Escuchar este artículo

Habla el hombre que denunció el 'Cartel de la mermelada' en el Congreso

Febrero 14, 2018 - 11:45 p. m. 2018-02-14 Por:
Jessica Villamil Muñoz - Reportera de El País
Ricardo Cifuentes

Ricardo Cifuentes, de la ONG Corporación Foro Ciudadano, denunció la compra y venta de votos en el Congreso de la República a cambio de dádivas.

Cortesía para El País

El abogado Ricardo Cifuentes, de la ONG Corporación Foro Ciudadano, estuvo a cargo de la denuncia que provocó que la Corte Suprema de Justicia abriera indagación preliminar contra 230 congresistas del país por un escándalo de corrupción denominado 'Cartel de la mermelada', o el supuesto mal manejo de los cupos indicativos.

Cifuentes y su compañero Eduardo Carmelo de la misma ONG, denunciaron en 2013 la existencia de una presunta “compra de votos” por parte del Gobierno para la aprobación de proyectos de ley relacionados con la paz y la reelección presidencial de Juan Manuel Santos.

Lea aquí: 'Varios congresistas del Valle, entre los 230 investigados por 'mermelada''.

Cifuentes habló con El País y contó de qué se trata la investigación y qué alcance podría tener el proceso.

¿En qué consiste la denuncia que puso ante la Corte Suprema de Justicia y que salpica a 230 congresistas por estar untados de ‘mermelada’?

Estamos denunciando (con Eduardo Carmelo) la práctica de aceptar cupos indicativos, nombramientos en el Ejecutivo a cambio del voto en los proyectos en los que el Gobierno tiene intereses. Lo que van a decir es que es una práctica que se viene haciendo hace muchos, muchos años y que ahí no hay problema.

¿Si es una práctica que se volvió paisaje, por qué dar esta pelea?

Yo soy defensor de derechos humanos y derechos colectivos. No estoy aspirando a ningún cargo de elección popular ni tengo ningún interés político. En 2013 recusé las comisiones primeras del Senado y de la Cámara que estaban votando la reforma y tenían impedimentos, conflicto de intereses, no lo aceptaron y los recusamos en las comisiones de ética; después de eso pusimos el denuncio que se enriqueció con una denuncia que presentó Ernesto Macías, que acumuló la Corte Suprema de Justicia.

"Creo que esta es una Corte seria, que ha cambiado, que es bastante firme. Si se tomaron el trabajo de sacar un listado de 230 personas es porque tienen de donde coger",
Ricardo Cifuentes,
abogado.

¿Cree que ese proceso prosperará?

La Corte es muy seria a la hora de abrir las investigaciones. Si resolvió abrir —porque además entiendo que hay nuevas pruebas del CTI— es evidente que se estaban cambiando favores políticos por votos, puede que sea una práctica que viene de hace muchos años, pero no puede seguir así. El congresista es elegido para que legisle y ejerza labores de control político no para que haya cohesión de una rama del poder sobre otro, eso es un delito. Entre otras cosas, concierto para delinquir, porque cuando un ministro se pone a repartir los cupos sabiendo que es a cambio de un voto, está delinquiendo. Ojalá se caigan los tales cupos indicativos que son creación de (presidente) Juan Manuel Santos, porque a los auxilios parlamentarios que se habían prohibido por la Constitución del 91, Santos les cambió el nombre.

¿Cómo funcionan los cupos indicativos?

Son cupos o cheques que se les dan a los congresistas cuando votan favorablemente los proyectos del Gobierno, eso es un soborno. Ellos jalonan proyectos para sus regiones, pero los recursos se terminan distribuyendo con alcaldías y gobernaciones y contratistas. Si el cupo era de cinco mil millones, termina llegando muy poquito a inversión del proyecto. Lo que le estamos pidiendo a la Corte es que le haga seguimiento a la plata.

¿Qué pruebas tiene usted para soportar su denuncia ante la Corte?

La Corte acumuló dos denuncias, la de Macías y la nuestra. Nosotros teníamos las denuncias que se han hecho públicas, que estaban comprando a los congresistas. Tenemos grabaciones en las que afirman que han sido presionados por los ministros en la votación de los proyectos y si no votan les quitan las cuotas o la participación que tienen en el Gobierno. Macías entregó pruebas del computador de Palacio Presidencial, manuscritos donde decían que ‘a fulano no lo han nombrado, que está molesto; le nombran a la persona y posteriormente vota’.

¿Y el hecho de que usted trabaje con el senador Ernesto Macías (del Centro Democrático) no da pie para que digan que esta denuncia sí tiene un tinte político?

No porque con Macías me acabé de conocer. Cuando yo denuncié en el 2013, no lo conocía. La Corte acumuló las dos denuncias y nos juntó. Además, quien abre la investigación en época electoral no soy yo, sino la Sala Penal de la Corte. A los que dicen que esto es una cosa política, que me digan cómo manipulé yo la Corte para que citara 20 días antes de elecciones.

¿Si la denuncia es de 2013, por qué están involucrados congresistas actuales en la lista de la Corte?


Porque fueron reelegidos. Yo no soy amigo de (el expresidente Álvaro) Uribe. Me molesta Uribe igual que Santos; yo soy un ciudadano hastiado de toda esta politiquería, de que se haya desinstitucionalizado el Estado, no podemos creer ni en los curas, ni en los jueces, ni en los policías, ni en los magistrados. Lo malo es que en este país el pacto social se rompió. No sé quiénes recibieron plata, lo que denuncié fue una práctica corrupta.

¿Usted no señaló a ninguno de los congresistas que está en esa lista?

Mencioné que en las comisiones primera de la Cámara y Senado estaban pasando proyectos a pupitrazo, ‘pedaliados’ por eso. Pero eso pasa en las comisiones Primera, Segunda y en todas. Es una práctica corrupta del Congreso. La Corte depura, estuvo cinco años en preliminar, donde adelantó investigaciones. Cuando abren y citan a la gente es porque tiene un dosier bastante grueso, hay investigaciones del CTI. A los congresistas no los llamaron a contestar tonterías.

Obtén acceso total por $4.700/ trimestre Suscríbete aquí
VER COMENTARIOS