"Muchos me condenaron, fui estigmatizado": Sigifredo López

"Muchos me condenaron, fui estigmatizado": Sigifredo López

Septiembre 13, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Sigifredo López, el único sobreviviente del secuestro de los diputados, dice que hay que perdonar y seguir adelante.

Sigifredo López no necesitó estar presente para ser uno de los temas centrales de la reunión entre las Farc y los familiares de los diputados del Valle del Cauca asesinados por esa guerrilla hace más de 9 años.

Patricia Nieto, su esposa, se encargó, lágrima a lágrima, de reproducirle cada palabra y cada gesto con los que el grupo que lo mantuvo secuestrado durante siete años lo ‘absolvió’ de toda responsabilidad en la muerte de sus compañeros. Lea: Opinión: en busca de la verdad sobre la muerte de los diputados del Valle.

¿Qué siente al saber que ‘Pablo Catatumbo’,  cerebro del secuestro de los diputados, dice que su único delito fue haber quedado vivo?

Es importante, porque ese fue mi único delito. Demuestra que este país revictimiza, es supremamente cruel con las víctimas, y con los sobrevivientes, especialmente. La violencia nos ha hecho insensibles, victimarios también en el lenguaje. Muchos me condenaban en los medios, en las calles; fui víctima de estigmatización, mis hijos también, mi mujer; oportunidades laborales, de negocios, se perdieron. El daño causado ha sido muy grande y es porque está sociedad está enferma de violencia y se acostumbró a la violencia.

¿Entonces cree que el daño más grande no vino de las Farc?

Yo no sé quién me causó más daño, si las Farc, con siete años de secuestro, la Fiscalía, que me puso preso o RCN, que se emponzoñó conmigo y durante 45 días, en horario triple A, repitió y repitió ese video exhibiéndome como el peor delincuente de la historia.

Y salieron las pruebas del FBI,  que demostraban que no era mi voz ni mi nariz, y seguía hablando  de testigos y poniendo en duda el dictamen del FBI. Luego se condenaron los falsos testigos y seguían, y lo que yo nunca  entendí es que al frente de RCN había un periodista serio, que yo admiro y respeto, el doctor Rodrigo Pardo.

¿Y qué conclusión saca de eso?

La forma en que se cubre las noticias judiciales en Colombia es muy amarillista... Yo creo que los medios de comunicación ante todo tienen un compromiso con la verdad y tienen que respetar la dignidad de las víctimas, y mientras una persona no haya sido vencida en juicio, tienen que respetarle su presunción de inocencia y RCN no lo hizo conmigo y, lo peor, nunca se disculpó. Creo que valdría la pena iniciar una reflexión sobre el papel de los medios de comunicación al cubrir noticias judiciales y que ellos deben tener la gallardía moral  para pedir disculpas por todo lo que hicieron conmigo.

¿Va a demandar a RCN?

Estoy pensando en acciones judiciales, porque yo persigo en últimas es una reparación moral, no es un tema económico. Pero si usted consulta internet, ese video de RCN ha sido visto miles y miles de veces, fue exponencialmente reproducido en las redes sociales, o sea que millones de personas se formaron la impresión de que yo soy un delincuente, un criminal, debido a que ellos se empozoñaron con eso y ni siquiera han tenido la gallardía de bajar esas noticias malas sobre mí.

Ayer el Alto Comisionado para la Paz le pidió disculpas en  público por lo sucedido con usted tras su liberación, ¿cómo toma ese acto?

Fue un gesto muy bonito de parte de Sergio Jaramillo, lo hizo en nombre del Gobierno, del equipo negociador, de la sociedad colombiana, fue muy noble de su parte, porque tantos años de estigmatización obviamente duelen. A uno le duele que los hijos, en la universidad sean  vistos como los hijos de un guerrillero, entonces, digamos que todo esto son compresas que calman, alivian un poquito.

¿Pero le queda faltando algo?

El daño ya está hecho, pero uno sí tiene que perdonar para seguir adelante, para poder reconstruir su vida, para mandar ejemplos de mejoramiento, de perdón. Creo que esta sociedad colombiana ha sido tan victimizada que se enfermó de violencia y ya pareciera que es incapaz del perdón, y que la invitación al odio, a la venganza, a la próxima guerra, pareciera el pan de cada día.

¿A qué se va a dedicar ahora?

A partir  de este momento dedicaré el resto de mi vida a dos actividades: una, la defensa de inocentes, personas víctimas de la injusticia de la justicia, y, la otra, a trabajar por la reconciliación del país a partir del perdón ciudadano, que es distinto al perdón individual. En el individual se hace un duelo, que es muy complicado, se decide perdonar para poder seguir adelante y no seguir envenenando el alma, pero con el perdón ciudadano estamos hablando de una sociedad envenenada, de una sociedad que respira y bota odio y bota violencia por los poros y entonces allí es más complicado, pero tenemos que dar el primer paso, la petición de perdón por parte de los victimarios, y luego la sensibilización de lo que significa pedir perdón y de la práctica del perdón repetida una y otra vez en la vida cotidiana para poder construir una vida del perdón que nos lleve a la reconciliación, que conduzca a las nuevas generaciones a resolver sus problemas de manera pacífica, respetando la dignidad de los otros. Eso es lo único que puede evitar que los ciclos de violencia se repitan.

A propósito de perdón, ¿estaría dispuesto a perdonar a RCN?

Sí, claro, si he perdonado a las Farc y perdoné a los fiscales que cometieron esa arbitrariedad. Al fin y al cabo son personas que simplemente se equivocan y no se dan cuenta que con eso están cometiendo un daño muy grande con otra persona, pero hay que perdonar, seguir adelante y mandar mensajes siempre constructivos a las nuevas generaciones.

Lea también: “Hace 9 años no lloraba como lloré el sábado”: Fabiola Perdomo sobre encuentro con Farc

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad