionales. Tanto así que controlaron el Consejo Directivo, órgano que toma decisiones como aprobar el presupuesto de inversión y la planta de personal. Pero no solo esos políticos han tenido injerencia en la CVC también han participado de la torta burocrática otros, entre ellos el senador Roy Barreras, la exsenadora Dilian Francisca Toro, de quien, dice el Sindicato, aún tiene cuotas en cargos clave (Dirección Técnica, Gestión y Recursos Humanos) y del hoy gobernador Ubéimar Delgado. Incluso líderes sindicales señalan que aún hay amigos del exgobernador Angelino Garzón.“Aunque en la CVC ha habido un cambio frente a la politiquería, acá aún se ve eso. Hay recomendados políticos. Esto no cambiará mientras no se reforme la Ley 99”, explicó James Ortega, presidente del Sindicato de la Corporación.Y por ese pasado que, al decir de consejeros y del Sindicato, fue nefasto, es que el bloque mayoritario del Consejo Directivo (delegados del Presidente de la República, el Ministerio de Medio Ambiente, gremios, ONG, negritudes e indígenas) trata de mantener el control en la CVC y defiende la permanencia del actual director contra viento y marea.Y como para reforzar su teoría, consejeros recuerdan que en el gobierno de Abadía (año 2008), a la CVC se le trató de menoscabar su patrimonio (utilidades) al tomar $38.500 millones para obras, que al parecer, eran compromisos de campaña del entonces Gobernador. Las mayorías del Consejo defienden la permanencia de Campo amparados en el fallo, de primera instancia, del Tribunal Contencioso del Valle, que dice “que no existe normatividad con carácter de ley que obligue a la entidad a apartar del cargo a su director por cumplimiento de edad de retiro forzoso” y argumentan que sus propósitos son ‘blindar’ y proteger a la entidad de la politiquería. El Consejo también esgrime conceptos similares de asesores jurídicos.Defensores del Director se atreven a señalar que el afán de sacarlo es porque este no les siguió el juego a políticos y ha manejado la entidad con un criterio técnico. Incluso aseguran que recién posesionado Campo, amigos del Gobernador desfilaron por la CVC con muchas hojas de vida. “El Director no les ha entregado la entidad a los políticos y como vienen elecciones y no les ha funcionado quieren sacarlo”, aseguró un consejero de CVC y un alto funcionario que pidieron reserva de identidad.El Ministerio de Medio Ambiente, a través de su delegada Silvia Pombo, le dijo a este diario el mes pasado, que aunque hay un concepto que dice que el Director debe irse, también está el fallo de un tribunal que hay que acatar y que está por encima.Para Luis Felipe Carvajal, quien representa a los gremios agropecuarios, la edad de retiro del Director es un tema controvertido y hay fallos y conceptos contradictorios y el Consejo trata de hacer lo mejor. El dirigente consideró que a la CVC hay que cuidarla para que cumpla su función y haga un buen trabajo en lo técnico y en el desarrollo sostenible. “Ese es el interés de la mayoría del Consejo Directivo”, puntualizó.La otra caraEn tanto, el grupo minoritario (delegado del Gobernador, dos alcaldes y dicen que otro consejero) se ampara en los conceptos de la Función Pública, Consejo de Estado e incluso los estatutos de la CVC, para pedir el retiro forzoso del Director. Aseguran que la ley es para cumplirla.A este sector, que es el que más ha insistido en el retiro de Campo, lo señalan de querer convertir a la CVC en fortín del Gobernador y otros políticos.Pero ese planteamiento es desvirtuado por el secretario Jurídico de la Gobernación, Germán Marín Zafra, quien dijo que al pedir el retiro se ha tratado de proteger al Gobernador de futuras acciones disciplinaria, pues el Director ya cumplió 65 años y, por ley, debía irse. Explicó que al estar allí, Campo termina siendo un funcionario de facto y sus actuaciones pueden ser demandadas.Marín añadió que la Gobernación ha actuado con objetividad. “Los consejeros y el Gobernador están expuestos a investigaciones disciplinarias debido a que el Director, tras cumplir los 65 años, lleva casi un año en el cargo. De hecho ya hay investigaciones en marcha. Esa es la preocupación y el único interés que se tiene. Velamos porque se cumpla la ley, aquí no hay nada político”.Como fórmula, la Gobernación planteó que mientras se dirime la controversia y el Consejo de Estado emite fallo, lo más sano es nombrar un director encargado, que puede ser una persona de la CVC.Y con esos mismos argumentos el gobernador Ubéimar Delgado calificó de absurdo que se diga que tiene interés político en la CVC. “Nuestra posición es que se cumplan la ley y los estatutos de la Corporación. Todo lo que se ha hecho es de buena fe para evitar que nos veamos comprometidos en sanciones disciplinarias, porque podemos estar incursos en una ilegalidad”.Para Delgado, al margen de quien sea el Director de la CVC, las normas son claras. “Sí jurídicamente se puede quedar, perfecto, si no, debe irse”.“El doctor Campo ha hecho una buena labor, lo elegimos por consenso, pero creo que debe dar un paso al costado. No quiero polemizar con otros miembros del Consejo Directivo pero la ley hay que cumplirla. Ellos pueden convocar a concurso y elegir a quien quieran, pero no podemos pasar por encima de la norma”, explicó.El actual representante del Gobernador en la CVC, Alberto Ramos, comparte el criterio de cumplir la ley.Para estudiar el tema, Ramos, como presidente del Consejo Directivo de la CVC, convocó, para el 10 de octubre, a una reunión extraordinaria a los consejeros, ya que cree que el asunto no se puede seguir dilatando.Cronología del casoLos decretos 2400 de 1968 y 1768 de 1994, en sus artículos 31 y 22, respectivamente, establecen que todo servidor público que cumpla 65 años será retirado del servicio.Óscar Libardo Campo cumplió 65 años el 23 de noviembre del 2013 .Allí inició la batalla jurídica de su salida, incluso con la intervención de terceros.En julio de 2012 cuando Campo fue elegido se alertó al Consejo de CVC que este estaba próximo a cumplir edad de retiro, pero se escogió por unanimidad.En septiembre de ese mismo año, el ciudadano Gustavo Angulo advirtió la situación y en diversos derechos de petición ha pedido que se cumpla la ley.El ambientalista Armando Palau instauró una acción de cumplimiento ante el Juzgado 17 Administrativo de Cali, que ordenó remover a Campo. El fallo fue anulado por el Tribunal Administrativo del Valle, que se declaró competente para asumir el caso y en agosto dijo que el retiro forzoso no aplicaba. El fallo se apeló ante el Consejo de Estado. En septiembre se conoció el concepto del Consejo de Estado, pedido por el Minambiente que dice que a directores de las CAR los cobija el retiro forzoso. La Función Pública emitió un concepto similar. El Consejo Directivo de CVC está a la espera de la sentencia de segunda instancia del Consejo de Estado.Habla Dilian Francisca Toro La exsenadora Dilian Francisca Toro dijo que no tiene cargos en CVC, porque ni siquiera habla con el Director y que es falso que presione para que él se vaya.Explicó que aunque un Alcalde de su grupo, el de El Dovio, es del Consejo Directivo, le dijo que no se metiera en el tema de retiro del Director para que no se viera incurso en problemas. Añadió que Óscar Campo es amigo, “pero el ahora es cercano a empresarios”.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad