Nueve municipios del Valle en alerta amarilla por lluvias

Nueve municipios del Valle en alerta amarilla por lluvias

Mayo 31, 2019 - 11:30 p.m. Por:
Redacción de El País
Invierno

El desbordamiento de la quebrada Artieta no solo provocó inundaciones en el corregimiento de Guayabal y en el sector de Las Agüitas, en el municipio de San Pedro, sino también el desplazamiento de restos de empalizada sobre el puente vehicular ubicado sobre la vía Buga-Tuluá.

Giancarlo Manzano / El País

San Pedro es el municipio del Valle más recientemente afectado por la ola invernal. A raíz del desbordamiento de la quebrada Artieta, provocado por las fuertes lluvias del jueves, habitantes del corregimiento de Guayabal y del sector conocido como Las Agüitas tuvieron que lidiar con inundaciones dentro de sus casas.

“El agua se metió por los callejones y luego a las casas, en donde alcanzó un nivel de 50 centímetros. Al menos 15 casas resultaron afectadas”, contó Hélida Jaramillo Rodríguez, habitante de Guayabal.
Aun así, el comandante del Cuerpo de Bomberos de San Pedro, Jorge Enrique Paredes, señaló que las “pérdidas no fueron mayores ni tampoco se presentaron animales muertos”.

Lea también: Desbordamiento de una quebrada en San Pedro, Valle, afectó varias viviendas

Pero anotó que el desbordamiento de la quebrada superó los niveles del puente vehícular que hay sobre la doble calzada Buga-Tulua (que atraviesa San Pedro), por que quedaron resto de empalizada sobre la vía.
Las autoridades de San Pedro trabajaron hasta ayer en la tarde para retirar los obstáculos y así normalizar el flujo vehicular.

Precisamente, es San Pedro uno de los nueve municipios del departamento en donde el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales, Ideam, tiene declarada la alerta amarilla . Los otros municipios son Sevilla, Bugalagrande, Guadalajara de Buga, Palmira, El Cerrito, Yumbo, Florida y Vijes.

Pero más allá de inundaciones por crecientes en los ríos y quebradas, la alerta se debe a una amenaza por deslizamientos de tierra, los cuales son detonados por lluvias en zonas de ladera y alta montaña.

En esto coincide el secretario para la Gestión del Riesgo del Valle, Jesús Antonio Copete, quien indicó: “Pese a que solo un máximo de 150 viviendas han resultado afectadas por las lluvias e inundaciones en todo el departamento, el 90 % de las emergencias se deben a derrumbes en las vías”.

El funcionario precisó que las carreteras terciarias (las que conectan con los corregimientos y veredas) son las más afectadas, por lo que se ha dispuesto de maquinaria amarilla para retirar los deslizamientos. Roldanillo, Ginebra y Florida son algunos de los 26 municipios en donde se han presentado hechos de este tipo.

“En lo que ha durado la temporada de lluvias, se han puesto a operar siete máquinas en 15 municipios del Valle. Por el momento buscamos otras tres o cuatro más para cinco municipios que la requieren. Entre estos se encuentran Pradera, Dagua y Jamundí”, señaló Copete.

Recordó que Gestión del Riesgo ha adelantado trabajos de descolmatación en los ríos para liberarlos de maleza y sedimentos, lo que reduce la posibilidad de desbordamientos en los afluentes de la región.

Las autoridades hicieron un llamado a la comunidad para que esté pendiente del estado de los ríos, porque pueden ser un riesgo si cambian de color o incrementan su crecimiento. Asimismo, se debe estar alerta con el estado de los suelos, que suelen saturarse, producto de las fuertes lluvias, y provocar deslizamiento al perder firmeza.

Según la CVC, la ola invernal se extendería hasta la primera o segunda semana de junio.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad