¿Y las disculpas?

¿Y las disculpas?

Septiembre 11, 2014 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

La renuncia de la representante Clara Rojas a la Comisión de Paz del Congreso no es una decisión tomada al azar.Demuestra una posición digna y equilibrada luego de las declaraciones de las Farc sobre su secuestro, en las que se niega su condición de víctima.Como si los seis años de secuestro, tener a su hijo en la selva y habérselo arrebatado no fueran suficientes razones para reconocerla como tal.Lo que esperan Clara Rojas, su familia, los representantes del Gobierno en los diálogos de La Habana y el país en general, es que las Farc aclaren lo escrito en su página oficial por una de sus integrantes y se disculpen con la congresista.A quien no le quedaba otro camino que separarse de la Comisión de Paz, donde no puede estar ahora que las Farc, con sus declaraciones la convierten de nuevo en objetivo de su violencia.

VER COMENTARIOS
Columnistas