Ley que regula venta de celulares es rechazada en Popayán

Ley que regula venta de celulares es rechazada en Popayán

Junio 08, 2011 - 12:00 a.m. Por:
David Bucheli

Crece preocupación de comerciantes de Popayán por el decreto 1630 que regula la comercialización de celulares en el país, se abre polémica en torno a esta medida.

“Nosotros no estamos defendiendo al ladrón” afirma Yubier Ortiz, comerciante del centro de Popayán, quien rechaza las medidas del Gobierno Nacional al controlar la comercialización de teléfonos móviles en el país.Justamente el decreto 1630, que regulará este negocio, fue propuesto con el objetivo de disminuir la delincuencia generada por el hurto de estos dispositivos electrónicos a los ciudadanos y frenar de esta manera el tráfico ilegal de celulares.Sin embargo algunos comerciantes de la capital caucana afirman que el problema no se acabará con esta medida, porque la inseguridad en las ciudades de Colombia va más allá del negocio ilegal de celulares robados.Jonathan Medina, vendedor del centro comercial Anarkos de Popayán, dice que su negocio le representa ingresos mensuales por ochocientos mil pesos y es con este dinero que sostiene su hogar, el decreto 1630 afectaría la estabilidad de su familia. Por esta razón él y sus colegas están conformando una asamblea para exigir sus derechos. “Por ahora nos reunimos para conocer la ley, somos conscientes de que el decreto no lo podemos derrumbar, sin embargo consideramos que hay que modificarlo para que no afecte la fuente de ingresos de cientos de familias de la ciudad”, comenta Yubier Ortiz.El comerciante Ortiz señala que la ley busca pasar a los pequeños vendedores de celulares de un régimen simplificado a un régimen común, donde aumentarán sus contribuciones al Estado, “esto quiere decir que nuestros celulares tendrán el mismo valor que el de las grandes tiendas como Comcel, Tigo y Movistar, por lo tanto nuestra competencia sería contra esas multinacionales”. Por otra parte Alejandra Benavidez, estudiante de Derecho de la Universidad del Cauca, está de acuerdo con la iniciativa de controlar este negocio, pues muchos vendedores de celulares están constituidos de forma ilegal, ofreciendo productos de contrabando, sin garantía y en algunos casos engañando a los clientes.“Ya es hora de tomar las riendas de un negocio que no está contribuyendo al desarrollo de la ciudad, ni tampoco al bienestar del cliente” concluye la estudiante.Yubier Ortiz dice que los comerciantes de Popayán seguirán reuniéndose hasta que encuentren la forma de hacerle frente a la norma del Gobierno y que seguirán en contacto con organizaciones de comerciantes de otras ciudades que ya han salido a la calle a protestar por su derecho al trabajo.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad