Esta 'clown' estadounidense visita a Cali para ayudar con risas a mujeres y niños

Esta 'clown' estadounidense visita a Cali para ayudar con risas a mujeres y niños

Junio 26, 2019 - 11:30 p.m. Por:
Isabel Peláez R.  / Reportera de El País
Hannah Gaff Payasos sin Fronteras

Hannah Gaff, de Payasos sin Fronteras, dictará un taller los días viernes, sábado y domingo, de 9:00 a.m. a 1:00 p.m., en Casa Abierta San Antonio.

Álvaro Pío Fernández / El País

La misión de Hannah Gaff como Payasa sin Fronteras es llevar Caravanas de Risas para la Infancia refugiada, brindar apoyo a otras mujeres del Líbano o de otros lugares del mundo que han sufrido abusos y violencia de género.

Con unas grandes gafas y una enorme nariz roja, muchas dosis de observación y escucha, esta payasa estadounidense llega a diversos países, como Colombia, con una maleta cargada de risas para brindar apoyo emocional y psicológico a la infancia que sufre por el conflicto interno y a los refugiados venezolanos, para reducir los efectos del estrés postraumático.

Hannah, quien es también profesora en Clown Conservatory del Circus Center, en San Francisco, ha dejado por unos días los hospitales, las zonas de guerra y los campos de refugiados del mundo, para asistir al Clownencuentro Internacional, en Cali, en el que ofrecerá una presentación y un taller de apoyo a los payasos locales.

¿Cómo se vinculó a Payasos sin Fronteras y cuál ha sido su mayor satisfacción en esta labor?


Llevo trabajando con ellos diez años, primero haciendo trabajo de edición y eventos locales en Nueva York y en los últimos tres años viajando con ellos por el mundo. Lo más significativo para mí es ir a las comunidades y generar ese espacio luminoso, brillante donde la magia sucede y la gente se siente mejor.

¿Qué zonas de conflicto en el mundo ha visitado?

He estado dos veces con Payasos sin Fronteras en el Líbano, en varios campos de refugiados y comunidades en conflicto y con mi grupo de payasos sociales, Clown Core, he dictado talleres en Indonesia, Chile, Puerto Rico y Tanzania.

¿Ha puesto en riesgo su vida debido a este voluntariado?

La mayoría de las veces me siento más segura en las zonas del mundo en conflicto que en San Francisco. Siempre vamos adonde hemos sido invitados. Un día estábamos en el Líbano con el grupo anfitrión y empezamos el número, pero escuchamos una explosión. A veces, en medio de un acto los niños tiran objetos, porque la idea del juego incluye para ellos cosas que han visto y se tornan violentos. Sin embargo, esta vez se trataba de un adulto con capacidades especiales que estaba muy emocionado y su forma de celebrar fue prendiendo pólvora, y terminó jugando con nosotros en el escenario.

Lea también: 'Doctora Clown presenta 'La sonrisa de los mil colores' en la Filbo'.

¿Cuáles son los síntomas que ha notado en los niños, después de una guerra, de un conflicto?

Independientemente de las condiciones de los niños, siempre tienen ese potencial y esa chispa para jugar y permanecer alegres. Muchas veces los niños cargan mucho peso por la situación que sus padres están atravesando, tienen una sensación de responsabilidad y de tener que ser muy serios debido a sus problemáticas. Han visto más del mundo de lo que un niño debería.

Hannah Gaff Payasos sin Fronteras

Hannah Gaff, voluntaria de Payasos sin Fronteras.

Álvaro Pío Fernández / El País

¿Qué causa el humor en ellos?

El payaso crea un momento distinto al mundo exterior, en el que siguen pasando cosas, pero hace que estas circunstancias externas reciban un poco de levedad, se vuelvan más ligeras, al entrar el humor y el juego, que hacen que se construya más resiliencia, al llevar al niño a relacionarse con esas situaciones de manera distinta.

¿A usted cómo la cura el humor?

Empecé siendo payasa de hospital y eso me ha cambiado la manera en que me relaciono con el mundo. En San Francisco la gente evita el contacto visual por seguridad, yo todo el tiempo estoy buscando la mirada de los demás para conectarme y regar la chispa. Hay momentos en los que estoy enojada, estresada, frustrada, con emociones altas, entonces les inyecto humor a esas situaciones para darles la vuelta a esos sentimientos.

¿Algunas comunidades se muestran reacias a recibirlos?

Ese primer momento no siempre genera una reacción positiva. El trabajo del payaso es buscar oportunidades de juego, invitar al público a jugar, para empoderarlo y que proponga sus dinámicas.

¿Qué pasa con esas personas después de haber sido visitadas por Payasos sin Fronteras?

A través del humor y del mundo imaginario que se crea, se genera un cambio de chip, de perspectiva, que le hace ver a la comunidad que hay muchas maneras de relacionarse con las circunstancias y oportunidades para avanzar, a pesar del conflicto. El hecho de que los padres vean a sus hijos riéndose y jugando, y que a su vez los niños vean a sus padres igual, genera bienestar para ambos y el efecto va más allá de solo la risa.

¿Hay niños o adultos que se convierten en replicadores de Payasos sin Fronteras?

En el programa del Líbano, en el cual estuve, trabajamos junto a payasos locales, que han sido formados por Payasos Sin Fronteras, y son estos payasos libaneses quienes nos invitan a sus comunidades. El payaso local tiene la posibilidad de mostrarnos que en su situación de refugiado está cambiando las cosas a través del clown. En algunos casos estos payasos siguen formando a otras personas en la comunidad. A veces, en las giras ofrecemos talleres de técnica de circo.

¿Tiene el humor el poder de derribar muros?


Sí. Quiero imaginar a un político, que tenga formación de payaso, y que en medio de una reunión muy importante, posea la habilidad de usar el humor a favor de suavizar el conflicto o cambiar la perspectiva con la que lo observa. En los campos de refugiados, en medio de la violencia, quienes dominan el humor tienen la capacidad y la sensibilidad de usarlo para transformar o ver las cosas de manera distinta.

Programa

Jueves
La mexicana Gaby Muñoz presentará en el Teatro Jorge Isaacs, a las 7:30 p.m., su show ‘Perhaps, perhaps, quizás...’ que se basa en sonidos. La consideran la pionera del clown femenino en su país.

Viernes
En el Centro Cultural Comfandi se presentará, a las 7:30 p.m., el Varieté Clownencuentro para toda la familia, con artistas de Brasil, Colombia, Finlandia, México y Perú.

Sábado
Ricardo Puccetti, de Lume Teatro, de Brasil, en el Centro Cultural Comfandi, a las 7:30 p.m., presentará su obra ‘Cabaret efímero’. Con objetos escogidos por el público él hará una improvisación.

Domingo

La Trágica Compañía de Payasos, de Bogotá, estará en escena con ‘Desmontando a Shakespeare’, en el Centro Cultural Comfandi, a las 7:30 p.m.

Info: Colboletos: 6611111. Lectores de El País: 3177746475.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad