Reversazo de Uribe le prende más 'fuego' a la polémica, esto dicen analistas de su decisión

Reversazo de Uribe le prende más 'fuego' a la polémica, esto dicen analistas de su decisión

Agosto 01, 2018 - 11:30 p.m. Por:
Redacción de El País 
Álvaro Uribe Vélez

El pasado lunes, el expresidente de Colombia, Álvaro Uribe Vélez, ofreció desde su finca en Rionegro, Antioquia, una rueda de prensa sobre todo el proceso judicial que enfrenta.

Agencia EFE

El expresidente Álvaro Uribe Vélez no deja enfriar la polémica en torno a su llamado a indagatoria, luego de que ayer anunciara que finalmente no se retirará de su curul en el Senado y que enfrentará su proceso por supuesto soborno y fraude procesal en la Corte Suprema de Justicia.

La retractación la hizo a través de un trino en su cuenta de Twitter, tras una semana de intensas controversias por el anuncio de su renuncia y las recusaciones a los magistrados que investigan el caso en la Corte Suprema.

“He pedido al senador Ernesto Macías, presidente de la corporación, que retenga sin considerar mi carta de renuncia. Por razones de honor nunca ha estado en mi mente que la Corte Suprema deje de conocer el caso para el cual me citan a indagatoria”, escribió Uribe.

La oleada de reacciones entre los que creen que lo de ayer se trata de un show mediático y quienes lo apoyan, no se hizo esperar.

Lea también: Uribe se retracta y dice que ya no renuncia al Senado

Uno de los primeros en dar su opinión fue el periodista Daniell Coronell, quien ha venido denunciando a Uribe en sus columnas de opinión.
“El expresidente Uribe argumentaba razones de honor para irse y ahora las invoca para quedarse. Solo es un plan para escoger investigadores y jueces que le convengan”, publicó el periodista en su cuenta de Twitter.
Por su parte, la senadora Paloma Valencia también se pronunció. “Por ahora no se va, porque #UribeNoSeEsconde, que lo investiguen como lo han investigado siempre, nada encontrarán”.

Mientras el senador Iván Cepeda señaló que “La ‘ética’ de Uribe da para todo: para renunciar al Congreso, pero también para quedarse en él sub júdice. También le alcanza para decir toda clase de mentiras impúdicas, calumniar a los magistrados y tener un abogado de narcos.

De otro lado, el senador conservador Juan Diego Gómez manifestó que “el respeto por la institucionalidad con plenas garantías procesales, debido proceso y derecho a la intimidad, no se puede vulnerar a ningún ciudadano. Las manifestaciones de solidaridad y respaldo de millones de ciudadanos son explícitas”.

Asimismo, el senador del Centro Democrático, Fernando Nicolás Araújo, sostuvo que “Uribe no se esconde, siempre da la cara, responde ante cualquier cuestionamiento y asume su defensa con honor”.

Desde la semana pasada se mantenía la expectativa en torno al futuro del expresidente, luego de que anunciara su intención de renunciar tras el llamado a indagatoria.

Después de muchas especulaciones, la carta llegó a las manos de Ernesto Macías, quien dijo que aunque ya tenía el documento, solo la llevaría a consideración del Senado cuando se terminara la incapacidad médica de Uribe, es decir después del 3 de agosto.

El uribismo y otros sectores políticos le pidieron al exmandatario que no renunciara y que se defendiera desde allí. De hecho planeaban organizar una manifestación en favor del jefe del Centro Democrático.

¿Estrategia mediática?

El docente de maestría en Comunicación Política de la Universidad Externado, Carlos Andrés Arias cree que la retractación de Uribe obedece a dinámicas “políticas, mediáticas y legales”, pero cree que no le ha salido tan bien hasta ahora.

“Yo lo que creo es que el cálculo político le salió mal, su cálculo mediático también le salió mal. Él esperaba un respaldo mucho más fuerte de la opinión pública, pero creo que las pruebas allegadas a los medios de comunicación, especialmente por Daniel Coronell, han empezado a debilitar ese teflón que ha tenido Álvaro Uribe durante más de 10 años”, dice el analista.

Aunque no se atreve a afirmar si esta maniobra de Uribe puede perjudicarlo o no, lo que sí cree es que atraviesa por una situación “muy crítica”.

Por su parte, el profesor de Ciencias Políticas de la Universidad del Valle, Héctor Alonso Moreno, considera que es usual que se use la “litis estratégica” que se da en los medios de comunicación y redes sociales con el propósito de permear la opinión pública.

“Se trata de la fea costumbre de trasladar el debate jurídico de los estrados judiciales a la plaza pública, de construir una argumentación periodística acomodada para desvirtuar la argumentación jurídica, privilegiando el manido recurso de construir un estado de opinión y pretender así, que la causa que se defiende pueda tener en la opinión pública una respuesta favorable para la absolución pública del implicado”, lo que al final, según el analista, puede incidir en las decisiones de los jueces.

Al respecto, Juan Carlos Gómez, profesor de Ciencia Política de la Universidad Icesi, cree que ha habido tal despliegue mediático del proceso de Uribe que no permite la reflexión de la opinión pública, para poder tomar una posición tranquila y reflexiva.

“Lo que se nota aquí es un apresuramiento de todas las partes para tratar de resolver una cosa que tiene que tener tiempos para ser pensado, reflexionado, estudiado y analizado para que pueda, en algún momento, tomarse una decisión judicial adecuada”.

El caso por el que ha sido citado Uribe está relacionado con un proceso por presunta manipulación de testigos que le enfrenta al también senador Iván Cepeda.

Vuelve al Senado

Sin existir ya carta de renuncia y con la incapacidad terminada, Álvaro Uribe volverá al Senado la semana próxima. Primero lo hará el martes, a la posesión del nuevo presidente de la República, Iván Duque; y luego el miércoles, a la sesión plenaria de la corporación. Desde el martes Uribe hace parte de la Comisión VII del Senado, en la cual ya estuvo cuatro años.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad