El Congreso inicia hoy un nuevo ciclo, estos son sus desafíos

El Congreso inicia hoy un nuevo ciclo, estos son sus desafíos

Julio 19, 2018 - 11:30 p.m. Por:
Redacción de El País 
Congreso de la República JEP

A las 3:00 p.m. será instalado el Congreso de la República que fue elegido para legislar hasta el año 2020. El presidente Juan Manuel Santos será el encargado de liderar el acto protocolario.

Colprensa

Hoy no solo se posesiona el Congreso de la República que fue elegido el pasado 11 de marzo en las urnas por los colombianos para la vigencia 2018-2022.

También se estrena el Estatuto de la Oposición que le dará garantías a los partidos que hicieron su declaración formal como lo ordena la ley, y además llegan por primera vez diez integrantes de la antigua guerrilla de las Farc, ahora convertida en partido político (Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común).

La instalación de las sesiones ordinarias correspondientes al primer periodo de los próximos cuatro años la hará el actual presidente Juan Manuel Santos, quien dejará su cargo el próximo 7 de agosto.

La primera fuerza en el Senado, con 19 de un total de 108 escaños, es el partido Centro Democrático, fundado por el expresidente y senador Álvaro Uribe, y al cual pertenece el presidente electo.

En la Cámara, formada por 172 representantes, el Centro Democrático es la segunda bancada, con 32 curules, tres menos que el Partido Liberal.

En los dos casos, el uribismo deberá hacer alianza con sectores del centro y de la derecha, representados por los partidos Cambio Radical, Liberal y Conservador especialmente, que apoyaron a Duque en la segunda vuelta presidencial, para sacar adelante la agenda legislativa del nuevo jefe de Estado.

Lea también: Así quedó conformado oficialmente el Senado de la República

Sin embargo, lo más novedoso de este Congreso será la inédita presencia de cinco senadores e igual número de Representantes a la Cámara de la antigua guerrilla en virtud de lo pactado en el acuerdo de paz firmado en noviembre de 2016, que le garantiza una representación mínima por dos periodos legislativos, aunque no los gane en las urnas. Jesús Santrich, Iván Márquez y Byron Yepes, quienes hacían parte de las listas iniciales para ocupar esas dignidades, no tomarán posesión. En su lugar lo harán Israel Zúñiga (Benkos Biojó) y Carlos Alberto Carreño (Sergio Marín). En el caso de Santrich, aún no se define su reemplazo.

Otra de las novedades de este nuevo Congreso será la llegada de los excandidatos a la Presidencia y Vicepresidencia que ocuparon el segundo lugar en la contienda política (Gustavo Petro y Ángela María Robledo).

La Corporación que pasa de tener 268 a 280 integrantes emprende la tarea titánica de destrabar la implementación de la paz y consolidar su gobernabilidad.

Los verdes y otros sectores, en oposición

La bancada de la Alianza Verde, que tendrá 18 congresistas en la próxima legislatura, fue la primera en declararse en oposición consultiva y autónoma al gobierno del presidente Iván Duque.

La dirección nacional de esta organización decidió por unanimidad que su oposición será: “centrada, argumentada, propositiva, responsable, razonada y no tendrá la intención de obstruir ni de ser sectarios, sino de avanzar en el cumplimiento de la Constitución, los Acuerdos de Paz y la construcción de una sociedad y Estado sostenibles, modernos, eficientes e incluyentes”.

En el comunicado emitido, el presidente de la colectividad, Jorge Iván Ospina, expresó que su partido “no va a renunciar a ninguno de los derechos que da el Estatuto de la Oposición, como un 5 % más de financiación, el derecho a la réplica y al cubrimiento mediático de la misma”, entre otros derechos.

Horas después, un sector del Polo Democrático, la bancada de Farc, la Lista de la Decencia y los excandidatos a la Presidencia y Vicepresidencia por la Colombia Humana, se declaró en oposición.

“Tras los resultados de los comicios del 17 de junio nos sentimos con la inmensa responsabilidad de representar a mas de ocho millones de voluntades decididas a abandonar el actual modelo obsoleto, empobrecedor y feudal. Por eso nos declaramos en oposición al gobierno de Iván Duque, por considerar que sus intereses representan los intereses de los de siempre y su plan de gobierno es la antítesis de las ideas progresistas”, reza el comunicado.

Así mismo explican que solicitarán la personería jurídica para ser la bancada ‘de la esperanza’.

Definir gobernabilidad en el primer año

Consolidar una agenda legislativa será el primer reto en el Congreso de la República que enfrenta por primera vez en su historia una oposición, ya declarada, avalada por la Constitución Política, con garantías financieras, mediáticas y de acceso a información reservada.

Así lo considera Juan Manuel Charry, experto constitucionalista, quien además dice que los nuevos integrantes de la Corporación tendrán que sortear los desafíos que implica la llegada de diez exguerrilleros de una organización que se desmovilizó, pero que todavía no paga sus penas a través del sistema especial de justicia (JEP).

A eso se suma que, pese a que el presidente electo, Iván Duque, logró un apoyo importante durante elecciones, dos de esos partidos (Cambio Radical y La U) mostraron los ‘dientes’ al evidenciar que en cualquier momento, si no logran lo que buscan, podrán estar también en oposición.
“El Gobierno tendrá este primer año para consolidar una coalición porque está en discusión la gobernabilidad con partidos que amenazan con romper esa unidad.

Otro aspecto, asegura el jurista, es que este Congreso tendrá que aprender a trabajar sin cupos indicativos o “mermelada” como llaman otros.

“El presidente Duque fue claro en asegurar que en este gobierno la mermelada no funcionará. Así que tendrá que ver cómo establece una gobernabilidad sin la influencia en sus decisiones e iniciativas parlamentarias en el presupuesto nacional”, puntualizó el jurista.

¿Y la paz, qué?

Pese a que la implementación del Acuerdo de Paz logrado entre las Farc y el Gobierno Santos está andando, aún hay varios de los puntos del documento que no se convierten en ley para su ejecución.

Por eso, el senador Carlos Abraham Jiménez dice que lo primero que se tendrá que hacer en esta legislatura es definir a qué se le va a girar recursos para implementación y qué se va a revaluar, como lo anunció el presidente electo, Iván Duque.

Además, “el presidente Santos se colgó en muchos temas. Tenemos que definir las 16 curules en el Congreso para las víctimas, la ley de tierras, cómo se va a hacer la actualización del catastro”.

Pero no es lo único, explica el congresista, la Corporación tendrá que definir la financiación del programa Ser Pilo Paga y la Ley de Regalías.
La senadora de la Alianza Verde, Angélica Lozano, afirma que uno de los retos sobre el tema de la paz está en la implementación del desarrollo rural, con una política agraria que brinde acceso al crédito y acompañamiento a los productos de los campesinos y pequeños empresarios. También pone sobre la mesa el tema de la corrupción y dice que “el Congreso debe cortar el cordón” que lo une con ese flagelo y que “va a acabar con la democracia del país”.

Economía

El debate sobre una posible reforma tributaria, de pensión y de salud que se encendió desde la campaña electoral aún no se apaga. Es más, hay expertos que aseguran que aunque se trate de una decisión impopular, el nuevo Congreso tendrá que estudiar y avalar las reformas que plantea el gobierno porque son necesarias.

Sin embargo, Julio César Alonso, director del Centro de Investigaciones en Economía y Finanzas, Cienfi, cree que para sacar adelante esas reformas no habrá mayorías en el Congreso Es posible, asegura, que los proyectos se hagan a medias, como ha ocurrido con las reformas propuestas en los últimos tres periodos legislativos.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad