"El reinado, una caja de sorpresas": Señorita El Cerrito

"El reinado, una caja de sorpresas": Señorita El Cerrito

Junio 07, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Ángela Yepes está dispuesta a hacer realidad el sueño de su padre (fallecido).

Que ella fuera Señorita El Cerrito fue el sueño de su padre, quien no lo pudo ver cristalizado, porque, lamentablemente, murió hace tres años. Pero Ángela Yepes cree que con su nuevo rol, “mi papá hubiera sido el más feliz del mundo, y aunque mi mamá no es tan aficionada a los reinados, ahora está a mi lado en todo momento”.Para esta ingeniera industrial graduada con honores en la Universidad Javeriana y que trabaja en una empresa familiar, la participación en el reinado departamental de la belleza es una experiencia que no cualquiera se da el lujo de vivirla, es un espacio donde se conoce mucha gente y la considera un complemento “que me puede traer muchas sorpresas”.Ángela Yepes hace parte de la Agencia de Chachi Ledesma de Cali. Su trayectoria como modelo le ha servido para tener fogueo ante las cámaras y las pasaleras.Poco a poco, dice, se ha ido gozando esta experiencia, de la cual quiere sacar muchos frutos, especialmente enfocándose en los aspectos positivos.Sin embargo, sabe que ahora como reina es más susceptible de ser blanco de las críticas, las cuales asegura, recibe de la mejor maneja posible. “La presión, dice, es algo impresionante porque sino contestas o te paras o caminas o no luces como la gente espera, simplemente parece que no tuvieras cualidades”.De todas formas, en la mayoría de los casos, la representante de los cerriteños se ríe de los comentarios negativos que otros dicen de ella. Si no resulta elegida en el reinado departamental no se afectará ni se traumatizará, como le ha pasado a algunas, porque, como expresa, es una mujer con muchos proyectos de vida. “Siempre tengo una meta, siempre estoy buscando algo qué hacer, nunca me quedo quieta”.Pero si llega a ser la representante de la gente del Valle al reinado nacional, será la primera en alistarse en acciones en pro de la gente necesitada. “Esa es una realidad, al fin eso es lo que se espera de una reina”.Ángela se autodefine como una verraca muy disciplinada, que cuando se propone una meta la consigue. Allí radica también su gran defecto, es perfeccionista, reconoce, y a veces por esa actitud se sobrecarga de responsabilidades.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad