Petro y Robledo, ¿qué tan sólida es la 'reconciliación'?

Petro y Robledo, ¿qué tan sólida es la 'reconciliación'?

Agosto 13, 2018 - 11:50 p.m. Por:
Redacción de El País
Jorge Robledo y Gustavo Petro

Después de ocho años, los senadores Jorge Robledo, del Polo Democrático, y Gustavo Petro, de Colombia Humana, se encontraron para zanjar sus diferencias y unirse para hacer oposición.

Foto: Especial para El País

Ocho años, la dirección de un partido político y dos elecciones presidenciales, entre otras cosas, tuvieron separados a los hoy senadores Gustavo Petro y Jorge Robledo.

Por eso la fotografía en la que aparecen abrazados y sonrientes, y que circula desde domingo pasado en redes sociales, causó revuelo en el país.
“Construir lo nuevo. Oponernos a los que ya hiede de corrupción y de atraso. Los caminos hay que recorrerlos juntos”, escribió el excandidato presidencial en su cuenta en Twitter a las 8:46 del domingo.

Una hora antes, Robledo había sido más contundente con el texto que acompañó la fotografía en su red social: “En la tarde de hoy, en una conversación cordial, con @petrogustavo, @HOLLMANMORRIS y @alvaroargote coincidimos en las muchas razones que tenemos para oponernos al gobierno de @IvanDuque, en defensa del verdadero progreso del país. También analizamos las elecciones del 2019”.

Robledo y Petro hasta hace una semana se disputaban la vocería de la oposición en el Congreso de la República. ¿Por qué limar asperezas ahora y no hace un par de meses cuando lo que estaba en disputa era la Presidencia de la República, donde la izquierda tuvo alguna posibilidad de ganar?

El analista político Enrique Santos Molano sostuvo que el “apretón de manos y el acuerdo Petro Robledo significa que el movimiento progresista tiene vocación de gobierno”.

Mientras, Pedro Viveros, especialista en marketing político, dijo que este acercamiento no pudo darse antes porque Robledo también tenía aspiraciones presidenciales con su partido, el Polo Democrático, y necesitaba fijarse dentro del sector de oposición radical.

De los cinco senadores de la República que tiene el Polo Democrático, cuatro apoyaron a Gustavo Petro en su elección presidencial en mayo y junio pasado.

“Un visión del Gobierno Santos tenía el senador Robledo, y otra, Petro y sus aliados. Además, Santos los podía separar, pero no divorciarse en materia política de su gobierno”, precisó el especialista.

En el caso del Gobierno Duque —agregó—, son muchas más las cosas que los une para oponerse y menos cosas las que los dividen. “Es algo así: La oposición al uribismo está, para los dos, por encima de sus propios partidos”.

Sostuvo Viveros que esos nuevos acercamientos son necesarios para intentar ganar en las grandes capitales del país en las elecciones regionales del año venidero.

Este, consideró, sería el primer paso para intentar ganar el primer cargo del país: “Para ellos es mejor tener una izquierda unida para intentar llegar a la Presidencia en 2022”.

Y es que Robledo aseguró que se trató de una reunión cordial donde se analizó la situación del país y los proyectos que hasta ahora ha presentado el Ejecutivo en el Congreso.

Y aunque también se tocó el tema de las elecciones regionales del próximo año, no quedó nada definido porque será necesario que se reúna también la Alianza Verde, que hace parte declarada de la oposición al actual Ejecutivo.

El MOIR es la base política del Polo que acompaña al senador Jorge Robledo. Ellos hicieron campaña por el voto en blanco en la segunda vuelta presidencial.

Precisamente Iván Garzón, politólogo de la Universidad de La Sabana, cree que los motivos de esa unión son dos. El primero, las elecciones regionales, para las que se cocina una alianza entre progresistas y el sector del Polo que lidera Robledo.

“Así podrán tener candidatos que lleguen con más fuerza a ciertas plazas que puedan ser vitales para ellos porque la estrategia de Petro va a ser mantenerse en vigencia e intentar postularse a las presidenciales de 2022”, indicó.

El segundo punto, explicó el académico, es que el Estatuto de la Oposición implica cierta coordinación. “Hay un elemento de interés y necesidad de empezar a sumar esfuerzos para plantarle cara al Gobierno”.

Para Garzón, la izquierda suele ser muy prolija en discusiones y deliberaciones, pero la historia muestra que así como hablan mucho y buscan muchos canales de entendimiento, esas alianzas se disuelven muy fácil, por eso “hay que esperar a ver cuánto les dura el nuevo acercamiento”.

Las peleas

La rencilla más reciente entre Gustavo Petro y Jorge Robledo se dio en la pasada elección presidencial, cuando el segundo, pese a estar en la izquierda, decidió anunciar su voto en blanco y no por Petro, porque, según él, el país no necesitaba más polarización.

Robledo tampoco apoyó a Petro en su aspiración presidencial de 2010, cuando postuló su nombre por el Polo Democrático.

En 2017 Robledo criticó a Petro por apoyar la reelección de Santos. En su momento, el polista impulsó el proceso de paz, pero insistió en su oposición al Gobierno, hecho que no perdonó Petro.

Lea además: Las incertidumbres que rondan sobre la Consulta Anticorrupción

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad