Este es el largo proceso para recuperar un niño de la guerra

Este es el largo proceso para recuperar un niño de la guerra

Septiembre 11, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País | Colprensa
Este es el largo proceso para recuperar un niño de la guerra

Los indígenas del Cauca han sentido los rigores del reclutamiento de menores. Aquí un niño y una niña que se entregaron al Ejército hace unos años.

Ayer, la Cruz Roja confirmó que recibió trece niños, niñas y adolescentes provenientes de las filas de las Farc. ¿Cuánto tarda un niño en sanar las heridas de ser reclutado?

El Comité Internacional de la Cruz Roja, Cicr, confirmó que este sábado fueron recibidos trece menores provenientes de las filas de las Farc. Según se indicó, la misión receptora también estuvo integrada por  delegados de las organizaciones sociales que hacen parte de la mesa técnica creada para ese efecto por las delegaciones del Gobierno y la guerrilla en La Habana. Lea también: Las Farc entregaron a la Cruz Roja un primer grupo de 13 menores. La entrega de los menores se hizo en dos grupos: en la mañana ocho y en horas de la tarde, cinco.  La Cicr en un comunicado informó que  personal médico verificó que el primer grupo de  niños, niñas y adolescentes se encontraba en estado de salud apto para su traslado   a un lugar transitorio de acogida. En  la tarde, Unicef divulgó que, efectivamente, el primer grupo ya se encontraba con miembros de esa organización en un centro transitorio de acogida donde los menores serán sometidos a exámenes médicos. “Los niños y niñas fueron recibidos en estructuras adecuadas para que el proceso de restablecimiento de derechos que está comenzando, se desarrolle en las mejores condiciones posibles”, dice el comunicado de Unicef.  Como se sabe, tras firmarse  el acuerdo final entre Gobierno y Farc,  los esfuerzos de muchas entidades estatales se centrarán   en la atención integral de estos menores. De momento, no existen cifras oficiales del verdadero número de menores reclutados a la fuerza por los grupos armados al margen de la ley.  No obstante, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) ha dicho que actualmente son atendidos más de 5700 con estas características, por lo que el reto no es de poca monta.  Un estudio de  la Universidad de La Sabana advierte del riesgo que se corre con un proceso no adecuado de reincorporación para los menores excombatientes, ya que ocho de cada diez niños reincorporados podrían caer en la mendicidad, conductas violentas e ilegales y hasta ser reclutados otra vez por bandas criminales si no son atendidos en programas estables. Lea también: Farc entregaron primeros ocho menores que se encontraban en sus campamentos. Tras ser desligados de las guerrillas, los menores tardan hasta seis meses en comenzar a mostrar problemas sicológicos como consecuencia de la situación violenta que vivieron. Altos niveles de estrés, paranoia y aislamiento social son los principales síntomas  que les suelen afectar. Neila Díaz, directora de la especialización en sicología educativa de esa universidad, sostiene que, según las experiencias vividas en Ruanda, Sierra Leona y Sudán, los menores que han vivido de cerca el conflicto como víctimas o victimarios pueden tener reacciones que van desde retroceso en el proceso de aprendizaje, paranoia e incontinencia urinaria, hasta insomnio y falta de apetito. También pueden presentar pesadillas frecuentes, delirio de persecución, juegos que incluyen muerte, apatía, falta de concentración y agresividad.  Proceso complejo Cifras del Centro de Memoria Histórica dan cuenta de que el conflicto interno ha dejado más de ocho millones de víctimas, y de ellas cerca de un millón y medio han sido menores, de acuerdo con la Defensoría del Pueblo. Incluso, se ha hablado extraoficialmente de que más de diez mil menores de 18 años aún permanecen en las filas de grupos armados al margen de la ley. Lea también: Reclutamiento de menores no será un delito amnistiable, dijo Santos. El ICBF confirma que entre noviembre de 1999 y marzo de 2016 fueron atendidos 5969 menores de edad que sobrevivieron al reclutamiento de los grupos alzados en armas, de estos el 60 % salieron de las Farc.Según la experta, la recuperación integral de estos comprende un proceso largo y complejo, pues todo proceso de paz debe contemplar como prioridad el trabajo con los niños reclutados.  Se calcula  que la capacidad de resiliencia -recuperación ante la adversidad- de estos chicos supera el 80 %. Otro tema para tener en cuenta, según Díaz, es que el proceso de recuperación es más fácil y rápido en los más pequeños, pues estos suelen reprimir mejor que los adultos la presencia de traumas o miedos.“Se calcula que a los seis meses aparecen los daños sicológicos en los niños. No obstante, y según estudios internacionales, cerca de 90 % se recupera siempre y cuando el conflicto haya terminado o pasado a planos diplomáticos. Solo 10 % quedaría con síntomas que amerita una intervención más profunda y los que logran recuperarse tardarían entre dos y cuatro años para hacerlo”, dice. De hecho, el estudio sostiene que  una de las dificultades para este trabajo es establecer la edad cronológica de los menores, ya que el tiempo “no corre igual” en selva que en las ciudades.  “Este punto es relevante si tenemos en cuenta que los niños de 15  o menos años tienen mayor resiliencia mientras que los mayores de 16 o los que están cerca de cumplir la mayoría de edad quedan con mayores secuelas como consecuencia del conflicto”, explica. La reintegración En el proceso de reintegración a la vida civil de estos niños también se pueden presentar barreras naturales en la sociedad: la mayoría ni siquiera tienen familias y algunos tendrán que entrar en procesos de adopción, otros tendrán que formar sus propias comunidades y están los que deben comenzar su escolaridad desde cero, pues  por lo menos el 20 % no saben leer ni escribir. Lea también: Este es el protocolo para sacar a los niños de la guerra. La alta consejera para los Derechos Humanos, Paula Gaviria, dice que se privilegiarán los entornos familiares y se buscará  que se fortalezcan espacios para la educación y el deporte. “Que tengan un entorno en el que se puedan hacer ejercicios de convivencia y desarrollen sus proyectos de vida en condiciones de seguridad y oportunidades”. La docente concluye que hay que atender la intervención de cada niño de manera individual. “Hay menores que trabajaron en la guerrilla solo como cocineros, otros como mensajeros pero algunos fueron reclutados para hacer favores sexuales. Los casos más difíciles seguramente serán los adolescentes de 15 años que aprendieron a asesinar e incluso comandaron un frente”, dice  el análisis. Sobre los delitos La alta  consejera para los Derechos Humanos, Paula Gaviria, dijo que   los menores que llegarán se tratarán con un enfoque de víctimas; por ello, si lo deciden, podrán participar en escenarios como la Comisión de Esclarecimiento de la Verdad y dar a conocer sus vivencias.Los menores  de 14 años en ningún caso pueden ser declarados penalmente responsables.  A los  menores de edad, de 14 a 18 años, que salgan  de las Farc se les aplicará  indulto por  rebelión y delitos conexos cuando no haya impedimento en las leyes colombianas. Respecto a los que estuvieren procesados o condenados por la comisión de delitos no amnistiables o indultables, en una fase posterior se estudiará su situación, según lo acordado en La Habana. 

 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad