¿Qué tan sólida es la nueva coalición del Gobierno tras posesión del Congreso?

¿Qué tan sólida es la nueva coalición del Gobierno tras posesión del Congreso?

Julio 27, 2018 - 11:45 p.m. Por:
Redacción de El País 
Ernesto Macías

La elección de Ernesto Macías, del Centro Democrático, (c) como nuevo presidente del Senado de la República sirvió para definir que tan fuerte es la nueva coalición del Gobierno que lidera Iván Duque.

Colprensa / El País

Qué tan sólida es la nueva coalición de Gobierno? ¿Tienen razón quienes aseguran que el uribismo está pecando de primíparo en el Congreso? ¿Es cierto que el Estatuto de la Oposición promueve la ‘mermelada’?

Esas y otras preguntas quedaron en el ambiente político colombiano después del 20 de julio, cuando tuvo lugar la posesión de los 108 senadores y 172 representantes a la Cámara que conformarán el Poder Legislativo durante los próximos cuatro años.

Y precisamente uno de los hechos más importantes de esa jornada, la elección de Ernesto Macías como nuevo presidente del Senado, enmarca posiciones encontradas con respecto a qué tan claras están las relaciones entre el Gobierno de Iván Duque y el Congreso de la República.


“La coalición, el país lo vio, eligió al presidente (del Senado). Allí no hubo ninguna duda entorno a él. La oposición presentó su candidato, nosotros el nuestro, y salió elegido el nuestro, con más de 80 votos”, sostiene Honorio Henríquez Pinedo, miembro de la bancada oficialista del Centro Democrático, que suma 52 integrantes.

Con él coincide el senador del Partido Liberal Mauricio Gómez Amín, colectividad que luego de la primera vuelta presidencial se sumó a la coalición que ya había conformado el CD con los conservadores, Mira y Colombia Justa Libres.

“Se trata de una coalición sólida, que está conformada por cinco partidos políticos que suman un total de 43 parlamentarios, y la mejor prueba de su contundencia fue la elección de Ernesto Macías como nuevo presidente del Congreso”, asegura antes de reiterar que su partido está “comprometido” con el programa de Gobierno de Iván Duque.

Sin embargo, en opinión de algunos expertos y políticos, esa misma convicción no resulta tan evidente en el caso de Cambio Radical, CR, y de la U, que antes de la segunda vuelta también siguieron los pasos de los ‘rojos’.

El ejemplo más contundente de lo anterior, dicen, es que la candidatura de Macías solo se consolidó el mismo 20 de julio, debido a que alcanzó a hacer carrera una alternativa de mayorías impulsada por un bloque que supuestamente llegaron a formar los partidos de izquierda más los congresistas de CR y La U.

“Es una coalición ampliamente mayoritaria, pero también es la más frágil que he visto constituirse en los últimos años”, anota Roy Barreras, impulsor de la reciente alianza parlamentaria sellada entre su colectividad (la U) y Cambio Radical.

Según él, que en varias ocasiones ha sido elegido presidente del Senado, es la primera vez en los últimos 20 años que para esta fecha no se han instalado las comisiones de esa corporación.

“Eso nunca ocurría. El 20 de julio estaban absolutamente acordadas las comisiones con el liderazgo del partido de Gobierno, que en esta ocasión no han podido consolidarlas y por lo tanto el Congreso no está funcionando todavía en términos reales”, sostiene.

De hecho, el recién posesionado presidente de la Cámara de Representantes, Alejandro Carlos Chacón, reconoció que “podría decirse que la fortaleza de la coalición aún es frágil en la Cámara y el Senado”.

¿Independientes?

En ese mismo sentido se pronuncia el politólogo Fernando Giraldo, quien anota que al nuevo Gobierno le tocó “renegociar” con Cambio Radical y la U luego de que estos lo presionaran con la conformación de la mencionada alianza que amenazaría las mayorías oficialistas, ya que suma 86 parlamentarios (30 senadores).

Para el experto, lo cierto es que la coalición de Gobierno está soportada en dos elementos principales: los partidos que le son leales y hacen parte estructural de ella (CD, liberales y conservadores), lo cual es corroborado por “un acuerdo que se ve reflejado en una participación, así sea parcial, de la burocracia en los ministerios”.


