Escuchar este artículo

¿Qué le espera a Colombia si el correísmo vuelve al poder en Ecuador?, analista responde

Marzo 21, 2021 - 11:50 p. m. 2021-03-21 Por:
Olga Lucía Criollo / Editora de Poder
Felipe Rodríguez Moreno, analista ecuatoriano

Felipe Rodríguez Moreno, analista ecuatoriano.

Especial para El País

“Correa es un hombre con un ego enorme y pudo haber sido el mejor presidente de este país, pero los periodos prolongados con poder le quitaron la cordura y hoy es un personaje que tiene una necesidad absoluta de trascender, sin importar lo que pase, y ese es el gran peligro”.

Así dibuja el analista ecuatoriano Felipe Rodríguez Moreno al exmandatario que le dio vida al correísmo y quien se alista para gobernar en cuerpo ajeno si, como indican los resultados de la primera vuelta, el próximo 11 de abril Andrés Arauz es elegido presidente en el vecino país.

Rodríguez Moreno, catedrático de la Universidad Católica, fue el primer abogado en conseguir un proceso penal contra Rafael Correa, de quien asegura que en diciembre estaría de vuelta en Ecuador “manipulando el sistema de justicia”.

Y mientras esta semana arrancó la campaña para la segunda vuelta y la Vicefiscal colombiana viajó a Quito para entregar más archivos del ELN, el experto también le dijo a El País que “a Colombia le conviene que Ecuador no se vaya a lo que, dicen, sería el lado de Venezuela”.

Comenzó la campaña para la elección final y el candidato que quedó por fuera del balotaje, Yaku Pérez, insiste en que hubo fraude en el primer escrutinio. ¿Qué opina?

La denuncia de Pérez es que la gente que trabaja en el CNE es de Lasso, es decir, que él y el Partido Social Cristiano tienen el poder en el CNE. Sin embargo, creo que es muy difícil que Lasso le pueda ganar a Arauz, porque él representa al explotador del pueblo oprimido, que es la imagen que se le ha dado a los empresarios y la gente con dinero en este país, donde tenemos una división social e ideológica muy marcada desde el correísmo. Si el CNE realmente quisiera suprimir al correísmo, hubiese hecho fraude a favor de Yaku. La gran pregunta es por qué Lasso, si no es tan buen candidato, llega a la segunda vuelta, y la respuesta es la manipulación de las encuestas.

¿Cómo se percibe en su país que la Fiscalía de Colombia lleve pruebas de una supuesta relación del ELN y el ganador de la primera vuelta?

Como una estrategia política. Yo, que no tengo buena relación con el correísmo, soy de los que piensa que esta Fiscalía (ecuatoriana) ha sido un brazo político muy poderoso y lo veo como una maniobra política porque la forma de traer documentos de Colombia es a través de una asistencia penal internacional, conforme al artículo 27 de la convención de Nassau. Yo tengo que seguir un protocolo específico para que algo que es evidencia en Colombia pueda tener validez probatoria en Ecuador y ese camino no es una reunión entre fiscales. Por lo tanto, ¿qué podría pasar? Que desde la justicia se esté planificando dar un golpe electoral. Habrá que ver en qué sentido.

Lea también: Glifosato y cadena perpetua, los proyectos claves para Minjusticia este año

¿Y esa maniobra electoral sería desde Ecuador o desde Colombia?

Desde Ecuador, pero con el apoyo de Colombia, que no ha vivido la entrada del Socialismo del Siglo 21 que vivimos con Lula, Cristina, Evo, Correa, Chávez y con Maduro, porque la tendencia en Colombia ha sido más de derecha. Creo que hay una coordinación entre países para no permitir que los líderes del Socialismo del Siglo 21 vuelvan a apoderarse de la región, y a Colombia le conviene que Ecuador no se vaya a lo que, dicen, sería el lado de Venezuela. Yo no lo quiero, pero hay que ser objetivos: el correismo estuvo diez años en el poder y no nos llevó al lado de Venezuela. Lo cierto es que desde esa corriente se ha asumido que, a través del Gobierno colombiano, se está tratando de dar un golpe electoral en Ecuador.

"Arauz es el candidato de Rafael Correa y, si gana, todo lo que se ha hecho para descorreizar al Ecuador los últimos cuatro años se va a dar de baja"
Felipe Rodríguez,
analista radicado en Quito.

Siendo Arauz el delfín de Correa, ¿es inminente el regreso del correísmo al Gobierno ecuatoriano?

Lenin Moreno, que fue vicepresidente de Correa dos períodos, llegó al poder y se peleó con él, pero en la época del correísmo el sector público creció muchísimo. El correismo no ha salido del Gobierno de Lenin, solo existe otra tendencia. Evidentemente Arauz es el candidato de Correa y, si gana, todo lo que se ha hecho para descorreizar al Ecuador los últimos cuatro años se va a dar de baja: los nuevos funcionarios, nuestra Corte Constitucional, que como abogado digo que hoy es la mejor de la región.

¿Y no será que, como pasó con Moreno, Arauz se independiza de Correa cuando sea presidente?

Es posible. A Arauz le dicen lelo (tonto), pero es un tipo preparado. Dice que es de izquierda -y podría serlo, pero se graduó del colegio más caro de Quito y estudió universidad en Estados Unidos- y le falta mucha experiencia, pero tiene su propio bagaje, entonces no sé hasta qué punto va a ser el títere de alguien.

Le puede interesar: ¿Qué se sabe de la alianza de Dilian Francisca Toro con los exgobernadores?

¿Por qué esta vez los indígenas no protestaron airadamente cuando el CNE dejó por fuera de la segunda vuelta a su candidato Pérez?

La última vez que tuvimos una protesta de ellos, en octubre de 2019, fue salvaje lo que pasó en Quito. Los líderes de esa ala violenta son Jaime Vargas y Leonidas Iza, dos históricos que estuvieron en las primarias de los movimientos indígenas y perdieron con Pérez, por lo que hubo un fraccionamiento que ya no les permite ser un brazo de protesta con el músculo de antes. Hoy veo un movimiento indígena debilitado, que pudo haberse tomado las calles, porque son miles y normalmente cuando salen es imposible contenerlos, pero los que se han movido en las afueras del CNE no superan los 500, por lo que siento que se mueven en un ambiente de derrota.

El Consejo Nacional Electoral de Ecuador, una vez resuelto los recursos legales interpuestos, confirmó que Andrés Arauz y Guillermo Lasso están avalados para disputar la presidencia de este país.

Y dijo que no se va a inclinar por ningún bando para el 11 de abril...

Hay que recordar que Pérez fue uno de los perseguidos por el régimen de Correa. Inclusive su pareja, Manuela Picq, fue expulsada del Ecuador, violentando todos sus derechos humanos, así que él es un enemigo de Correa. El problema que tiene es que es el indígena más atractivo para obtener votos, pero el poder en la Asamblea Nacional, donde los movimientos indígenas obtuvieron la segunda fuerza, es de Vargas e Iza, entonces no creo que Pérez tenga capacidad de endosar votos, eso va a depender de los líderes que mueven las verdaderas masas indígenas.

Pero tampoco se irá con Lasso...

Pérez representa, y ese fue uno de sus fuertes, la lucha por la naturaleza y un cambio generacional importante que no representa a los otros. Y lo que me preocupa es que la gente más pobre, que es la que realmente pone Presidente, no ve al banquero con ojos de salvador sino como a quien debe pagarle intereses. Yo respeto a Guillermo Lasso, porque es un hombre que se hizo a sí mismo y ha trabajado duro, pero las divisiones sociales en el Ecuador están muy marcadas y no creo que mucha gente le vaya a dar el voto.

¿Pero entonces es de esperar que él trate de tender puentes no con Pérez sino con los otros indígenas?

Así es. Pero hay que pensar en algo importante: ¿a quién representa Yaku Pérez? A la izquierda. ¿A quién representa Arauz? A la izquierda. ¿A quién representa Lasso? A la derecha. Cuando el grupo de izquierda que votó por Yaku se queda sin él, le queda votar por la izquierda, entonces creo que esos votos, en su mayoría van a Arauz, no a Lasso.

Puede leer: Mininterior habla de las reformas que el Gobierno impulsa este periodo en el Congreso

¿Qué tan polarizada ha estado esta campaña presidencial?

La polarización es más brutal que nunca. La gente se sostiene por el odio y todo nace en la época del correísmo, cuando se da la denominación de ‘los pelucones’ y se empieza a atacar a la gente que tiene dinero y que anda en buenos autos, al punto que los Mercedes Benz o los BMW aparecen rayados en las calles. También, antes en el Ecuador había muchísimas empleadas domésticas internas, pero el correismo les hizo entender que eran tratadas como menos que animales y eso sacó a relucir diferencias y empoderó a la gente pobre a sentir odio hacia el patrón y el empresario.

¿Y esa división persiste?

Estamos tan divididos, digo yo, que fui el primer abogado en conseguir un proceso penal contra Rafael Correa y la primera prisión preventiva contra él, que si tú hablas a favor de un nombre del correismo, eres correista y todos los anticorreistas te odian y creen que te vendiste. Y si haces lo contrario, es porque odias a Correa. En Ecuador ya llegamos al punto de que pensamos que todo lo que es correismo es corrupción y enfermos mentales, y desde el correismo, que todo lo que es anticorreismo es opresión, es banca, es Estados Unidos metiendo mano. Tenemos familias completamente divididas por la política, universidades que han sido tachadas de correistas y otras de imperialistas. Yo creo que en el correismo y fuera del correismo hay gente repugnante y también gente maravillosa, pero hasta que no podamos ver eso, vamos a seguir siendo el país que somos, es decir, en camino al tercer mundo.

En la noche de este domingo se cumplió el segundo debate presidencial en el que se abordaron temas de economía, salud, seguridad, educación y política exterior.

Pero recuerde que, por la polarización, hasta Joe Biden, en EE. UU., fue señalado de castrochavista...

Lo que sucede en sus diferencias con las opiniones políticas de Trump es que Biden es mucho más respetuoso de la soberanía y de la no injerencia del imperio dentro de sus estados. Lo que ha hecho Biden es defender a cualquier persona que piense distinto, y yo estoy convencido de que, en la intimidad, Rafael Correa se burla de lo que fue Chávez y de Maduro. A Correa no lo quiero, pero no puedo negar que es brillante, y él debe darse cuenta de que cuando está sentado con alguien como Nicolás Maduro está sentado con una mula o una planta. Es decir, Correa se da cuenta que no es gente de muchas luces, pero que le dan un espaldarazo y un respaldo político que necesita. Ahí es cuando él juega a ser político y no académico. Un académico del nivel de Correa jamás se sentaría en la mesa con Maduro, pero un político con las pretensiones de Rafael Correa va a utilizar el poder de Venezuela para sus intereses.

¿O sea que, de llegar al poder a través de Arauz, Correa intentaría abrir en la región una línea de izquierda distinta a la de Maduro?

Creo que él quiere llevar la batuta en eso. Correa es un hombre con un ego enorme y pudo haber sido el mejor presidente de este país, pero los periodos prolongados con poder le quitaron la cordura y hoy es un personaje que tiene una necesidad absoluta de trascender, sin importar lo que pase, y ese es el gran peligro.

¿Y de paso aprovechará para limpiar sus cuentas con la justicia?

Sí y tiene bastantes cuentas con la justicia, pero también digo, como abogado, que al menos el 90 % de esas cuentas están tan mal armadas desde lo jurídico, que no va a ser difícil que pueda deshacerlas. En este país ha existido una desesperación tan grande por eliminar a Rafael Correa, que no han disparado bien y muchas veces lo han hecho con balas de salva, que suenan pero lo dejan intacto. Creo que ha sido un error gravísimo instaurar una política basada en la creación de un enemigo y en poner en marcha el aparato de justicia para destruirlo, en vez de olvidarnos de su existencia y empezar a construir un país.
Total, volveremos a tener a Correa de cuerpo presente en Ecuador...
Si gana Arauz y se posesiona el 24 de mayo, podríamos tener a Correa presente en Ecuador hasta diciembre, manipulando el sistema de justicia.

No deje de leer: Elecciones de 2022 se realizarán pese a pandemia: Registraduría

Obtén acceso total por $9.900/ trimestre Suscríbete aquí
VER COMENTARIOS