"Es necesario que el 'Sí' gane": Íngrid Betancourt sobre el plebiscito

"Es necesario que el 'Sí' gane": Íngrid Betancourt sobre el plebiscito

Septiembre 02, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co l AFP

Íngrid Betancourt en foro sobre paz.

La excandidata presidencial, quien estuvo secuestrada por las Farc, hizo un llamado para que el texto de los acuerdos sea más concreto para los colombianos. Ese es el primer reto, dijo.

Ingrid Betancourt, quien estuvo secuestrada por las Farc durante más de seis años, recibió conmovida el acuerdo para acabar medio siglo de confrontación en Colombia, pero subrayó que "aún no está todo ganado", que "es necesario" que los colombianos lo aprueben, y que la paz se arraigue en "una sociedad traumatizada".

"Éste es realmente el principio del fin de esta guerra (...). Pero además de la emoción, hay una constatación: los acuerdos van más allá de lo que creía posible", dijo Betancourt al expresar su "satisfacción" por el documento de 297 páginas alcanzado tras casi cuatro años de negociaciones entre el gobierno de Juan Manuel Santos y las Farc.

Sin embargo, "todavía es un texto muy abstracto para los colombianos. Así que el primer desafío es volverlo más concreto", advirtió durante una entrevista telefónica, estimando que el alto al fuego bilateral y definitivo que rige desde el lunes es un "primer aporte" que "permitirá a los colombianos sentir la inmediatez y el poder del silencio de la guerra".

En detalle: estos son los seis puntos del acuerdo final de paz con las Farc

"Aún no está todo ganado. Es necesario que el 'Sí' gane", declaró sobre el plebiscito del 2 de octubre, en el que los colombianos deberán decir si aceptan o no el pacto alcanzado con las Farc el pasado 24 de agosto.

"Pero una vez que el 'Sí' haya ganado, yo diría que comienza la parte más difícil: es una paz que necesitará una década para echar raíces en la sociedad colombiana, que es una la sociedad traumatizada" por 52 años de conflicto armado. Betancourt, de 54 años y cuyo cautiverio en la selva generó gran repercusión internacional, fue secuestrada en 2002 por las Farc cuando era candidata presidencial del Partido Verde Oxígeno (ecologista).

Lea también: CPI celebra que no haya amnistía por crímenes graves en acuerdo con Farc

Fue liberada en 2008 junto con otros 14 rehenes, cuando el presidente Santos era ministro de Defensa.

"¡Esta será una pelea!"

Para Betancourt, quien reside fuera de Colombia desde hace años, la consolidación de la paz "dependerá de muchos factores, en particular, del compromiso de las fuerzas armadas para garantizar la seguridad de los colombianos en su vida cotidiana, pero también de quienes se desmovilizarán".

"Hay muchos intereses para que esta paz firmada en el papel no se vuelva efectiva: intereses vinculados con el negocio de la guerra, intereses políticos de muchos líderes, y de los que (...) han hecho de la corrupción su modus operandi y su modus vivendi. ¡Esta será una pelea!", estimó la exlegisladora francocolombiana, que prepara un doctorado en teología en Oxford.

Según Betancourt, la consolidación de la paz dependerá también de "la unidad de las Farc", con unos 7500 combatientes según cifras oficiales.

La guerrilla tendrá que "mostrar mucha madurez para no caer en negocios inescrupulosos como ocurrió con las 'bacrim' (bandas criminales surgidas de remanentes de paramilitares de ultraderecha desmovilizados entre 2003 y 2006), ni terminar desintegrándose como fuerza política, según las ambiciones de cada uno".

Deberán "satisfacer las aspiraciones de la tropa de las Farc, que no están necesariamente cebadas por un cargo público o una función política (...), comandantes de rango medio que están acostumbrados a vivir a su gusto con dinero del tráfico de drogas y el secuestro".

Para Betancourt, los exguerrilleros van a querer "crear negocios, medios de vida digna. No van a volver a la miseria, a un estado de campesinos en la indigencia".

"Corresponde a los colombianos crear condiciones para que puedan acceder a un nivel de vida digno, en la legalidad (...). Pero esto implica revisar las estructuras económicas y sociales para que más personas accedan a la prosperidad", apuntó.

Interrogada sobre su posible retorno a Colombia, la exrehén, que vive entre Francia, Reino Unido y Estados Unidos, donde se encuentran sus hijos, dijo que se siente "evidentemente aliviada" y eso le permite "pensar en un regreso con el alma más liviana".

"No digo que no ni que sí. Hay demasiadas variables políticas, personales, familiares. Pero es cierto que el hecho de que haya paz en Colombia abre el camino", concluyó.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad