La guerra sin sentido

El mundo está expectante. La próxima semana será crucial para saber hasta dónde puede llegar el choque de las dos potencias económicas del planeta en las últimas décadas.