Consejos para que 2022 sea un año cargado de buen sexo y viva su intimidad al máximo

Enero 09, 2022 - 07:55 a. m. 2022-01-09 Por:
Redacción de El País
Sexualidad, sexo, pareja, relaciones íntimas, sentimentales

Las parejas que logran comunicar las nuevas experiencias que desean experimentar, logran establecer un mejor vínculo sexual, lo cual permite mantener una relación sana

Archivo de El País

Seguramente ya muchos empezaron a llenar su lista de propósitos a cumplir en los próximos meses con la esperanza de tener buenos resultados a nivel personal, familiar, de salud física, mental y laboral.

Pero también es importante fijarse, individualmente y en pareja, unas metas para lograr un año sexualmente sano. Por eso, la importancia de crear una lista de propósitos con miras a dicho objetivo. Antes, es relevante analizar cómo fue el año 2021 para evidenciar cuáles son las cosas que le gustaría seguir practicando y qué quisiera sacar de su vida.

Así lo recomienda la psicóloga clínica Laura Rojas: “Debemos ser muy conscientes de la importancia del autoconocimiento, si uno tiene una pareja es crucial revisar cuáles fueron las nuevas experiencias y hacer una lista de cosas que le gustan del otro o que desearía experimentar para así intentarlo y obtener mejores resultados”.

Hacer este autoanálisis le permite a las personas abrir un espacio de autoconocimiento, para tener claro cuáles son las necesidades que aún no se sabía que se tenían y poder establecer las nuevas metas para el próximo año.

Lea también: ¿Cómo y cuándo hablar de sexo con sus hijos?, lo que todo padre debe tener en cuenta

La comunicación es una de las razones por las que la vida de pareja se ve afectada. Mejorar las conversaciones en torno a la sexualidad puede ser uno de los grandes propósitos de este 2022, “pensar en complacer a la pareja es importante porque eso ayuda a que el sexo tenga un nivel más alto y que las dos personas se sientan más cómodas e importantes dentro de la relación. Esto no solo aporta en el ámbito sexual, sino en las demás áreas que conforman la vida de una pareja”, considera Paula Dávila, psicóloga, sexóloga y terapeuta de pareja.

Ella aconseja proponerse charlas francas y sinceras aún en la intimidad, ya que permitirá que las relaciones sexuales se fortalezcan, sean más placenteras y se mejore la conexión del momento.

La charla y las caricias posteriores a la relación sexual hacen que las personas se sientan más conectadas con sus parejas, “decirle al otro que es lo que en ese momento se desea, tanto desde la velocidad, la intensidad, o si hay algo especial que se quiere probar, es relevante para que el disfrute se lleve al máximo. De igual manera, al terminar el encuentro es fundamental que se establezca un espacio para la intimidad, que no radica en lo sexual, sino en la conexión espiritual y mental de las dos personas”, explica Laura Rojas.

Uno de los propósitos personales fundamental para una vida sexual plena es el amor propio, aceptar el cuerpo tal cual es y amar cada parte del ser, resalta la sensualidad

Otro de los propósitos que debe incluirse en esa lista es propiciar el autoconocimiento. Conocer su propio cuerpo y cuáles son las necesidades que este reclama es importante para poder manifestarle a la pareja sexual cuáles son sus gustos y lo que desea practicar.

Por esta razón los expertos recomiendan experiencias prácticas como la masturbación, la meditación, la lectura, la asesoría de un sexólogo. “Para manifestar qué es lo que queremos, debemos conocer qué nos hace felices y no solo en el ámbito sexual, conocernos y pasar tiempo con nosotros mismos es lo que nos define. Muchas veces las personas no tienen claro qué las hace felices y así difícilmente se podrá encontrar una armonía”, dice Rojas, psicóloga clínica.

La creatividad debe ser una meta infaltable cada año, en cualquier campo de la vida cotidiana y el sexual no es la excepción. Una de las formas de estimularla es a través de las fantasías. La persona debe proponerse imaginar nuevos escenarios y roles, y llevarlos a cabo permitirá que el cuerpo y la mente se conecten y los espacios sexuales se prolonguen con mayor satisfacción.

“Muchas veces las fantasías son reprimidas debido a prácticas educativas tradicionales o limitantes mentales a las que personas se han visto enfrentadas, esto hace que piensen que tienen problemas. Llevar a cabo experiencias distintas en pareja permite una mejor plenitud sexual”, dice Mercedes López, psicóloga de parejas.

Lea además: Cuatro datos clave sobre el orgasmo femenino que usted debe saber

Pese a las condiciones actuales de pandemia, cada quien debe trazarse como objetivo no dejar de lado las relaciones sexuales. El sexo es una actividad que ayuda a liberar energías negativas, a prevenir enfermedades físicas y también mentales, como el estrés y la ansiedad, “tener prácticas sexuales constantes, ayuda que la sangre fluya de manera más sana y a demás aporta fortalecimiento del sistema respiratorio, así como el sistema inmune y aporta a un mejor estado anímico. Esto claro va de la mano de tener relaciones de calidad”, opina Carlos Segura, psicólogo clínico con énfasis en terapia de pareja y plenitud sexual.

Experimentar nuevas sensaciones con la pareja sexual es otra de las metas infaltables, de acuerdo con los psicólogos y sexólogos consultados por El País, innovar en las experiencias sexuales permite que propósitos como la comunicación o las fantasías se lleven a cabo con mayor satisfacción y se pueda experimentar un año sexual sin precedentes.

Dentro de estas nuevas experiencias es importante tener en cuenta experimentar a través de los sentidos básicos, vista, oído, gusto, tacto y olfato —incluso la intuición—, lo cual va a permitir llevar la imaginación a otro nivel.

Las parejas que logran comunicar
las nuevas experiencias que desean experimentar, logran establecer un mejor vínculo sexual, lo cual permite mantener una relación sana

Por ejemplo, ser delicado con el tema de los nuevos olores, el uso de esencia, lociones, o aceites con olor permitirá que los escenarios íntimos tomen un rumbo más apasionado.

Otro de los sentidos más valiosos en la intimidad es el sabor; probar nuevos sabores en pareja, así como el chocolate, las fresas, la champaña, entre otros, permitirá que otros espacios del cuerpo sientan placer.

Pero nada de esto se puede lograr si no se trabaja en la autoestima. Quererse debe ser el primer propósito en esta lista, para poder brindar amor al otro.

Incentivar la pasión por sus propios objetivos, trabajar por una buena salud mental y física, a través de la práctica de deportes o el ejercicio, comer alimentos saludables y ricos, meditar, y aprender a escucharse mejor a sí mismo y a los demás, debe ser un propósito.

Amor para compartir

Para encontrar plenitud en los encuentros íntimos, es fundamental reconocer el cuerpo, no solo desde las necesidades sexuales que éste manifiesta, sino desde la importancia del autocuidado y el amor propio. Sentirse sexy permite que los demás reciban esa actitud y perciban en la persona esa confianza y seguridad al momento de establecer nuevos vínculos o en pleno encuentro sexual.

Por esta razón, es importante generar espacios de soledad y contemplación para reconocer las cualidades que más resaltan de cada persona. “Reconocer y aceptar mi cuerpo es fundamental para después compartirlo con otra persona, los complejos físicos no me permiten conectarme de manera placentera y real con la pareja sexual que tenga en el momento, pero cuando logro reconocer mi lado sexy, aumenta mi autoestima y puedo sentirme más cómoda conmigo misma llevando la práctica sexual a otro nivel”, aconseja López.

Así como también es importante cuidar de cada área del cuerpo, estar pendiente del autocuidado, si se ha dejado de visitar el ginecólogo es necesario la realización de chequeos médicos constantes, así como las buenas prácticas de higiene. Para este nuevo año también puede conocer nuevas formas de anticonceptivos y analizar cuál de estos métodos es el más cómodo e indicado para mantener una vida sexual plena.

Meditación, yoga, meditar
VER COMENTARIOS