"El mensaje contra la corrupción es lo valioso de la Consulta": Paloma Valencia

"El mensaje contra la corrupción es lo valioso de la Consulta": Paloma Valencia

Agosto 24, 2018 - 11:50 p.m. Por:
Olga Lucía Criollo / reportera de El País 
Paloma Valencia, senadora del Centro Democrático.

Paloma Valencia, senadora del Centro Democrático.

Especial para El País

"Me parece que lo importante de la Consulta Anticorrupción, que en realidad no tiene temas que vayan a cambiar a Colombia, es el mensaje, que es mucho más poderoso que los temas que contiene”.

Así expresa la senadora Paloma Valencia el convencimiento que tiene para acudir mañana a las urnas. Sin embargo, la congresista del Centro Democrático también respalda al expresidente Álvaro Uribe en su decisión de decirle No al mecanismo de participación ciudadana que se estrenará mañana a nivel nacional.

“La Consulta hoy existe porque el Centro Democrático puso sus votos en el primero, en el segundo, en el tercero y en el cuarto debate”, sostiene en entrevista con El País, en la que también censura la actitud de la exsenadora por el Partido Verde y principal promotora de la iniciativa, Claudia López.

¿Usted va a votar Sí a la Consulta Anticorrupción?


Sí, la Consulta tiene muchos problemas en su texto, pero más importante es el mensaje que puede transmitir a quiénes están en el negocio de la corrupción. Se necesitan reformas estructurales que le cierren la puerta a los corruptos y eso es fundamental.

Pero en Twitter usó el hashtag #SinGastar300MilMillones para promocionar los proyectos que sobre el mismo tema le presentó el Gobierno al Congreso...


Esa es una crítica al costo de la Consulta. Creemos en las reformas del presidente Duque y esperamos que se puedan sacar, porque la opinión pública hoy tiene el ojo puesto sobre el tema de la corrupción y la presión de la opinión y de los medios de comunicación pueden obligar al Congreso de la República a votar favorablemente, más aún cuando tenemos un Presidente comprometido con el tema.

Si con los votos del Centro Democrático y de algunos sectores independientes logramos sacar adelante la Consulta Anticorrupción en el gobierno de Juan Manuel Santos y la ‘mermelada’, pues uno se hace la ilusión de que durante el Gobierno de Iván Duque, con su liderazgo y el del Centro Democrático, podremos sacar adelante más proyectos sobre esos temas.

¿Cómo explica que algunos miembros de su bancada, entre ellos el expresidente Uribe, hayan dicho en público que no apoyan la Consulta?

Hay algunos que la estamos apoyando y otros que no, pero creo que no se trata de un problema con la Consulta sino con su costo y con los problemas internos de la Consulta, de algunas de sus propuestas y el efecto que puedan tener, pero sobre todo de que cuando uno se alía en una causa política, pues resulta muy difícil defender la causa de la senadora Claudia López, que es la vocera más importante de la Consulta, cuando insulta al presidente Álvaro Uribe y a nuestro partido.

Si le parece un partido de corruptos, como lo ha dicho ya varias veces, para qué necesita el voto de los corruptos en su Consulta. En la política hay que tener no solamente buenas ideas sino también respeto por los aliados, que son fundamentales para sacarla.

Lea también: Este domingo se podrá hacer pedagogía sobre la Consulta Anticorrupción

Angélica Lozano, otra de las promotoras de la Consulta, dijo que en abril se reunió con Álvaro Uribe y con usted y que acordaron respaldarla si no se votaba en el Gobierno Santos ni en época de campaña para que no favoreciera a Sergio Fajardo...

Ella jamás se reunió con el presidente Uribe, se reunió conmigo, porque ellos no tenían los votos para sacar la Consulta Anticorrupción en la plenaria del Senado y necesitaban el Centro Democrático. El compromiso que hicimos fue para sacar esa Consulta del Congreso y el CD cumplió.

La Consulta hoy existe porque el Centro Democrático puso sus votos en el primero, en el segundo, en el tercero y en el cuarto debate. Por supuesto, dijimos que no fuera a ser utilizada durante el período de campaña en favor del doctor Fajardo, porque eso generaba un desequilibrio. Las razones por las cuales el presidente Uribe y muchos otros miembros del partido han decidido apoyar con más entusiasmo los proyectos del presidente Duque que la Consulta Anticorrupción se deben única y exclusivamente al maltrato personal del que han sido víctimas por parte de sus promotores.

¿A propósito, usted le cree a Claudia López cuando dice que la Consulta no tiene partido político?

¡Claro que tiene partido político! La utilizan para ponerse en un pedestal moral, diciendo que ellos son los únicos que combaten la corrupción, que todos los demás somos corruptos, pero además tienen el descaro de decir que necesitan el voto de los corruptos para sacar la Consulta. Eso ha dificultado mucho el paso de la Consulta y la vuelto muy difícil de vender. Imagínese, una promotora que dice que para las elecciones presidenciales hay que esconderle la cédula a las tías uribistas, pues esas mismas tías uribistas dicen que ya que les escondieron las cédulas para las elecciones presidenciales, siguen sin encontrarla para la Consulta.

En su opinión, ¿cuál es el punto más importante de los siete de la Consulta Anticorrupción?

El mensaje en contra de la corrupción, el mensaje en contra de la forma de hacer política y de la manera cómo se ha privatizado, pues la política ya no defiende intereses públicos sino privados.

¿Cuáles serían las mal redactadas?

Lo de la disminución del salario a los congresistas es muy importante que quede bien hecho, porque, como está, termina bajando los salarios de muchos funcionarios intermedios que tienen como patrón de referencia los salarios de los congresistas. Allí puede haber un daño colateral que no es aceptable.

Pero los promotores aseguran que solo será para los altos funcionarios. ¿La pregunta no está suficientemente clara, es desinformación o campaña sucia?

Pues a mí me lo han dicho varios funcionarios del Estado, con preocupación. Si el artículo hubiera quedado mejor redactado, diciendo que solo se disminuirán los salarios que estén por encima de los 25 salarios mínimos, no habría problema, porque evidentemente la intención es que solo los que están por encima de 25 salarios mínimos tengan rebaja.

¿Tiene otras observaciones?

¿Rendir cuentas de su asistencia a votación y gestión? Yo creo que todos rendimos cuentas, no hay una función más vigilada que la de los congresistas, entre otras cosas porque se reeligen cada cuatro años, lo que pasa es que dicen eso, pero usted va a ver el Partido Verde en los pocos días de Congreso que llevamos y nunca están al final de los debates, pero eso ya existe.

¿Y sobre la solicitud de declaración de renta a los congresistas?

Hoy no se presenta declaración, pero a usted lo hacen firmar un formato que es más exhaustivo, que es la declaración de ingresos y actividades económicas, lo que pasa es que tiene carácter privado y se necesitaría es volverlo público. ¿Tres períodos en corporaciones públicas? El partido está también defendiendo lo mismo, pero tengo mis dudas sobre si lo que uno quiere es más rotación o que la buena gente se quede.

Me parece que lo importante de la Consulta, que en realidad no tiene temas que vayan a cambiar a Colombia, es el mensaje, que es mucho más poderoso que los temas que contiene.

¿Y será que enviar ese mensaje justifica gastar 300.000 millones?

Yo creo que hay que revisar porqué las elecciones en este país cuestan tanto. En el caso de las consultas, lo que se me ocurre es que deberían poner mecanismos digitales para que la Registraduría reciba los votos y los escrute sin tener que poner mesas ni puntos de votación.

Yo creo que necesitamos una verdadera reforma sobre el proceso de mecanismos de participación y de elecciones porque las votaciones no pueden costar tanta planta ni parece aceptable que en Colombia se gaste tanta plata en ellas.

¿Son mejores los proyectos del Gobierno?

Sí, y faltan dos: la prohibición de pauta estatal, no podemos seguir teniendo un Estado que se dedica a pautar para ganarse a los medios de comunicación. También que las partidas presupuestales se debatan hasta el último centavo en el Congreso, con lo que se le quita a los ministros la posibilidad de negociar por debajo de la mesa con los congresistas. Los presentamos cuando Duque era senador y voy a volver a radicarlos.

Pero la coalición del Gobierno está muy frágil...

Esperaría que tengamos la posibilidad de hacerlo no solo con esos partidos, sino con algunas personas de esos partidos que no quieren quedarse montados en el barco de la vieja política. Duque representa la llegada de una nueva política y muchos congresistas que están en partidos tradicionalmente vinculados al mal manejo de la política tratarán de demostrar que sí tienen compromisos con la lucha anticorrupción.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad