“Con delincuentes no se negocia, a estos se les captura y judicializa”: ministro Diego Molano

Julio 31, 2022 - 07:55 a. m. 2022-07-31 Por:
Colprensa
Diego Molano Aponte

Molano entrega un balance de la labor de la Fuerza Pública en materia de seguridad en el país, a pocos días de entregar su cargo.

Foto: Colprensa

A una semana de concluir el gobierno de Iván Duque, el Clan del Golfo continúa con su cruento Plan Pistola contra la Policía y ahora amenaza con un Paro Armado en Sucre, Bolívar, Córdoba, Antioquia y Cesar la próxima semana.

En entrevista con Colprensa, el ministro de Defensa, Diego Molano, sostiene que estas acciones tienen como objetivo posicionarse políticamente e imponer condiciones al nuevo Gobierno, y advierte de los riesgos de negociar con los grupos al margen de la ley.

Además, Molano entrega un balance de la labor de la Fuerza Pública en materia de seguridad en el país, a pocos días de entregar su cargo.

Ustedes han capturado y dado de baja a importantes cabecillas de varios grupos armados ilegales ¿Cuál es el balance de las Fuerzas en esta materia?
El Gobierno del presidente Duque y nuestras Fuerzas Militares han avanzado en neutralizar esas amenazas para Colombia que son los símbolos del mal. El presidente no encontró un país en paz después del acuerdo de La Habana, encontró seis grupos armados organizados, hoy quedan tres porque los Caparros, los Pelusos y los Puntilleros fueron desmantelados como grupos armados organizados.

Estos tres que quedan son las Disidencias de las Farc, el Clan del Golfo y por supuesto, el ELN. De las Disidencias quedaron fuera de circulación los que huyeron a Venezuela buscando protección del régimen y luego quedaron fuera de circulación como es el caso de ‘Gentil Duarte’, de ‘Romaña’ y del ‘Paisa’. En Colombia la última operación de ‘Iván Mordisco’ debilita y evita la refundación de las Farc.

Del ELN los tres cabecillas principales que quedan en Colombia de la Dirección Nacional fueron neutralizados alias ‘Uriel’, ‘Fabían’ y ‘Pirry’. Los demás están por fuera, en Venezuela, esperando poder regresar a Colombia porque saben que nuestra Fuerza Pública no se los permite.

Con relación al Clan del Golfo fue capturado y extraditado el principal cabecilla y peor narcotraficante: alias ‘Otoniel’, su hermana, y ‘Falcón’, su principal cabeza de finanzas, entre otros golpes.

Pero a pesar de estos grandes golpes, en los últimos días hemos visto, por ejemplo, cómo las Disidencias de las Farc grabaron un video amenazante frente a la alcaldía de Tibú. ¿Realmente quedaron debilitados estos grupos armados o están más fortalecidos de lo que nosotros creemos?
Son reductos que hacen acciones criminales con el fin de generar temor, pero cada vez en menor escala, o sea, son artefactos explosivos contra una estación de Policía, son un plan pistola contra un policía, pero ya no son las grandes campañas de ataques de tomas de pueblos y de terrorismo.

Ellos, inclusive, tienen menos de 1500 hombres en armas y redes de apoyo, por supuesto el grave reto, la amenaza que aún persiste en Colombia es que manejan el narcotráfico.

A pesar de que hicimos un esfuerzo muy grande en erradicar más de 380.000 hectáreas, en lograr destruir casi 20.000 laboratorios a lo largo de este año, e interceptar más de 2200 toneladas de cocaína, persiste ese negocio, especialmente porque utilizan la frontera de Venezuela con la protección del régimen para seguir desarrollando sus actividades de narcotráfico y por eso es tan importante la decisión de seguir combatiéndolos para acabarlos.

Hablando del Plan Pistola decretado por el Clan del Golfo, ¿qué es lo que está buscando ese grupo con esa estrategia?

Han iniciado estas acciones sicariales recientemente porque los tres cabecillas: alias ‘Gonzalito’, ‘Chiquito Malo’ y ‘Siopas’ están buscando disputarse ese mando criminal, desarrollando este tipo de actuaciones sicariales en retaliación a las ofensivas que tiene la Fuerza Pública y también para posicionarse políticamente para una futura negociación. Buscan imponer condiciones al nuevo Gobierno para buscar sometimiento, disminución de penas o algún tipo de indulto.

Colombia entera rechaza esa actividad y por el contrario nosotros estamos del lado de nuestros soldados y policías, del lado de los colombianos que han sido afectados por ellos y se mantiene la ofensiva en contra de ellos.

Para enfrentar lo que está sucediendo hemos capturado a 101 miembros del Clan del Golfo en las últimas cuatro semanas, 16 de ellos cabecillas. Fueron neutralizados 11, la mayoría de ellos responsables de estos ataques sicariales a nuestros policías e inclusive a los soldados.

Adicionalmente se dispuso y se ordenó la entrada de 1000 hombres más de nuestras Fuerzas Militares, 650 de nuestra infantería marina en las zonas de Montes de María y en las sabanas de Sucre. Adicionalmente casi 800 hombres de nuestra Policía para fortalecer cabeceras municipales, protección de estaciones de Policía y 200 de ellos dedicados a investigación y judicialización.

¿Qué información de inteligencia manejan sobre un posible Paro Armado del Clan del Golfo y qué medidas se van a tomar para evitarlo?

A partir de la información de inteligencia de nuestra Fuerza Pública hemos determinado que tienen esa intención para la próxima semana, por lo que se va a mantener ese despliegue con patrullajes conjuntos y protección de la comunidad.

Además, tenemos recompensas de hasta 10 millones de pesos por quien suministre información para evitar esos actos sicariales, y de 500 millones de pesos por los cabecillas.

El único objetivo de este paro es posicionarse políticamente e imponer condiciones al nuevo Gobierno tratando de mostrarse fuerte, pero nosotros los combatiremos hasta el 7 de agosto a las 3:00 de la tarde.

¿Cuál es el balance en materia de seguridad, teniendo en cuenta que a pesar de las cifras que se han mostrado en esta materia, los ciudadanos no se sienten seguros en las calles?

En materia de seguridad siempre nos hará falta. Hemos avanzado de una forma importante y hay unos buenos resultados este semestre gracias a tres cosas: Al proceso de transformación de la Policía, un nuevo régimen disciplinario y la Ley de Seguridad Ciudadana, además del incremento de pie de fuerza de la Policía.

Sin embargo, en seguridad siempre faltará, porque si hay un delito, si hay un homicidio, si hay un robo a los ciudadanos les duele mucho y frente a eso nosotros seguiremos trabajando hasta agosto. Hemos logrado materializar esos resultados, pero sabemos que hay muchos desafíos que aún permanecen como el microtráfico, el cual combatimos mediante el Plan 100.

El nuevo Gobierno ha hablado de un posible cese bilateral con los grupos armados. ¿Qué opina sobre esta propuesta?

Con los criminales no se negocia, a estos se les captura y se les judicializa.

Si el próximo gobierno lo plantea, ¿cree usted que sería viable hacer un cambio en la doctrina militar?
En lo que Colombia tiene que tener claridad es que tenemos unas Fuerzas Militares, un Ejército, una Fuerza Aérea con una doctrina construida a lo largo de los años que le puede decir a Colombia claramente y francamente que estas instituciones han sido parte de aquellos que nos dieron la libertad, parte de aquellas instituciones que garantizan la República que tenemos, que han sido respetuosos de la Constitución, que siempre han actuado con apego a la ley y a los Derechos Humanos, el Derecho Internacional Humanitario y así deberían seguir siendo apreciadas y valoradas por todos los colombianos.

VER COMENTARIOS