Y el otro es la oposición “clara y abierta”, que agrupa al Polo, a los Decentes, la Alianza Verde, de un lado, y a Farc, del otro.

Pero Giraldo destaca que la incógnita está en la postura que finalmente adopten Cambio Radical y la U, dado que el recién entrado en vigencia Estatuto de la Oposición le otorga un mes de plazo a todos los partidos para que se declaren oficialmente en coalición, en oposición o en independencia frente al Ejecutivo.

Según él, esta última opción es la que parece que van a adoptar, “de tal manera que en unas cosas apoyarán al Gobierno y en otras no, lo cual va a comprometer a la Administración de Duq ue a hacer negociaciones para poder obtener la votación de los temas principales de su gestión, porque sin las de esos dos partidos no tendrá la mayoría”.

Ello obedece a que la mayoría del Ejecutivo es “simple”, pues oscilaría entre 50, 51, 52 y hasta 53 senadores, “de manera que cualquier ausencia de un congresista, por la razón que sea, podría afectar la coalición, poniéndola siempre en riesgo, a menos que el Gobierno llame a CR y a la U a integrar el eje principal de su estructura, lo cual no parece ser el caso porque Duque ya nombró su gabinete y no les dio ningún ministerio ni instituciones”.

Pero mientras el experto vaticina por esa razón un primer revolcón ministerial a más tardar en ocho meses, al interior de las dos mencionadas colectividades parece seguir el debate sobre la decisión que deberán anunciar el próximo 20 de agosto.

No obstante, para Carlos Fernando Motoa, senador de Cambio Radical, la elección de Macías finalmente refleja lo que está ocurriendo o puede ocurrir en los meses venideros.

“Yo veo una coalición fortalecida, primero por los partidos que estuvieron en la primera y en la segunda vuelta con Iván Duque, y se refuerza con algunos actores que estuvimos en la segunda vuelta, que pertenecemos a otros partidos pero respaldamos a Duque”, comenta.

Y de manera contundente agrega: “No tengo ninguna duda de que Cambio Radical se declarará en coalición”, sobre todo después de una reunión que esa colectividad sostuvo el pasado martes, pero de la que todavía no se conoce una comunicación oficial.

Además, el pasado miércoles el exvicepresidente Germán Vargas Lleras, líder natural de esa colectividad, sostuvo una conversación telefónica con el senador de la U Roy Barreras en la que se ratificó la alianza parlamentaria ‘acusada’ de presionar al nuevo Ejecutivo.


Precisamente Barreras, contrario a Motoa, que cree que La U irá por su mismo camino, sostiene que su partido debería optar por la independencia: “Yo pienso que solo tenemos esa opción porque no estamos en el Gobierno, pero además es lo que nos permitirá defender los temas relacionados con el proceso de Paz”.

Reconoce sí que hay voces internas disidentes, aludiendo específicamente a los senadores Eduardo Pulgar y José David Name, que fungieron como compromisarios del partido en los acercamientos con el nuevo Ejecutivo y a la postre resultaron nombrados en la Vicepresidencia del Congreso y en la Presidencia de la Comisión Quinta, respectivamente.

Comisiones, casi listas

Honorio Henríquez, senador del Centro Democrático, aseguró que la conformación de las comisiones del Senado solo dependen de que se “ajuste un tema”, por lo que el martes o miércoles estarían instalándose.

Según dijo, la demora se ha dado debido a que esa corporación cambió bastante en su conformación “y hay que ver los perfiles de cada uno a la hora de integrar las comisiones”.

Entre tanto, el senador Carlos Motoa, de Cambio Radical, indicó que ”hubo problemas menores en las comisiones quinta, séptima y en la cuarta, inconvenientes con algunos nombres que las conformarían, pero yo creo que eso quedará solucionado esta semana y que el martes se votará la plancha”.

A su vez, Roy Barreras, congresista de la U, indicó que las trabas para la conformación de las comisiones se originaron en la “inexperiencia” del Centro Democrático que no conocía las reglas de distribución de esas instancias, “que son absolutamente matemáticas y son formales y entonces hizo unos acuerdos con sus partidos aliados, distribuyendo cupos y dignidades en las comisiones que no les correspondían y desordenó todo el mapa”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad