Escuchar este artículo

El 'segundo aire' que la pandemia le ha dado al gobierno de Iván Duque

Abril 19, 2020 - 07:55 a. m. Por:
Colprensa / El País

Iván Duque, presidente de Colombia.

Colprensa - El País

La pandemia del coronavirus ha obligado al presidente Iván Duque a sacar la ‘casta’ de buen mandatario. Atrás han quedado los cuestionamientos de falta de liderazgo que se le hicieron a inicios de su mandato.

Hasta principios de año se hablaba de una gobernabilidad muy débil, en especial en el Congreso, en donde no tenía una coalición consolidada.

Un mes después de haber decretado la emergencia económica para adoptar más de 80 decretos con fuerza de ley para enfrentar la pandemia, con la curva de los contagios al parecer ya llegando al pico, con una infraestructura médica que se va ajustando para ser suficiente para atender a los miles de afectados y con un paquete de medidas económicas y sociales, el Mandatario tiene un mayor respaldo no solo en las encuestas, sino también en el Congreso de la República que en su mayoría le ha acompañado en la forma como ha enfrentado la contingencia.

Al respecto, el analista político Andrés Fandiño sostiene que “hay algo que ha mejorado el presidente Duque, es que ahora es mucho más comunicativo”, pero a la vez destaca que desde lo político su campo de acción puede haber mejorado “con la entrada de Cambio Radical y de algunos congresistas independientes, lo que significa que amplió el espectro de gobernabilidad”.

Precisamente, el partido del exvicepresidente Germán Vargas Lleras llegó a manejar el ministerio que tiene mayor responsabilidad en la pandemia, el de Salud, con el médico Fernando Ruiz, quien asumió el cargo en momentos en que el coronavirus empezaba a entrar al país y las medidas de control y prevención despuntaban.

Para el senador del Centro Democrátrico John Harold Suárez, la mayoría de los partidos han ido reconociendo la gestión del Jefe de Estado frente a la atención de la pandemia: “Empezó tímido pero se ha ido fortaleciendo”.

Lea también: Los detalles del 'pico y placa' que empezará a funcionar este lunes 20 de abril en Cali

Los únicos, según Suárez, que no han querido aceptar ese manejo acertado son los partidos de la oposición, “siguen en esa oposición a ultranza, no le veo razón de ser. Cualquiera puede ver que estamos en la catástrofe más grande y Colombia está haciendo un esfuerzo grande para enfrentar la pandemia”.

El analista político John Mario González sostiene que Duque, sin tener un gran liderazgo, sí ha mostrado que ha sabido enfrentar la crisis de esta coyuntura, “aunque en algunas ocasiones se ha visto que tomó decisiones tardías, la mayoría están en la dirección correcta. Se ha apegado a las circunstancias”.

El senador de Cambio Radical Carlos Fernando Motoa considera que el Primer Mandatario es el que ha mostrado ese liderazgo de la estrategia para enfrentar la pandemia, “él, y con excepción del Ministro de Salud, es el que se ha puesto al frente de explicar día a día las medidas”.

Una voz crítica en el Congreso frente a Duque es el expresidente de la Cámara, el liberal Alejandro Carlos Chacón, quien sostiene que ha actuado con libertad en la adopción de las medidas.

“Es muy fácil subir en las encuestas a punta de mercado y regalando dinero... estamos como en las mejoras épocas de Hugo Chávez o Nicolás Maduro en Venezuela, con la televisión a su disposición sin que nadie le diga nada a nivel nacional, tan solo rodeado con sus aúlicos”.

En el congreso

Por ahora, al Presidente parece que desde el Legislativo no le vendrán momentos complejos como los vividos al cierre de 2019. ¿La razón? No hay una agenda que se tenga que votar con urgencia. De ahí que sería tan solo hasta el segundo semestre cuando se vuelvan a discutir grandes reformas.

El Congreso, aunque ya comenzó a sesionar de manera virtual, parece que antes de mayo no estaría votando ninguna ley, porque no hay certidumbre sobre si lo que se aprueba realmente sería legal ante una revisión de la Corte Constitucional.

De ahí que el analista Fandiño sostiene que “no veo cerca una moción de censura contra algún ministro. La gobernabilidad es mucho más amplia, tiene más margen en el Congreso, tiene unos mejores aliados”.

Para el representante Chacón lo importante en esta época es que el Congreso no siga perdiendo su derecho al control político, incluso cuestionó una propuesta del partido de Gobierno, el Centro Democrático, el cual presentó una reforma constitucional que busca reducir el tamaño del Legislativo y con ello generar la revocatoria del mismo.

“Si quieren clausurar el Congreso de la República con el respaldo de algunos congresistas que se tornan serviles para propósitos ominosos, bienvenidos a la dictadura en Colombia… mal obran algunos congresistas al utilizar los canales institucionales para tramitar proyectos de acto legislativo que no corresponden a la compleja emergencia sanitaria que vivimos, pero que sí buscan socavar la democracia”, asevera el jefe liberal.

Para Chacón, si el partido de Gobierno quiere seguir con esa reforma, entonces debe pensar no solo en revocar al Congreso sino también al propio Jefe del Estado.

Pero lo cierto es que la iniciativa de reducir el tamaño del Legislativo tiene mucha aceptación entre la opinión pública e incluso entre algunos miembros de la clase política.

Valga recordar que en el 2002, cuando llegó a la Presidencia Álvaro Uribe Vélez ya había propuesto crear un congreso unicameral con cien miembros, lo que en su momento tuvo mucho respaldo.

El analista John Mario González sostiene que “en junio y julio volverán los viejos problemas, agravados con todo lo que discute ahora”, pero incluso considera que el Jefe de Estado podría dejar de depender políticamente mucho del Centro Democrático.

En ese sentido, Cambio Radical, el partido más reciente en apoyar la coalición de Gobierno, podría ser uno de esos beneficiados, pero en concepto del senador Motoa aún no es claro si este apoyo al presidente Duque como ya se ha evidenciado, sino que será solo cuando entren de lleno la discusión de las reformas en el Congreso.

Pero será la oposición la que pondrá en dificultades al presidente Iván Duque. “La oposición va a seguir, todo lo que pase en política tiene un cálculo”, expresa Fandiño.

Para Motoa, “la oposición mantiene la estrategia de atacar al Gobierno y desacreditarlo en temas de política pública, lo hacen con cualquier propuesta que ha lanzado, en lo que respecta a las políticas en materia de salud han sido más solidarios, en los demás rayan en el populismo”.

Y eso precisamente se vio el miércoles en el debate de la plenaria del Senado, en donde varios sectores de la oposición cuestionaron al Gobierno por su falta de acción en tomar medidas para evitar el contagio del coronavirus, por lo que se cuestionó que el sector de la salud y en particular los hospitales públicos sigan en crisis.

En general, por el momento, la suerte política del Mandatario parece haber cambiado a favor en medio de la compleja situación que se vive en el país por la crisis del coronavirus.

Para otros analistas, este buen momento de Duque también tiene que ver con el hecho de que la emergencia dejó en reposo una agenda política con asuntos importantes por resolver.

Propuesta de reforma

Una reforma constitucional que fue radicada por el uribismo el miércoles pasado busca reducir la cantidad de miembros en el Senado y la Cámara de Representantes.

El autor de la misma es el primer vicepresidente de la Cámara, Óscar Villamizar, del Centro Democrático, quien plantea en concreto que esa corporación pase de 171 a 106, de ellas 66 curules por circunscripciones fijas, 33 adicionales por cada millón de habitantes, siete especiales (tres para Farc, una afro, una indígena, una para el exterior y una para el candidato a la Vicepresidencia perdedor).

En el Senado plantea que se baje de 108 a 51 así: 47 circunscripciones nacionales, uno indígena, dos para Farc, uno para el candidato presidencial perdedor). Para un gran total de 157 congresistas.

Según Villamizar, “buscamos que con estos recursos se pueda hacer una inversión para reactivar la economía y hago un llamado al Gobierno Nacional para que nos reinventemos a empezar a trabajar con las nuevas tecnologías y lograr una mejor estabilidad en esta época digital”. La propuesta del representante además es que aplique desde 2022, cuando se elegirá el próximo Congreso.

La iniciativa generó polémica entre la clase política.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS