La casa se ha puesto en orden: Francisco Lourido

La casa se ha puesto en orden: Francisco Lourido

Junio 13, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
La casa se ha puesto en orden: Francisco Lourido

Francisco Lourido, Gobernador del Valle del Cauca.

El gobernador del Valle, Francisco Lourido, dice que se ha puesto orden en la casa. “He sido tacaño para no dejar déficit”. “Un mandatario no debe dejarle escritos los pasos al sucesor”.

Tras diez meses de estar en el cargo, ¿cómo está hoy la situación del Departamento? Yo diría que lo conozco más, pero que cada vez encuentra uno más problemas y más inconvenientes. Y arregla una situación y comienzan a salir otras. Cuando entramos, nunca pensamos que íbamos a tener dos inviernos tan fuertes, seguidos, como nos ha tocado vivir. Es que no habíamos corregido los problemas en los diques, en las protecciones y en las vías del primer invierno, cuando nos llegó otro, que nos puso a tambalear.¿Qué tanto lo obligó eso a cambiar su agenda?Sin duda, mucho. Ese es el peligro que se ve con procesos como el de las vigencias futuras. Un mandatario tiene que ser muy cuidadoso en no dejarle escritos los pasos a su sucesor, porque las circunstancias cambian demasiado de un día para otro. Nos encontramos un departamento en unas condiciones muy complejas, sobre todo con las vigencias futuras, porque al profundizar en ellas nos dimos cuenta de que no sólo iban a dejar inviable al departamento económicamente, sino que también iba a quedar sin capacidad de reacción, que se necesita para situaciones complejas como las del invierno. A propósito de las vigencias futuras, ¿cómo va la renegociación con los concesionarios de las obras? Estamos en un punto en donde podemos decir que se ha logrado un magnífico negocio, porque vamos a evitar que el departamento pueda estar inmerso en demandas. Estamos en el proceso de hacernos acompañar de la Contraloría, de la Procuraduría y de que el interventor nos avale este proceso.¿Cuánto le costará al Departamento renegociar esos contratos?Estamos por debajo de los $20.000 millones para los tres concesionarios. La negociación ha sido compleja y espero dejarla lista en los próximos días. ¿En que condiciones se queda con el estructurador (Rodrigo Cerón), dado que había una cláusula en un otrosí, que obligaba a los contratistas a que le pagaran un alto porcentaje a él? La Gobernación, en las negociaciones que ha hecho hasta ahora no está reconociendo lo que llamaron ellos (anterior gobierno) la comisión de éxito. Ese punto no lo estamos reconociendo, es un punto que posiblemente los concesionarios tratarán de recuperarlo.Uno de los grandes problemas que usted encontró en el Departamento fue el desorden financiero. ¿Qué tanto se ha corregido esa situación?Hemos comprado softwares, porque si bien se tenía el software contable, se seguían haciendo procesos en hojas de excel y en programas que no estaban ajustados. Hemos comprado casi todas las aplicaciones para poner orden. Incluso, en Planeación hemos invertido mucho en organizar los software para proyectos, desde su estructura hasta su ejecución, todo eso nos va a ayudar.Vamos a dejar muchos proyectos macros, que en realidad impacten a esta región, que los desarrolle el que llegue y que los encuentre estructurados. El tema de las regalías es la revolución del Valle. Tenemos que tener proyectos mínimo para el año entrante por $350.000 millones. Y eso los tenemos que dejar estructurados y listos. Pero, ¿hoy cómo está la situación financiera el Departamento?No es que hayamos salido adelante, pero tenemos un departamento muy serio. Hemos ajustado mucho las clavijas por todos lados y somos muy cuidadosos en el gasto. He sido muy tacaño, de verdad con muchas actuaciones, porque nuestro reto es dejar un departamento, ojalá, sin déficit. Hemos pagado mucha plata, muchos cheques que habían dejado girados, mucha publicidad. Hemos sido estrictos en no seguir creciendo el pasivo. Seguimos teniendo un lugar negro, el tema de las pensiones. Esos archivos son un desastre. Nos pusimos a actualizar el tema y había como ciento y pico de pensionados muertos a los que se estaba pagando. Eso es mucha plata. Hay que reorganizar el tema pensional y ser muy cuidadosos en eso. ¿A cuánto asciende el déficit fiscal?El año pasado terminamos con $35.000 millones de déficit fiscal. Estamos tratando de dejar esto nivelado este año. No va a ser fácil, pero estamos haciendo todos los esfuerzos.Pero, ¿las rentas están caídas?No. Nosotros tenemos problemas con la Industria de Licores del Valle. En Automotores ha mejorado, en Beneficencia vamos bien. La ILV es nuestro lunar en este momento. ¿Cuál es la realidad de la Licorera? Las ventas están buenas, lo que pasa es que tenemos un problema: a diciembre 31 la Unión Temporal quedó con 3,5 millones de unidades que no vendió. El año anterior había quedado con 2,5 millones. El inventario está aumentando un millón por año. Entonces las ventas, según datos que tenemos de la Unión Temporal, están creciendo alrededor de 8%. Eso es muy bueno. Adicionalmente se hizo un estudio sobre cuál era el techo de ventas que podíamos tener en el Valle, que se estimó en 14 millones de botellas, y que es el promedio que se ha tenido. Pero cuando a ese universo de ventas le metes tres millones de botellas adicionales regaladas, se genera el problema. Nosotros vamos a dar degustación, pero las botellas van a salir marcadas con prohibida su venta, hay que hacerlo porque la ley lo exige. Se acordó bajar para este año la meta de venta a 11 millones y se entregarán 700.000 unidades para degustación, pero con el sello de prohibida su venta.Usted pensó en rescindir ese contrato, ¿qué lo hizo arrepentirse?Que los resultados de rescindir esos contratos han sido pésimos y han generado problemas. Aún tenemos el lío de Dimerco. No quiero problemas para el Valle, yo quiero generar soluciones. Me quedan seis meses de este gobierno y no quiero que el Valle del Cauca piense que yo le acabé la ILV. Quiero que ojalá demos un salto, que todo sea prosperidad. En ese sentido yo sí creo que es muy importante que trabajemos juntos, que nos desarmemos, y por eso, pese a que ese contrato para mí no es ideal para el departamento, ya estaba firmado y consensuado, y vamos a seguir adelante con él. La queja de los afectados por el invierno es la paquidermia en la recuperación. ¿Por qué no hay respuestas rápidas?Uno quisiera que esto fuera mucho más rápido, que los recursos del Gobierno Nacional llegaran rápido. Nosotros no tenemos recursos para recuperar el departamento. Nos han llegado $20.000 millones para vías y firmamos un proyecto recuperación de viviendas. Estamos trabajando duro con la CVC para el plan de recuperación global. Tenemos que hacer algo muy integral. Esto no es una solución de un día. Esto es a largo plazo, para poder vivir con este cambio climático.Con la toma del control por parte del Gobierno en la CVC, se esperaba mano dura para rescatarla del clientelismo y que se diera un revolcón, pero los pasos dados se perciben tímidos...Creo que estamos dando un revolcón en la CVC. Hay actuaciones que nosotros como gobernador y como departamento podemos tomar, pero hay otras que las deben tomar los organismos de control. Ellos han sido informados de muchos hechos. Cada quien tiene su rol y el del Gobernador no es ponerse de investigador. El clima ha mejorado, tenemos ojos avizores. Hace unos meses dijo que estaba gobernando con el enemigo. ¿Sigue con el enemigo adentro?Hay un cambio de actitud de la gente, desde el funcionario más bajo hasta todos los más altos. La gente está trabajando duro y le está doliendo la región, se siente más vallecaucana. Lo que tenemos es que construir un departamento para que en realidad tenga una dinámica importante.¿Qué es lo que pasa en Acuavalle, hace dos meses se cambió la directiva y ésta no asume? No han inscrito el acta de elección todavía, a pesar de una tutela que lo ordenó. Es increíble que hoy todavía no tengamos una nueva junta directiva inscrita en Cámara de Comercio. No hemos podido. Hay un gerente que no atiende ni a los dueños de la empresa, sino a directrices ajenas completamente a esta administración. ¿Está satisfecho con los resultados de las investigaciones de los organismos de control en el Valle?Pienso que el tema es complejo. Yo me he sentido acompañado en muchas cosas con la Procuraduría y con la Contraloría y también entiendo el cúmulo de trabajo que tiene. Qué lástima que no miren un poco más la región. Quisiera que esos hechos funestos de corrupción se vieran rápidamente ejemplarizados. En el Valle se están presentando serios problemas de inseguridad. ¿Qué acciones se están tomando para mejorar esa situación?El Valle tiene un problema complejo de inseguridad. El tema del narcotráfico sigue por todo lado. El microtráfico es un flagelo, y el consumo de estupefacientes en la infancia y en los jóvenes es muy delicado. Estamos haciendo muy poco. Creo que no tenemos muchos instrumentos para hacer muchas cosas, aunque hemos estado apoyando a la Fuerza Pública. En estos diez meses, según críticos, se le han escuchado a usted muchos lamentos, pero se le ven pocas realizaciones. ¿Qué piensa de eso?Pueden tener razón. Desafortunadamente hay pocas realizaciones cuando no puedes tener endeudamiento, no tienes capacidad de endeudamiento hasta no terminar unas vigencias futuras que implicaban un billón y medio de pesos en esos once años. Yo podría decir que en un año y medio que vamos a estar aquí, que las realizaciones no son muchas, que no hemos tenido presupuesto. Los recursos que hemos tenido han sido básicamente arañando el presupuesto nacional, buscando en Atención de Desastres, en Colombia Humanitaria. ¿Cree que con lo que se ha hecho actualmente se ha recuperado la imagen del Valle en el concierto nacional?Y lo siento. Por ejemplo, hay muchos funcionarios que dicen qué porqué tienen que hacerse aquí en el Valle todos los Acuerdos para la Prosperidad, llevamos tres. Eso tiene dos lecturas: o porque lo estamos haciendo bien o porque aprendimos a hacer los acuerdos. Yo creo que porque hay gente profesional. Y queremos hacer más.En tan poco tiempo que tenía para gobernar, ¿no cree que ha ido demasiado lento?No, lo que pasa es que este gobierno ha tenido varios estertores. Yo he ido al ritmo que me lo ha permitido el Estado. Aquí hacer las cosas rápido es muy difícil, lo importante no es correr sino hacer y dejar las cosas bien hechas, dar los pasos adecuados y con cuidado para no afectar el departamento.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad