Escuchar este artículo

Instrucciones para no recaer y volver con su expareja

Enero 31, 2021 - 10:32 a. m. 2021-01-31 Por:
 Redacción de El País
Relación de pareja

Según López, si la persona es más emocional que racional, es recomendable evitar cualquier tipo de contacto con el ex, mientras la emoción va cediendo.

Istock / El País

En general, “la mayoría de las personas se separan cuando todavía se aman”, o eso opina Ezequiel López, sexólogo y terapeuta de pareja, para quien las relaciones tuvieron que tener “un final muy catastrófico o violento” para que los involucrados se dejaran de amar.

Sin embargo, el experto aclara que aunque ese cariño siga latente al terminar la relación, antes de decidir volver con el ex las personas deben tener claro que “el hecho de que haya amor o afecto, no es suficiente para tener una relación”.

Según los expertos, una ruptura amorosa tiene las mismas etapas que cualquier duelo: negación, depresión, ira, culpa, aceptación y nueva vida. La facilidad con la que se superen estas etapas y se sane el corazón dependerán de la capacidad de cada persona para aceptar y no huir del dolor.

“Lo primordial es no odiar, porque el odio te mantiene atado a tu ex. Las personas que resuelven la separación de forma amigable tienen un duelo más corto y llevadero”, explica la psicóloga clínica y especialista en terapia de pareja, Frauky Jiménez.

Por su parte Catalina Devia, médica sexóloga clínica, aclara que las relaciones pueden encontrar su fin por múltiples razones: falta de madurez o tolerancia, incompatibilidad, irrespeto, distanciamiento, desinterés, agresión, entre otras.

Lea también: Pandemia de solteros, ¿cómo volver al ruedo amoroso?

Por eso para ella “encontrar la razón exacta por la que finalizó la relación sería el primer paso para comprender de forma racional el objetivo para superar los sentimientos”. También es importante entender que “olvidar o eliminar el amor es imposible” y lo que se debe hacer es “aceptar que amamos a otro, pero que hay motivos para no tener más a esa persona en nuestra vida”.

El siguiente paso, según la experta, sería plantear límites y trabajar en el amor propio. “Hay que buscar la satisfacción y aceptación propia necesarias para seguir adelante. Los recuerdos y las fotos llegarán, al igual que el deseo de llamar o comunicarse, pero hacer esto no es recomendable en las fases iniciales del duelo”.

Similar piensa Pablo Monsal, magíster en psicología clínica y docente de Areandina, quien considera que luego de una ruptura se debe empezar por “retomar la vida, tal y como se llevaba antes”, y luego de un tiempo expandir el número de amigos y conocidos por medio de diversas actividades, para así poder ampliar las prespectivas de vida.

Por otro lado, sobre la decisión de mantener relaciones sexuales con la ex-pareja, el sexólogo López asegura es “riesgoso”, ya que “el sexo implica otras cosas y no solamente sexo”.

“Es casi una excusa, una mentira, porque aunque te dices “es solo sexo”, en realidad es una manera de mantener un vínculo o una especie de control sobre el otro. A menos que tengan muy en claro que lo único que los unía era el sexo y que en realidad solo funcionan para amantes, la verdad es que no es recomendable que se mantenga intimidad, sobre todo en una etapa inicial de la ruptura. Tal vez tiempo después cuando las condiciones, emociones y percepción del otro hayan cambiado”, aclara.

Devia considera que al principio es aconsejable poner distancia (mientras no haya hijos) e incluso llegar a bloquearlo de las redes. “Algunas personas juzgan el hecho de bloquear al otro, pero no es algo tan negativo, porque se debe pensar primero en proteger y cuidar los sentimientos propios. También el evita tener información de la otra persona ayuda a evitar la comparación con el otro, acción que hiere la autoestima”.

¿Volver o no volver?

“Antes de volver debe analizar cuatro elementos: ¿Qué le hace pensar que su ex ha cambiado? ¿Qué tanto ha cambiado usted? ¿Todavía siente amor por su ex? ¿Tiene la paciencia necesaria para recomenzar?”, dice Jiménez, para quien las segundas oportunidades usualmente tienen una mayor probabilidad de éxito, siempre y cuando los involucrados tengan total claridad sobre los motivos por los que se separaron.

Tenga presente que usted, el otro, las circunstancias, ya no son las mismas, y no es tan simple como “retomar donde dejamos”. Como explica Monsal: “Sería un error pensar que la relación será tan bonita como cuando eran pareja, porque los tiempos y las expectativas de cada uno cambian”.

Le puede interesar: ¿Qué hacer cuando el deseo de su pareja no es tan intenso como el suyo?

No obstante, López sí cree que hay probabilidad de éxito si las parejas regresan luego de varios años, porque es posible que hayan crecido gracias a sus experiencias personales. En cambio, las parejas que regresan tras un corto periodo de separación lo hacen más por un factor emocional o sexual que racional.

Por su parte, Devia opina que, aunque algunos no crean en las segundas oportunidades, “hay muchas parejas que al alejarse vuelven a su centro y se nutren de experiencias” que los hacen crecer.

Además, la experta recomienda que antes de decidir volver o no con el ex, la gente se pregunte: “¿Qué será lo mejor para mí? Y no para el otro. Hay que pensar desde la felicidad propia y desde ahí tomar decisiones. Las justificaciones para volver con la otra persona no debe estar influenciada por motivos externos como los hijos, la familia, el dinero o el bienestar del otro”.

No obstante, todos los expertos concuerdan en que si la relación terminó por irrespeto o agresión física o psicológica, no se debe regresar nunca con la expareja.

Medidas a tomar

Según Jiménez, especialista en terapia de pareja, hay varias cosas que se deben evitar para no volver (de forma apresurada) con el ex:
”No se debe intentar conseguir información del ex. No lo persiga, ni busque excusas para encontrárselo. No lo llame para ver cómo está, o para saludarle, o a contarle algo que le paso. No indague sobre su nueva relación o sus actividades sexuales. Si tiene que devolverle algo, mejor hágalo por mensajería, nunca personalmente. No entre a sus redes sociales, ni las revise exhaustivamente. No le pida favores o ayuda, esto solo es un autosabotaje, emocional, una excusa para verle, usted lo puede solucionar con otras personas o con su familiar. La dignidad debe estar por encima de todo”.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS