Un problema sin fin

Un problema sin fin

Mayo 16, 2019 - 11:55 p.m. Por: Editorial .

Los bienes incautados al narcotráfico en Cali se han convertido en un dolor de cabeza para la ciudad.

Para que se defina su situación y se tomen decisiones sobre ellos pueden pasar años, tiempo durante el cual quedan abandonados, expuestos a ser invadidos y sin que nadie se haga cargo de su mantenimiento.

En la capital del Valle hay 3809 de esos bienes entre apartamentos, casas, lotes, locales o fincas, algunos a punto de colapsar por el deterioro, otros convertidos en basureros y unos más en manos de delincuentes.

Como ejemplo está el antiguo Club San Fernando, adquirido por la mafia e incautado por las autoridades, que ha estado envuelto en pleitos jurídicos y hoy es un lote abandonado sobre la Calle Quinta.

Peor es la situación de un predio ubicado cerca a la Estación Unidad Deportiva del MÍO en el que se han levantado cambuches y casas de guadua, hay negocios de compraventa y abunda el microtráfico según las denuncias ciudadanas, y las acciones para desalojarlo han sido infructuosas.

Por casos como esos es que se levantan voces pidiendo que la Sociedad de Activos Especiales agilice los procesos y tome decisiones sobre el futuro de esos bienes.

Entre las posibilidades debería estar la de traspasar algunos de ellos al Municipio para que les dé un uso productivo y le sirvan a la cultura, el deporte, el turismo o la educación.

Es preferible que esas propiedades beneficien a Cali, a que continúen siendo manchas para la ciudad y le traigan problemas imposibles de resolver.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
Columnistas